El cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) es la clase de cáncer de pulmón más común. Entre el 80 por ciento y el 85 por ciento de todos los casos de cáncer de pulmón son de este tipo.

En el pasado, todas las personas con CPNM solían recibir el mismo tratamiento. El cual podría haber incluido cirugía, radioterapia, quimioterapia o una combinación de estos tratamientos.

El cáncer es causado por cambios en los genes que controlan el crecimiento y división de las células. Estas mutaciones permiten que las células crezcan fuera de control para formar tumores.

Los investigadores descubrieron recientemente que ningún caso de cáncer de pulmón es igual. Las células cancerosas pueden relacionarse con una diversidad de mutaciones genéticas que ayudan a que los tumores crezcan.

Este descubrimiento llevó a la introducción de medicamentos dirigidos que tratan mutaciones genéticas específicas. Los tratamientos dirigidos bloquean las señales que ayudan a que ciertos tipos de cáncer de pulmón crezcan. Estos medicamentos mejoran la supervivencia de algunas personas cuyo cáncer de pulmón presenta cambios en los genes.

Consulta con tu médico sobre si deberías realizarte pruebas para mutaciones de genes del CPNM. Estas pruebas pueden ayudar a tu médico a encontrar el tratamiento correcto y predecir cómo podrías responder a esta terapia.

Para encontrar el tratamiento más efectivo, primero, tu médico tiene que obtener alguna información sobre tu cáncer.

El tipo de tumor

Los diferentes tipos de cáncer responden de manera diferente a los tratamientos. El CPNM se divide en tres tipos:

  • Adenocarcinoma. Empieza con células que producen mucosidad de los pulmones.
  • Células escamosas. El carcinoma empieza en las células que recubren las vías respiratorias.
  • Carcinoma macrocítico. Puede empezar en cualquier parte del pulmón. Con frecuencia crece rápidamente.

La etapa del cáncer y cuán agresivo es

El CPNM en etapa temprana no se ha propagado más allá del pulmón. La cirugía puede ser una opción para estos tumores.

Una vez que el cáncer se ha propagado fuera del pulmón, los tratamientos incluyen quimioterapia, terapia dirigida, inmunoterapia y radiación.

Algunos tipos de cáncer se propagan más rápido que otros. Necesitan diferentes clases de tratamientos.

Las mutaciones genéticas específicas de los tumores

Los genes mutados producen proteínas que ayudan a las células cancerosas a crecer. Los medicamentos dirigidos bloquean estas proteínas para evitar que las células cancerosas se propaguen. EGFR, KRAS y ALK se encuentran entre las mutaciones genéticas más comunes que los médicos examinan en el cáncer de pulmón.

Es importante que tu médico comprenda qué mutaciones genéticas se encuentran en tu tumor para elegir el tratamiento dirigido correcto.

Analizar una muestra de tejido de tu pulmón, y algunas veces los ganglios linfáticos alrededor de tus pulmones, puede proporcionar la información necesaria para guiar tu tratamiento. Tu médico extraerá este tejido con una aguja durante una biopsia.

Tu médico envía la muestra de tejido a un laboratorio para un análisis molecular. El laboratorio examinará si tu cáncer tiene mutaciones genéticas y otros biomarcadores. Saber qué biomarcador tienes puede ayudar a tu médico a personalizar tu tratamiento.

Tu médico también puede ordenar un examen de sangre para detectar las mutaciones EGFR.

Ciertas mutaciones de genes ayudan al cáncer de pulmón a crecer y propagarse. Si tu prueba resulta positiva para una de estas mutaciones, tu médico te puede dar un medicamento que se dirija específicamente a la mutación.

Las terapias dirigidas bloquean las vías que ayudan a que el CPNM crezca y se propague. Debido a que estos medicamentos se enfocan en tratar las anormalidades específicas que ayudan a los tumores a sobrevivir, son más efectivos contra el cáncer que los tratamientos tradicionales como la quimioterapia y la radioterapia.

Los medicamentos dirigidos también pueden tener menos efectos secundarios.

EGFR

Los receptores del factor de crecimiento epidérmico (EGRF, en inglés) son proteínas en la superficie de algunas células cancerosas. Estas ayudan a las células a crecer y dividirse. Una mutación en el gen EGFR activa estos receptores, que permiten que las células cancerosas crezcan más rápido.

Aproximadamente, 10 por ciento de las personas con CPNM y 50 por ciento de las personas con cáncer de pulmón que nunca han fumado tienen una mutación de EGFR, según estima el Memorial Sloan Kettering Cancer Center.

Los inhibidores de EGFR bloquean las señales de que el cáncer con la mutación EGFR necesita crecer. Este grupo de medicamentos incluye:

  • afatinib (Gilotrif)
  • dacomitinib (Vizimpro)
  • erlotinib (Tarceva)
  • gefitinib (Iressa)
  • necitumumab (Portrazza)
  • osimertinib (Tagrisso)

ALK

Aproximadamente el 5 por ciento de los casos de CPNM tiene un cambio en el gen linfoma quinasa anaplásico (ALK, en inglés). Si tienes una mutación de ALK, tu cáncer puede responder a uno de estos medicamentos:

  • alectinib (Alecensa)
  • brigatinib (Alunbrig)
  • ceritinib (Zykadia)
  • crizotinib (Xalkori)
  • lorlatinib (Lorbrena)

KRAS

La mutación de KRAS es una de las mutaciones de genes del cáncer de pulmón más comunes. Se encuentra en aproximadamente el 25 por ciento de los CPNM. Si tienes una de estas mutaciones, es posible que puedas probar un nuevo medicamento en un ensayo clínico.

MET y METex14

Este gen de transición mesenquimal-epitelial (MET, en inglés) está involucrado en la señalización de las vías que controlan el crecimiento, supervivencia y propagación de las células. La mutación METex14 es un tipo de mutación de MET que está relacionada con aproximadamente de 3 por ciento a 4 por ciento de los casos de CPNM.

Recientemente, la Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó la Capmatinib (Tabrecta) como un tratamiento dirigido para la mutación de METex14.

ROS1

Aproximadamente de 1 por ciento a 2 por ciento de los casos de CPNM tienen esta mutación genética. Usualmente, el cáncer que es positivo para ROS1 da negativo para las mutaciones de los genes ALK, KRAS y EGFR.

La mutación de ROS1 es similar a la mutación de ALK. Algunos de los mismos medicamentos tratan ambas mutaciones, incluyendo Xalkori y Lorbrena.

Otras mutaciones de genes

Algunas otras mutaciones de genes del CPNM tienen sus propios tratamientos dirigidos, incluyendo:

  • BRAF: dabrafenib (Tafinlar) y trametinib (Mekinist)
  • RET: selpercatinib (Retevmo)
  • NTRK: entrectinib (Rozlytrek) y larotrectinib (Vitrakvi)

Consulta con tu médico sobre si tu cáncer debe someterse a pruebas para detectar mutaciones genéticas. Los resultados de estas pruebas genéticas pueden ayudar a tu médico a encontrar el tratamiento dirigido que tenga más probabilidad de funcionar contra tu tipo específico de cáncer.

Usualmente, los tratamientos dirigidos también tienen menos efectos secundarios que la quimioterapia u otros tratamientos estándar.

Si un tratamiento no está disponible para tu mutación específica, puedes unirte a un ensayo clínico de un medicamento nuevo que esté bajo investigación.

Leer el artículo en inglés.