This image has an empty alt attribute; its file name is 485800-Heart-Disease-Facts-Statistics-and-You-1296x728-Header.pngShare on Pinterest
Ilustración por Ruth Basagoitia and Maya Chastain

La enfermedad cardíaca se refiere a una variedad de condiciones que afectan al corazón, desde infecciones hasta anomalías genéticas y enfermedades de los vasos sanguíneos.

La mayoría de las enfermedades cardíacas se pueden prevenir por medio de elecciones de estilo de vida saludables, aunque sigue siendo la amenaza número uno para la salud a nivel mundial.

Consulta las cifras detrás de esta afección, conoce los factores de riesgo y averigua cómo prevenir la enfermedad cardíaca.

La enfermedad cardíaca es responsable de la mayoría de las muertes en todo el mundo, para ambos, hombres y mujeres de todas las razas.

Desde 2018, 30.3 millones de adultos estadounidenses fueron diagnosticados con enfermedad cardíaca. Cada año, aproximadamente 647,000 estadounidenses mueren a causa de una enfermedad cardíaca, lo que la convierte en la principal causa de muerte en Estados Unidos. La enfermedad cardíaca: causa 1 de cada 4 muertes.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), aproximadamente cada 40 segundos un estadounidense tiene un ataque cardíaco. Cada año, 805,000 estadounidenses tienen un ataque cardíaco, 605,000 de los cuales lo sufren por primera vez.

Share on Pinterest
Infografía por Ruth Basagoitia y Maya Chastain

Aproximadamente 12 por ciento de las personas que tienen un ataque cardíaco morirán por esta causa.

La enfermedad de la arteria coronaria, un bloqueo de las arterias que suministran sangre al corazón, es el tipo de enfermedad cardíaca más común. La enfermedad coronaria afecta aproximadamente a 18.2 millones de estadounidenses de 20 años y más, y fue la causa de muerte de casi 366,000 en 2017.

La enfermedad cardíaca es la causa número uno de muerte para la mayoría de los grupos raciales y étnicos. En 2015, fue responsable de 23.7 por ciento de las muertes de personas blancas no hispanas y 23.5 por ciento de personas de raza negra (no hispanos).

En 2017, las tasas de muertes por enfermedad cardíaca en hombres de raza negra fueron de 202.8 muertes por cada 100,000 personas. Eso comparado con 274.5 muertes por cada 100,000 hombres blancos no hispanos. La tasa de muertes para las mujeres de raza negra (no hispanas) es 165.5 por cada 100,000, y para las mujeres de blancas no hispanas es 23.4 por cada 100,000.

La enfermedad cardíaca es la causa principal de muerte tanto para hombres como para mujeres. Las mujeres son tan propensas como los hombres a sufrir un ataque cardíaco.

No tantos hombres mueren por enfermedad cardíaca cada año como mujeres. Según la Asociación Americana del Corazón, 26 por ciento de las mujeres morirá en el término de un año después de un ataque cardíaco en comparación con el 19 por ciento de hombres.

Hacia los 5 años después de haber sufrido un ataque cardíaco, casi el 50 por ciento de las mujeres fallecen, desarrollan insuficiencia cardíaca o tienen un accidente cerebrovascular comparado con el 36 por ciento de los hombres.

¿Por qué sucede esto? Posiblemente se deba a que sus médicos diagnosticaron erróneamente su afección. O bien, las mujeres pueden ignorar o malinterpretar sus señales de ataque cardíaco, las cuales incluyen:

  • dolor o incomodidad en el pecho
  • dolor en la parte superior del cuerpo o molestia en los brazos, cuello o en la parte superior del estómago
  • aturdimiento o sudores fríos

De alguna forma, las mujeres tienen más probabilidad que los hombres de experimentar algunos otros síntomas comunes, particularmente:

  • dificultad para respirar
  • náusea o vómitos
  • dolor de espalda o mandíbula
Share on Pinterest
Infografía por Ruth Basagoitia y Maya Chastain

El sur de EE.UU. tiene una de las tasas más altas de muertes por enfermedad cardiovascular.

Como lo informaron los CDC, en 2018 los estados con las tasas más altas de muertes por enfermedad cardíaca fueron:

  • Oklahoma
  • Alabama
  • Mississippi
  • Arkansas
  • Louisiana
  • Tennessee
  • Kentucky
  • West Virginia
  • Michigan

Tener incluso un factor de riesgo aumenta tus posibilidades de tener una enfermedad cardíaca. Aproximadamente la mitad de todos los adultos tienen al menos uno de tres factores de riesgo principales: hipertensión, colesterol alto o fumar.

Estos son algunos de los riesgos de enfermedad cardíaca más comunes:

  • Hipertensión. La presión arterial alta, o hipertensión, ha sido reconocida por mucho tiempo como el factor de riesgo más importante para la enfermedad cardiovascular.
  • Colesterol alto. El colesterol extra puede acumularse en las paredes de las arterias y reducir el flujo sanguíneo hacia el corazón.
  • Diabetes. Los adultos con diabetes tienen de dos a cuatro veces más probabilidad de morir debido a una enfermedad cardíaca que las personas que no la tienen.
  • Depresión. Los adultos con un trastorno depresivo o síntomas de depresión tienen un riesgo 64 por ciento mayor de desarrollar enfermedad de las arterias coronarias.
  • Obesidad. Tener sobrepeso o ser obeso está relacionado con varios factores que aumentan el riesgo de la enfermedad cardiovascular, incluyendo diabetes e hipertensión arterial.

Ciertos comportamientos también te ponen en riesgo de enfermedad cardíaca. Estos incluyen:

  • Fumar. Fumar es una causa principal de enfermedad cardiovascular y causa aproximadamente 1 en 4 muertes por enfermedad cardíaca.
  • Tener una dieta deficiente. Una dieta con alto contenido de grasa, sal, azúcar y colesterol puede contribuir al desarrollo de la enfermedad cardíaca.
  • No hacer ejercicio. Aunque el ejercicio reduce el riesgo de la enfermedad cardíaca y muerte prematura, solo aproximadamente la mitad de los estadounidenses hacen la cantidad recomendada de actividad aeróbica.
  • Beber alcohol en exceso. El consumo excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca y muerte. Consumir alcohol en exceso puede dañar el corazón, incluso antes de que aparezcan síntomas.

La buena noticia es que la enfermedad cardíaca se puede prevenir. Controlar estos factores de riesgo puede reducir el riesgo de una persona de un ataque cardíaco y accidente cerebrovascular en más del 80 por ciento.

Sigue estos seis simples consejos para mantenerte saludable:

  • No consumas más de una a dos bebidas alcohólicas al día para los hombres y una bebida al día para las mujeres. Una bebida se define como 12 onzas de cerveza (una botella), 5 onzas de vino (una copa adecuada) y 1.5 onzas de alcohol (un shot adecuado).
  • Comer una dieta libre de grasas trans, baja en grasas saturadas, colesterol, sal y azúcar y alta en frutas frescas y vegetales, granos integrales, ácidos grasos omega 3 y chocolate negro.
  • Ejercitar a una intensidad moderada durante 30 minutos al día, 5 días a la semana.
  • Limitar el estrés. Intenta meditar, pasar tiempo con las personas que amas, dormir suficiente y buscar consejería, si la necesitas.
  • Dejar de fumar hoy mismo.
  • Trabaja con tu médico para controlar tu presión sanguínea, colesterol, diabetes y peso.

Según los CDC, el número de visitas a la sala de emergencias en 2017 por problemas relacionados con el corazón y los vasos sanguíneos fue de casi 5 millones. En 2016, 72 millones de personas visitaron a sus médicos por problemas relacionados con enfermedad cardíaca.

Share on Pinterest
Infografía por Ruth Basagoitia y Maya Chastain

Todas las visitas al médico y estadías en el hospital cuentan; sin mencionar el costo del tratamiento.

El costo por cuidar la enfermedad cardiovascular es de más de $351 mil millones al año. Casi $214 mil millones se pagan para atender a personas con enfermedad cardíaca, mientras que más de $137 mil millones se van a pérdida de productividad.

Un ataque cardíaco es una de las afecciones más costosas que se trata en los hospitales de EE.UU. Su atención cuesta un aproximado de $11.5 mil millones al año.

Para 2035, se proyecta que más del 45 por ciento de los estadounidenses tengan alguna forma de enfermedad cardiovascular. Se espera que el costo total de la enfermedad cardiovascular alcance $1.1 trillones en 2035, y que los costos médicos directos alcancen los $748.7 mil millones y los costos indirectos estimados alcancen $368 mil millones.

Lee el artículo en inglés.

Traducción al español por HolaDoctor.

Edición en español por Stella Miranda el 15 de septiembre de 2021.

Versión original en inglés actualizada el 16 de julio de 2020.

Última revisión médica en inglés realizada el 16 de julio de 2020.