Retiro de la ranitidina

En abril de 2020, la Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) solicitó que todas las formas de ranitidina (como el Zantac) con receta y de venta libre se retiraran del mercado de EE.UU. Esta recomendación se hizo debido a que se encontraron niveles inaceptables de N-nitrosodimetilamina (NDMA), un posible carcinógeno (químicos causantes de cáncer), en algunos productos de la ranitidina. Si te recetan ranitidina, habla con tu médico sobre las alternativas seguras antes de dejar el medicamento. Si estás tomando ranitidina de venta libre, deja de tomar el medicamento y habla con tu médico sobre las alternativas. En lugar de llevar los productos de ranitidina no usados a un lugar de devolución, deséchalos según las instrucciones del producto o sigue la guía de la FDA.

Healthline

Una úlcera esofágica es un tipo de úlcera péptica. Es una llaga dolorosa ubicada en el recubrimiento de la parte inferior del esófago, en la unión del esófago y el estómago. Tu esófago es el conducto que conecta tu garganta a tu estómago.

Las úlceras esofágicas usualmente se forman como resultado de una infección con una bacteria llamada Helicobacter pylori. También es causada por la erosión del ácido estomacal cuando se mueve hacia el esófago. En algunos casos, otras infecciones por hongos y virus también pueden causar úlceras esofágicas.

Una úlcera esofágica puede ser dolorosa. Afortunadamente, los medicamentos y los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a recuperarte de una úlcera esofágica.

El síntoma más común de una úlcera esofágica es el ardor de pecho. El dolor puede ser severo o leve. Otros síntomas de una úlcera esofágica incluyen:

  • náusea
  • indigestión
  • reflujo gástrico (acidez)
  • hinchazón
  • vómitos
  • falta de apetito
  • dolor al tragar
  • tos seca
  • sabor ácido en la boca

Sin embargo, algunas personas no experimentan ningún síntoma.

En el pasado, los médicos creían que las úlceras eran causadas por el estrés o los alimentos picantes. Ahora se sabe que esta no es la causa, aunque estos factores pueden agravar una úlcera existente.

Con más frecuencia, una úlcera esofágica es causada por una bacteria conocida como Helicobacter pylori o, abreviado, H. pylori. La bacteria daña el recubrimiento mucoso del esófago. Esto hace que el esófago sea más susceptible al daño por el ácido estomacal.

Una afección crónica conocida como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) también puede causar eventualmente una úlcera esofágica. Las personas con ERGE tienen reflujo gástrico frecuente.

El reflujo gástrico ocurre cuando el contenido del estómago regresa hacia el esófago. Esto puede suceder cuando el esfínter esofágico inferior (el músculo que se tensa para evitar que los alimentos en el estómago regresen) se debilita o daña, por lo que no cierra adecuadamente.

Las personas con ERGE experimentan reflujo gástrico más de dos veces a la semana.

Fumar, el consumo excesivo de alcohol y el uso frecuente de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno, también pueden dañar el recubrimiento mucoso del esófago y causar una úlcera. La genética también juega un papel.

Varias pastillas, como las de potasio, pueden causar irritación y úlcera esofágica, especialmente si se toman sin suficiente agua o al acostarse inmediatamente después de tomarla. Cuando tomas cualquier tipo de pastillas, es importante tragarlas con abundante agua.

En las personas con sistemas inmunitarios comprometidos, las úlceras esofágicas pueden ser causadas por otras infecciones bacterianas, fúngicas o virales, incluyendo:

  • VIH
  • crecimiento excesivo de cándida
  • virus del herpes simple
  • citomegalovirus

El tratamiento para una úlcera esofágica depende de la causa. Si tu úlcera es causada por una infección con H. pylori, por ejemplo, tu médico recetará antibióticos para matar las bacterias.

Si tu úlcera es causada por el uso de AINE, tu médico te indicará que dejes de tomarlos. Puede recetar un medicamento diferente para el dolor.

Tu médico puede indicarte que tomes bloqueadores del receptor H2 de venta libre como Pepcid para ayudar a reducir el ácido estomacal. También puede recetar un inhibidor de la bomba de protones (IBP) para proteger tu esófago y permitirle que sane.

Estos medicamentos actúan deteniendo la producción del ácido estomacal de manera diferente. Los IBP incluyen:

  • lansoprazol (Prevacid)
  • esomeprazol (Nexium)
  • pantoprazol (Protonix)
  • rabeprazol (Aciphex)
  • omeprazol (Prilosec)

Pon atención a las instrucciones de tu médico. Es posible que debas tomar un IBP por un período prolongado de tiempo. Es importante tomar todos los medicamentos según las indicaciones y terminar todos los antibióticos para que la úlcera tenga oportunidad de sanar por completo.

Dependiendo de la causa de tu úlcera, es posible que también necesites tomar medicamentos antifúngicos o antivirales.

Tus síntomas podrían desaparecer pocos días después de empezar el tratamiento. Incluso así, es importante continuar tomando tus medicamentos por el tiempo que tu médico lo indique. Asegúrate de tomar suficiente agua y permanecer erguido después de tragar cualquier pastilla.

Mientras tomas tus medicamentos, puedes acelerar tu recuperación al hacer unos simples cambios en tu estilo de vida. Entre ellos:

  • encontrar maneras de reducir el estrés, como hacer ejercicios o tomar clases de yoga
  • dormir adecuadamente
  • comer una dieta con alto contenido de frutas, vegetales y granos integrales, y alimentos poco procesados y con bajo contenido de azúcar
  • comidas en porciones más pequeñas con más frecuencia
  • masticar goma de mascar después de las comidas para ayudar a incrementar la saliva y evitar que el ácido llegue al esófago
  • permanecer erguido un par de horas después de comer
  • evitar el alcohol
  • tomar mucha agua
  • evitar fumar
  • perder peso, si tienes sobrepeso

Como parte de tu tratamiento, tu médico te puede recomendar cambios en la dieta. A pesar de la creencia popular, no es necesario seguir una dieta blanda o evitar totalmente los condimentos. En su lugar, se recomienda que consumas una dieta alta en fibra, frutas y verduras.

También deberías de evitar todo lo que empeore tus síntomas. Los síntomas empeoran con los alimentos que relajan el esfínter esofágico. Trata de llevar un diario de lo que comes para determinar qué alimentos activan tus síntomas. Esta información puede ayudarte a eliminar los alimentos que causan problemas.

Alimentos que debes comer

Se ha demostrado que las dietas altas en fibra son particularmente beneficiosas para las personas con úlceras. Es posible que consideres útil agregar estos alimentos a tu dieta:

  • avenas
  • granos integrales
  • legumbres
  • semillas de lino
  • nueces
  • frutas, como manzanas y bananas
  • verduras, como zanahorias, brócoli, camote (batata), espinaca y col rizada
  • proteína magra

Alimentos que debes evitar

Los alimentos que pueden empeorar tu reflujo gástrico pueden incluir:

  • café, té y otras bebidas con cafeína
  • sodas
  • chocolate
  • alcohol
  • menta
  • tomates
  • frutas cítricas
  • alimentos picantes
  • alimentos grasosos o fritos
  • cualquier alimento que identifiques como desencadenante

Las úlceras no tratadas pueden causar complicaciones graves, como una úlcera con hemorragia o una perforación esofágica (agujero en el esófago). También pueden causar cicatrices y estrechamiento del esófago. Comunícate con tu médico de inmediato si tienes los siguientes síntomas:

  • fiebre
  • escalofríos
  • ritmo cardíaco rápido
  • dificultad para respirar
  • vómito con sangre
  • dolor repentino en el pecho o dificultad para respirar

Sin embargo, el pronóstico es bueno si buscas tratamiento oportuno. Las úlceras esofágicas generalmente pueden tratarse con una combinación de antibióticos, medicamentos para reducir el ácido estomacal, dieta y cambios en el estilo de vida.

Leer el artículo en inglés.

.