Los trastornos de la tiroides son comunes. De hecho, cerca del 12% de las personas experimentará una función tiroidea anormal en algún momento de su vida.

Las mujeres tienen ocho veces más probabilidades de desarrollar enfermedad tiroidea que los hombres. Además, los problemas de tiroides aumentan con la edad y pueden afectar a los adultos de manera distinta que a los niños.

En el nivel más básico, la hormona tiroidea es la encargada de coordinar la energía, el crecimiento y el metabolismo en el cuerpo.

Los problemas pueden presentarse cuando los niveles de esta hormona son demasiado altos o bajos.

El hipotiroidismo, o niveles bajos de la hormona tiroidea, hace que tu metabolismo sea más lento y disminuye el crecimiento o la reparación de muchas partes del cuerpo.

¿Qué es el hipotiroidismo?

La tiroides es una glándula pequeña con forma de mariposa ubicada en la parte delantera de la tráquea.

Si colocas los dedos en los costados de la manzana de Adán y tragas saliva, sentirás que la glándula de la tiroides se desliza debajo de tus dedos.

Esta libera la hormona tiroidea, que controla el crecimiento y el metabolismo de prácticamente todas las partes de tu cuerpo.

La glándula pituitaria, una pequeña glándula en medio de tu cabeza, monitorea tu fisiología y libera la hormona estimulante de la tiroides (TSH, en inglés). La TSH da la señal para que la glándula de la tiroides libere la hormona tiroidea.

A veces los niveles de TSH aumentan, pero la glándula tiroides no puede liberar más hormonas como respuesta. A esto se le conoce como hipotiroidismo primario, ya que el problema comienza en el nivel de la glándula tiroides.

Otras veces, los niveles de TSH disminuyen y la tiroides nunca recibe la señal para aumentar los niveles de la hormona tiroidea. A esto se le llama hipotiroidismo secundario.

El hipotiroidismo, o "bajo nivel de la hormona tiroidea", puede causar una variedad de signos y síntomas. Este artículo te ayudará a reconocer y entender estos efectos.

Estos son los 10 signos y síntomas comunes de hipotiroidismo.

1. Cansancio

Uno de los síntomas más comunes del hipotiroidismo es la fatiga. La hormona tiroidea controla el equilibrio de energía y puede influir tanto para una actividad física como para hacer una siesta.

Un ejemplo extremo, los animales que hibernan experimentan niveles bajos de la hormona de la tiroides para dormir por mucho tiempo.

La hormona tiroidea recibe señales desde el cerebro y coordina las células para cambiar sus funciones, dependiendo de lo que ocurre en tu cuerpo.

Las personas con niveles altos de la hormona tiroidea se sienten nerviosas e inquietas. Por el contrario, las personas con niveles bajos se sienten agotadas y aletargadas.

En un estudio, 138 adultos con hipotiroidismo experimentaron agotamiento físico y menor nivel de actividad. También informaron sentirse poco motivados y con cansancio mental.

Las personas con niveles bajos de la hormona se sienten inquietas, a pesar de que posiblemente están durmiendo más.

En otro estudio, el 50% de las personas con hipotiroidismo sentía cansancio constantemente, mientras que el 42% de las personas con bajo nivel de hormona tiroidea dijo que dormían más de lo que solían hacerlo.

Sentirse más somnoliento de lo normal sin explicación alguna podría ser un signo de hipotiroidismo.

Resumen: La hormona tiroidea es como un pedal del acelerador para la energía y el metabolismo. Los niveles bajos de la hormona tiroidea hacen que te sientas agotado.

2. Aumento de peso

El aumento de peso inexplicable es otro síntoma común del hipotiroidismo.

Los niveles bajos de la hormona tiroidea no solo harán que no quieras moverte, sino que darán la señal al hígado, músculos y tejido adiposo de almacenar las calorías.

Cuando los niveles de tiroides son bajos, el metabolismo cambia su función. En lugar de quemar calorías para el crecimiento y la actividad, la cantidad de energía que utilizas en reposo o tu tasa metabólica basal disminuye. Como resultado, tu cuerpo tiende a almacenar más calorías de tu dieta en forma de grasa.

Debido a esto, los niveles bajos de la hormona tiroidea pueden causar aumento de peso, incluso si no cambias la cantidad de calorías que consumes.

De hecho, en un estudio, las personas recién diagnosticadas con hipotiroidismo ganaron un promedio de 15 a 30 libras (7 a 14 kg) en el año transcurrido desde su diagnóstico.

Si sientes que estás aumentado de peso, primero considera si otros cambios en tu estilo de vida podrían explicarlo.

Si pareciera que aumentas de peso a pesar de una buena dieta y un plan de ejercicio, habla con tu médico. Podría ser un indicio de que algo más te está sucediendo.

Resumen: El hipotiroidismo le indica al cuerpo que coma más, almacene calorías y queme menos calorías. Esta combinación da lugar al aumento de peso.

3. Sentir frío

El calor es una consecuencia de la quema de calorías.

Por ejemplo, cuando te ejercitas ¿no sientes tu cuerpo caliente? Esto se debe a que estás quemando calorías.

Incluso cuando estás sentado, quemas una pequeña cantidad de calorías. Sin embargo, en casos de hipotiroidismo, tu tasa metabólica basal disminuye, reduciendo la cantidad de calor que generas.

Además, la hormona tiroidea convierte el termostato en grasa parda, que es un tipo de grasa especializada que genera calor. La grasa parda es importante para mantener el calor corporal en climas fríos, pero el hipotiroidismo impide que haga su trabajo.

Es por eso que los niveles bajos de la hormona tiroidea hacen que sientas más frío que otros a tu alrededor. Alrededor del 40% de las personas con niveles bajos se siente más sensible al frío de lo habitual.

Si eres de los que siempre quieren su habitación más caliente que la de las personas con las que vives y trabajas, no hay nada de qué preocuparse, así eres tú.

Pero si has notado que últimamente sufres cada vez más de frío, podría ser un signo de hipotiroidismo.

Resumen: Los niveles bajos de la hormona tiroidea ralentizan la producción del calor normal de tu cuerpo, lo que te hace friolento.

4. Debilidad y dolor en músculos y articulaciones

Los niveles bajos de la hormona tiroidea activan el cambio metabólico hacia catabolismo, que es cuando el cuerpo descompone los tejidos corporales como el músculo para obtener energía.

Durante el catabolismo, la fuerza muscular disminuye, lo que puede provocar sensaciones de debilidad. Y, el proceso de descomponer el tejido muscular también puede causar dolor.

Todos nos sentimos débiles de vez en cuando. Sin embargo, las personas con hipotiroidismo tienen el doble de posibilidades de sentirse más débiles de lo normal, comparado con personas saludables.

Además, el 34% de las personas con hipotiroidismo sufre de calambres musculares sin haber tenido actividad física recientemente.

Un estudio en 35 personas con esta afección mostró que reemplazar los niveles bajos de hormona tiroidea con una hormona tiroidea sintética llamada levotiroxina mejoró la fuerza muscular y disminuyó los dolores y las molestias, en comparación con ningún tratamiento.

Otro estudio mostró una mejora del 25% en la sensación de bienestar físico entre los pacientes que reciben reemplazo de tiroides.

Sentir debilidad y dolor después de una actividad extenuante es normal. Sin embargo, una debilidad o dolor nuevo, y sobre todo en aumento, es una buena razón para hacer una cita con tu médico.

Resumen: Los niveles bajos de hormona tiroidea hacen que tu metabolismo sea más lento y pueden causar una degradación muscular dolorosa.

5. Pérdida de cabello

Como muchas células, los folículos de cabello son regulados por la hormona de la tiroides.

Debido a que los folículos tienen células madre con una vida útil corta, son más sensibles a los niveles bajos de hormona tiroidea.

Los niveles bajo de esta hormona causan que los folículos capilares dejen de regenerarse, lo que resulta en la pérdida de cabello. Esto suele mejorar cuando se trate el problema de la tiroides.

En un estudio se encontró que alrededor del 25% al 30% de los pacientes que consultó a un especialista en pérdida de cabello tenía niveles bajos de hormona tiroidea. Esto aumentó al 40% en personas mayores de 40 años.

Además, otro estudio mostró que el hipotiroidismo puede causar engrosamiento del cabello en hasta el 10% de las personas con niveles bajos de hormona tiroidea.

Considera la posibilidad de hipotiroidismo si experimentas cambios inesperados en la cantidad o el patrón de pérdida de cabello, particularmente si tu cabello se vuelve más áspero o más grueso.

Otros problemas hormonales también pueden ocasionar pérdida de cabello inesperada. Tu médico puede ayudarte a determinar si tu pérdida de cabello es algo de qué preocuparse.

Resumen: Los niveles bajos de hormona tiroidea afectan a las células que se reproducen rápidamente, como los folículos pilosos. Esto puede causar pérdida y engrosamiento del cabello.

6. Piel reseca y con picazón

Al igual que los folículos pilosos, las células de la piel se caracterizan por una rápida renovación. Por lo tanto, también son sensibles a la pérdida de señales de crecimiento de la hormona tiroidea.

La piel puede tardar más en volver a regenerarse cuando se rompe el ciclo normal de renovación.

Esto significa que la capa externa de la piel ha durado más tiempo y, por lo tanto, ha acumulado daños. También significa que la piel muerta puede demorar más en desprenderse, y esto hace que la piel se sienta escamosa y seca.

Un estudio mostró que el 74% de las personas con hipotiroidismo informó tener piel reseca. Sin embargo, el 50% de los pacientes con niveles normales de la tiroides también informó tener piel reseca por otras causas, lo que dificulta saber si los problemas de tiroides fueron la causa.

Además, el estudio mostró que el 50% de las personas con hipotiroidismo dijo que su piel había empeorado durante el último año.

Los cambios en la piel que no pueden atribuirse a las alergias como la fiebre del heno o a nuevos productos pueden ser un signo más práctico de problemas de tiroides.

Finalmente, la causa del hipotiroidismo a veces es una enfermedad autoinmune. Esto puede afectar la piel, causando una condición cuyos síntomas son hinchazón y enrojecimiento conocida como mixedema. El mixedema es más específico a los problemas de tiroides que otras causas de piel reseca.

Resumen: El hipotiroidismo comúnmente causa piel reseca. Sin embargo, la mayoría de las personas con piel reseca no tienen hipotiroidismo. El mixedema es un sarpullido en un área en la piel que está enrojecida o inflamada, que es característico de los problemas de tiroides.

7. Sentimientos de tristeza o depresión

Existe una estrecha relación entre la tiroides y la depresión. Las razones de este vínculo son inciertas, pero podría ser un síntoma mental de una disminución general en la energía y la salud.

El 64% de las mujeres y el 57% de los hombres con hipotiroidismo reportaron tener sentimientos de depresión. Aproximadamente el mismo porcentaje de hombres y mujeres también experimentaron ansiedad.

En un estudio, el reemplazo de la hormona tiroidea disminuyó la depresión en pacientes con hipotiroidismo leve, en comparación con un placebo.

Otro estudio de mujeres jóvenes con hipotiroidismo leve mostró un aumento de los sentimientos de depresión, que también se relacionó con menor satisfacción en sus relaciones sexuales.

Además, las fluctuaciones hormonales después del parto son una causa común de hipotiroidismo, que podría contribuir a la depresión posparto.

Tener síntomas de depresión es una buena razón para hablar con un médico o terapeuta. Es posible que puedan ayudarte a sobrellevar la situación, independientemente de si la causa de la depresión es por problemas de tiroides o por algo más.

Resumen: El hipotiroidismo puede causar depresión y ansiedad. Se ha demostrado que estas afecciones mejoran con el reemplazo de la hormona tiroidea.

8. Dificultad para concentrarse o recordar

Muchos pacientes con hipotiroidismo se quejan de "confusión mental" y dificultad para concentrarse. La forma en que esta se presenta varía según la persona.

En un estudio, el 22% de las personas con niveles bajos de la hormona tiroidea reportó mayor dificultad para hacer cálculos matemáticos básicos, 36% reportó pensar más lentamente de lo habitual y 39% reportó tener mala memoria.

En otro estudio de 14 hombres y mujeres con hipotiroidismo sin tratamiento, los participantes mostraron dificultad para recordar indicaciones verbales.

Las causas de esto aún no se han acabado de comprender, pero las dificultades con la memoria mejoran al tratar los niveles bajos de hormona tiroidea.

Todos podemos tener dificultades con la memoria o la concentración, pero si son repentinas o graves, podrían ser una señal de hipotiroidismo.

Resumen: El hipotiroidismo puede causar confusión mental y dificultad para concentrarse. También puede afectar ciertos tipos de memoria.

9. Constipación

Los niveles bajos de hormona tiroidea frenan la función del colon.

Según un estudio, la constipación afecta al 17% de las personas con niveles bajos de la hormona, en comparación con el 10% de las personas con niveles normales.

En este estudio, el 20% de las personas con hipotiroidismo indicó que su constipación era cada vez peor, en comparación con solo el 6% de las personas con niveles normales.

Si bien la constipación es una queja común en pacientes con hipotiroidismo, no es común que la constipación sea el único síntoma o el más grave.

Si experimentas constipación, pero no tienes otros síntomas, prueba estos laxantes natural es antes de preocuparte por tu tiroides.

Si no te funcionan y tu constipación empeora, pasas varios días sin evacuar o comienzas a tener dolor de estómago o vómitos, busca atención médica.

Resumen: La mayoría de las personas que tienen constipación no padecen de hipotiroidismo. Sin embargo, si la constipación va acompañada de otros signos de hipotiroidismo, tu tiroides puede ser la causa.

10. Periodos abundantes o irregulares

El sangrado menstrual irregular y abundante está relacionado con el hipotiroidismo.

Un estudio mostró que aproximadamente el 40% de las mujeres con niveles bajos de hormona tiroidea tuvo cada vez más periodos irregulares o sangrados abundantes en el último año, en comparación con el 26% de las mujeres con niveles normales.

En otro estudio, el 30% de las mujeres con hipotiroidismo tuvo periodos irregulares y abundantes. Estas mujeres habían sido diagnosticadas con hipotiroidismo después de haberse hecho pruebas debido a otros síntomas.

La hormona tiroidea interactúa con otras hormonas que controlan el ciclo menstrual, así que, si los niveles de esta son anormales, sus señales pueden verse interrumpidas. Además, la hormona tiroidea afecta directamente los ovarios y el útero.

Hay varios problemas además del hipotiroidismo que pueden causar periodos abundantes o irregulares. Si tus periodos son irregulares o abundantes de tal manera que alteran tu estilo de vida, considera hablar con un ginecólogo antes de preocuparte por tu tiroides.

Tener periodos abundantes o ciclos irregulares que son peores de lo habitual podría ser señal de una afección médica, que incluye el hipotiroidismo. Lo mejor será que hables con un ginecólogo sobre estos síntomas.

En conclusión

El hipotiroidismo, o niveles bajos de hormona tiroidea, es un trastorno común.

Puede causar una variedad de síntomas, como fatiga, aumento de peso y sensación de frío. También puede causar problemas con el cabello, la piel, los músculos, la memoria o el estado de ánimo.

Es importante destacar que ninguno de estos problemas es exclusivo del hipotiroidismo.

Sin embargo, si experimentas varios de estos síntomas o empiezas a sentirlos, empeoran o se vuelven severos, consulta a tu médico para decidir si necesitas hacerte una prueba de hipotiroidismo.

La buena noticia es que el hipotiroidismo, por lo general, se puede tratar con medicamentos de bajo costo.

Si tus niveles de hormona tiroidea son bajos, un tratamiento sencillo podría mejorar enormemente tu calidad de vida.

Leer el artículo en Inglés