La tretinoína es un medicamento que se usa para tratar el acné y la piel afectada por el sol. No puede borrar las arrugas profundas, pero puede ayudar a mejorar la apariencia de las arrugas superficiales, las líneas finas y las manchas oscuras.

La tretinoína también es conocida como ácido retinoico. Este es un nombre genérico para la vitamina A sintética. Se vende bajo muchas marcas diferentes. Retin-A es uno de esos nombres de marca, que no debería confundirse con retinol.

Veamos con más cuidado por qué tu médico podría recetarte tretinoína, cómo funciona en el acné y las arrugas, y qué necesitas saber antes de empezar el tratamiento.

La tretinoína es una crema o gel tópico de venta bajo receta. Se usa principalmente para tratar el acné, la piel dañada por el sol y las arrugas finas.

También puede sonar contradictorio, pero la tretinoína funciona irritando la piel. La tretinoína puede acelerar el ciclo de vida de las células de la piel. Las hace dividirse más rápido y morir más rápido, para que las células más nuevas, más saludables puedan tomar su lugar.

La tretinoína se vende bajo una diversidad de nombres de marca, incluyendo:

  • Altreno
  • Atralin
  • Avita
  • Refissa
  • Rejuva
  • Renova
  • Retin-A
  • Stieva
  • Tretin-X

También se usa como un ingrediente en productos combinados como:

  • Solage
  • Tri-Luma
  • Veltin
  • Ziana

Los retinoides son un grupo de compuestos derivados de la vitamina A. La tretinoína y el retinol caen bajo este grupo.

Tanto la tretinoína como el retinol son productos tópicos para el cuidado de la piel que pueden tratar las mismas afecciones. Ambos promueven la exfoliación rápida y la estimulación de colágeno y elastina, lo cual lleva a una piel de apariencia más suave. Pero no son exactamente iguales.

El retinol es:

  • una forma natural de la vitamina A
  • más suave y menos irritante a la piel sensible
  • disponible sin una receta médica
  • se encuentra en muchos cosméticos y productos para el cuidado de la piel de venta libre

La tretinoína es:

  • una versión sintética de la vitamina A
  • más fuerte que el retinol
  • solo está disponible con una receta médica
  • no es tan bien tolerada por la piel sensible

Si has probado el retinol, pero crees que no está funcionando, pregunta a tu médico si la tretinoína podría ayudar con los problemas de tu piel.

La tretinoína como un tratamiento tópico para la piel no es algo nuevo. Se ha usado para tratar el acné de leve a moderado por casi 50 años. Los productos de combinación de tretinoína algunas veces contienen ingredientes antibacteriales para el tratamiento del acné.

La investigación ha demostrado que la tretinoína es útil para:

  • reducir la inflamación asociada con el acné
  • prevenir la obstrucción folicular
  • exfoliar la piel

De acuerdo con un estudio de 2017, existen datos clínicos que muestran que los retinoides tópicos son altamente efectivos en el acné no inflamatorio e inflamatorio.

Usándola regularmente, la tretinoína puede ayudar a eliminar el acné existente, y reducir el número y gravedad de los brotes de acné.

Otra investigación sugiere que la tretinoína:

  • reduce la apariencia de las líneas finas y las arrugas
  • mejora la salud de la piel dañada por el sol
  • mejora la textura y tono de la piel
  • reduce la apariencia de las manchas oscuras

Habla con tu médico o dermatólogo sobre los detalles de la afección de tu piel. Pregunta sobre las diferentes opciones disponibles para ti.

Otras cosas que mencionar cuando hablas con tu médico son:

  • Embarazo. Todavía no ha habido suficientes estudios controlados para evaluar la seguridad de la tretinoína durante el embarazo. Si estás embarazada, o lo tienes planificado, discute los posibles daños y beneficios para que puedas tomar una decisión informada.
  • Lactancia. No está claro si la tretinoína puede pasar a través de la leche materna.
  • Exposición al sol. Dile a tu médico si tu trabajo requiere que pases mucho tiempo bajo el sol.
  • Medicamentos. Describe todos los medicamentos que estás tomando actualmente, incluyendo cualquier cosa que pongas en tu piel. Es importante que tu médico conozca si pudiera haber alguna interacción con la tretinoína.

Si tu médico o dermatólogo considera que la tretinoína es adecuada para ti, asegúrate de que sabes cómo debería usarse, cuánto tiempo se necesitará para saber si funciona y señales para dejar de usarla.

Antes de aplicar tretinoína, asegúrate de que tu cara esté limpia. Retira todo el maquillaje y lava tu cara. Sé cuidadoso. Lavarla y frotarla en exceso puede causar irritación.

Una vez que lavaste y secaste tu cara, espera de 20 a 30 minutos antes de aplicar tretinoína.

La tretinoína es solo para uso tópico. Ten cuidado de no colocarla en tus ojos, boca, nariz o membranas mucosas. Mientras usas la tretinoína, evita o minimiza la exposición a:

  • luz solar y lámparas solares
  • viento y frío extremo
  • jabones fuertes y productos para el cabello
  • cosméticos que tienden a secar la piel

Evita el contacto de la piel con cosas que pueden interactuar con el medicamento como:

  • alcohol
  • astringentes
  • limón
  • especias

Puedes notar que la tretinoína empieza a funcionar en 2 a 3 semanas, pero puede tomar 6 semanas o más experimentar el beneficio completo.

Si no ves mejora en 12 semanas, o si tienes una mejora significativa o si te preguntas si deberías empezar a usarla con menos frecuencia, habla con tu médico.

Recuerda, es posible que la tretinoína irrite tu piel un poco cuando la empieces a utilizar. En las primeras semanas de tratamiento, es normal tener una irritación, sequedad, descamación y picazón leve a moderada.

Estos efectos secundarios deberían reducirse a medida que tu piel se ajuste al medicamento.

Deja de usar la tretinoína y habla con tu médico si la irritación no mejora dentro de unas cuantas semanas, o si desarrollas:

  • irritación persistente o que empeora
  • ampollas, costras
  • hinchazón
  • enrojecimiento excesivo
  • cambio temporal en la pigmentación de la piel

La tretinoína puede ser una opción de tratamiento seguro y efectivo para el acné. También puede ayudar a reducir la apariencia de las arrugas superficiales y las manchas oscuras debido al daño por el sol.

Aunque puede irritar la piel al principio y es posible que no veas los resultados durante meses, puede ayudar a promover una piel más suave y sana.

Habla con tu médico o dermatólogo para saber si la tretinoína es una buena opción para ti.

Lee el artículo en inglés.