El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una afección que afecta los niveles hormonales de una mujer.

Las mujeres con SOP producen cantidades más altas de lo normal de hormonas masculinas. Este desequilibrio hormonal hace que se pierda la continuidad de los períodos menstruales y dificulta a una mujer quedar embarazada.

El SOP también causa crecimiento de vello en la cara y el cuerpo, así como calvicie. Y puede ser la causa de problemas de salud a largo plazo como diabetes y enfermedades cardíacas.

Las píldoras anticonceptivas y los medicamentos para la diabetes pueden ayudar a corregir el desequilibrio hormonal y mejorar los síntomas.

Sigue leyendo para conocer las causas del SOP y sus efectos en el cuerpo de una mujer.

El SOP es un problema con las hormonas que afecta a las mujeres durante sus años fértiles (de 15 a 44 años). Entre 2.2 por ciento y 26.7 por ciento de las mujeres en este grupo de edad tienen SOP.

Muchas mujeres tienen SOP, pero no lo saben. En un estudio, hasta el 70 por ciento de las mujeres con SOP no habían sido diagnosticadas.

Esta enfermedad afecta los ovarios de una mujer, los órganos reproductores que producen estrógeno y progesterona, hormonas encargadas de regular el ciclo menstrual. Los ovarios también producen una pequeña cantidad de hormonas masculinas llamadas andrógenos.

Los ovarios liberan óvulos para ser fertilizados por el esperma de un hombre. La liberación de un óvulo cada mes se llama ovulación.

La hormona foliculoestimulante (HF) y la hormona luteinizante (HL) son las encargadas de controlar la ovulación. La HF estimula al ovario para que produzca un folículo, un saco que contiene un óvulo, y luego la HL hace que el ovario libere un óvulo maduro.

El SOP es un “síndrome” o grupo de síntomas que afecta los ovarios y la ovulación. Sus tres características principales son:

  • quistes en los ovarios
  • niveles altos de hormonas masculinas
  • periodos irregulares o interrupción en los periodos

En el caso del SOP, muchos sacos pequeños llenos de líquido crecen dentro de los ovarios. El término “poliquístico” significa “muchos quistes”.

Estos sacos son en realidad folículos, cada uno con un óvulo inmaduro. Los óvulos nunca maduran lo suficiente como para desencadenar la ovulación.

La falta de ovulación altera los niveles de estrógeno, progesterona, HF y HL. Los niveles de estrógeno y progesterona son más bajos de lo habitual, mientras que los niveles de andrógenos son más altos de lo habitual.

Las hormonas masculinas adicionales interrumpen el ciclo menstrual, por lo que las mujeres con SOP tienen menos períodos de lo normal.

El SOP no es una afección nueva. El médico italiano Antonio Vallisneri describió por primera vez sus síntomas en el año 1720.

Los médicos no saben exactamente qué causa el SOP. Creen que los altos niveles de hormonas masculinas evitan que los ovarios produzcan hormonas y desarrollen óvulos normalmente.

Los genes, la resistencia a la insulina y la inflamación se han relacionado con el exceso de producción de andrógenos.

Genes

Los estudios demuestran que el SOP es hereditario.

Es probable que no sea un gen, sino muchos, los que contribuyan a la afección.

Resistencia a la insulina

Hasta el 70 por ciento de las mujeres con SOP sufren de resistencia a la insulina, esto significa que sus células no pueden usar la insulina adecuadamente.

La insulina, una hormona que produce el páncreas, ayuda al cuerpo a usar el azúcar de los alimentos para obtener energía.

Cuando las células no pueden usar la insulina adecuadamente, el cuerpo aumenta su demanda de insulina. El páncreas produce más insulina como compensación. La insulina adicional hace que los ovarios produzcan más hormonas masculinas.

La obesidad es una causa importante de resistencia a la insulina. Tanto la obesidad como la resistencia a la insulina pueden aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Inflamación

Las mujeres con SOP a menudo tienen mayores niveles de inflamación en su cuerpo. Tener sobrepeso también puede contribuir a la inflamación. Los estudios han relacionado una inflamación excesiva con niveles más altos de andrógenos.

Algunas mujeres comienzan a ver síntomas cerca del momento en que tienen su primer periodo. Otras descubren que tienen SOP cuando aumentan mucho de peso o por sus problemas para quedar embarazadas.

Los síntomas más comunes de SOP son:

  • Periodos irregulares. La falta de ovulación evita que el revestimiento uterino se desprenda con normalidad cada mes. Algunas mujeres con SOP tienen menos de ocho períodos al año.
  • Sangrado abundante. El revestimiento uterino se engrosa durante un período de tiempo más largo, por lo cual los periodos pueden ser más abundantes de lo normal.
  • Crecimiento de vello. Más del 70 por ciento de las mujeres con esta afección tienen vello en la cara y el cuerpo, incluso en la espalda, el abdomen y el pecho. El crecimiento excesivo de vello se llama hirsutismo.
  • Acné. Las hormonas masculinas pueden causar piel más grasa de lo normal y causar brotes en áreas como la cara, el pecho y la parte superior de la espalda.
  • Aumento de peso. Hasta el 80 por ciento de las mujeres con SOP tienen sobrepeso u obesidad.
  • Calvicie de patrón masculino. El cabello en el cuero cabelludo se adelgaza y se cae.
  • Oscurecimiento de la piel. Se pueden formar manchas oscuras de piel en los pliegues del cuerpo, como en el cuello, la ingle y debajo de los senos.
  • Dolor de cabeza. Los cambios hormonales pueden provocar dolor de cabeza en algunas mujeres.

Tener niveles de andrógenos más altos de lo normal puede afectar la fertilidad y otros aspectos de tu salud.

Infertilidad

Si quieres quedar embarazada, tienes que ovular. Las mujeres que no ovulan con regularidad no liberan los óvulos necesarios para ser fertilizados. El SOP es una de las principales causas de infertilidad en las mujeres.

Síndrome metabólico

Hasta el 80 por ciento de las mujeres con SOP tienen sobrepeso u obesidad. Tanto la obesidad como el SOP aumentan el riesgo de tener niveles altos de azúcar en la sangre, presión arterial alta, bajos niveles de colesterol HDL (“bueno”) y altos niveles de LDL (“malo”).

Estos factores en conjunto se denominan síndrome metabólico y aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y accidente cerebrovascular.

Apnea del sueño

Esta enfermedad provoca pausas repetidas en la respiración durante la noche, que interrumpen el sueño.

La apnea del sueño es más común en mujeres con sobrepeso, especialmente si también padecen de SOP. El riesgo de apnea del sueño es de 5 a 10 veces mayor en mujeres obesas con SOP que en aquellas sin esta afección.

Cáncer endometrial

El revestimiento uterino se desprende durante la ovulación. Si no ovulas todos los meses, el revestimiento puede engrosarse o acumularse.

Un revestimiento uterino engrosado puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio.

Depresión

Los cambios hormonales y síntomas, como el crecimiento no deseado del vello, pueden afectar negativamente tus emociones. Muchas mujeres con SOP terminan experimentando depresión y ansiedad.

Los médicos generalmente diagnostican SOP en mujeres que tienen al menos dos de estos tres síntomas:

  • niveles altos de andrógenos
  • ciclos menstruales irregulares
  • quistes en los ovarios

Tu médico también podría preguntarte si has tenido síntomas como acné, crecimiento de vello facial y corporal, y aumento de peso.

Un examen pélvico puede detectar cualquier problema con los ovarios u otras partes del tracto reproductivo. Durante esta prueba, el médico introduce uno o dos dedos cubiertos con guantes en la vagina y verifica si hay crecimientos en los ovarios o el útero.

Las pruebas de sangre verifican niveles de hormonas masculinas más altos de lo normal. También podrían hacer análisis de sangre para controlar los niveles de colesterol, insulina y triglicéridos y poder así evaluar el riesgo de afecciones relacionadas, como enfermedades cardíacas y diabetes.

Un ultrasonido usa ondas sonoras para buscar folículos anormales y otros problemas con los ovarios y el útero.

El SOP interrumpe el ciclo menstrual normal y hace que sea más difícil quedar embarazada. Entre el 70 por ciento y el 80 por ciento de las mujeres con SOP tienen problemas de fertilidad.

Esta afección también puede aumentar el riesgo de complicaciones durante el embarazo.

Las mujeres con SOP tienen el doble de probabilidades que las mujeres sin la enfermedad de dar a luz prematuramente. También corren un mayor riesgo de sufrir un aborto espontáneo, presión arterial alta y diabetes gestacional.

Sin embargo, las mujeres con SOP pueden quedar embarazadas usando tratamientos de fertilidad que mejoran la ovulación. Perder peso y disminuir los niveles de azúcar en la sangre puede mejorar las probabilidades de tener un embarazo saludable.

El tratamiento para SOP suele comenzar con cambios en el estilo de vida, como bajar de peso, dieta y ejercicio.

Perder tan solo del 5 por ciento al 10 por ciento del peso corporal puede ayudar a regular tu ciclo menstrual y mejorar los síntomas del SOP. La pérdida de peso también puede mejorar los niveles de colesterol, bajar los niveles de insulina y reducir los riesgos de enfermedades cardíacas y diabetes.

Cualquier dieta que ayude a perder peso puede ayudar a mejorar esta afección. Sin embargo, algunas dietas pueden tener ventajas sobre otras.

Los estudios que comparan las dietas para SOP han encontrado que aquellas bajas en carbohidratos son efectivas tanto para bajar de peso como para reducir los niveles de insulina. Una dieta de bajo índice glucémico (IG bajo) en la que la mayoría de los carbohidratos se obtienen de las frutas, vegetales y granos integrales ayuda a regular el ciclo menstrual mejor que una dieta de pérdida de peso regular.

Algunos estudios han encontrado que 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada al menos tres días a la semana pueden ayudar a las mujeres con SOP a perder peso. Perder peso con ejercicio también mejora la ovulación y los niveles de insulina.

El ejercicio beneficia aún más cuando se combina con una dieta saludable. La dieta más el ejercicio ayuda a perder más peso que cualquiera de las intervenciones por separado, y reduce el riesgo de desarrollar diabetes y enfermedades cardíacas.

Existe cierta evidencia de que la acupuntura puede ayudar a mejorar el SOP, pero hacen falta más estudios.

Las píldoras anticonceptivas y otros medicamentos pueden ayudar a regular el ciclo menstrual y tratar los síntomas del SOP, como el crecimiento del vello y el acné.

Anticonceptivos

Tomar estrógeno y progestina a diario puede restablecer el equilibrio hormonal normal, regular la ovulación, aliviar síntomas como el crecimiento excesivo de vello y proteger contra el cáncer de endometrio. La presentación de estas hormonas es en pastillas, parches o anillos vaginales.

Metformina

La metformina (Glucophage, Fortamet) es un medicamento para tratar la diabetes tipo 2. También trata el SOP al mejorar los niveles de insulina.

Un estudio encontró que tomar metformina junto con cambios en la dieta y el ejercicio acelera la pérdida de peso, disminuye el azúcar en la sangre y restablece el ciclo menstrual normal mejor que los cambios en la dieta y el ejercicio por separado.

Clomifeno

El clomifeno (Clomid) es un medicamento para la fertilidad que puede ayudar a las mujeres con SOP a quedar embarazadas. Sin embargo, aumenta la posibilidad de tener gemelos y otros nacimientos múltiples.

Medicamentos para depilación

Algunos tratamientos pueden ayudar a eliminar el vello no deseado o evitar que crezca. La crema de eflornitina (Vaniqa) es un medicamento con receta que ralentiza el crecimiento del vello. La depilación láser y la electrólisis pueden eliminar el vello no deseado en la cara y el cuerpo.

Cirugía

La cirugía puede ser una opción para mejorar la fertilidad si otros tratamientos no funcionan. La perforación ovárica es un procedimiento que hace pequeños orificios en el ovario con un láser o una aguja delgada y caliente para restaurar la ovulación normal.

Consulta con tu médico si:

  • Se han interrumpido tus periodos y no estás embarazada.
  • Tienes síntomas de SOP, como crecimiento de vello en la cara y el cuerpo.
  • Has estado intentando quedar embarazada durante más de 12 meses sin éxito.
  • Tienes síntomas de diabetes, como sed o hambre excesiva, visión borrosa o pérdida de peso inexplicable.

Si tienes SOP, planifica consultas regulares con tu médico de atención primaria. Necesitarás pruebas periódicas para detectar diabetes, presión arterial alta y otras posibles complicaciones.

El SOP puede interrumpir los ciclos menstruales y dificultar el quedar embarazada. Los niveles altos de hormonas masculinas también conducen a síntomas no deseados como el crecimiento del vello en la cara y el cuerpo.

Los cambios en el estilo de vida son los primeros tratamientos que los médicos recomiendan para tratar el SOP, y a menudo funcionan bien. La pérdida de peso puede tratar los síntomas del SOP y mejorar las probabilidades de quedar embarazada. La dieta y el ejercicio aeróbico son dos formas efectivas de perder peso.

Los medicamentos son una opción si los cambios en el estilo de vida no funcionan. Las píldoras anticonceptivas y la metformina pueden hacer que los ciclos menstruales sean más regulares y aliviar los síntomas del SOP.

Lee el artículo en inglés.