Las infecciones de los senos nasales tipicamente se resuelven sin tratamiento médico. Pero algunas cosas pueden ayudar a tu cuerpo a mejorarse, como tomar suficiente agua y hacer un lavado nasal.

Una infección de los senos nasales tiene síntomas similares a los de un resfriado común. La gran diferencia entre los dos es cuánto tiempo duran esos síntomas. Los síntomas de la sinusitis usualmente duran no más de 10 días. La sinusitis crónica puede durar 12 semanas o más.

Las infecciones de los senos nasales casi siempre mejoran solas. Los antibióticos no ayudarán con una infección de los senos nasales causada por un virus o una irritación causada por el aire, como el humo de segunda mano, pero existen algunas cosas que puedes hacer para tratar de acelerar el proceso de recuperación.

Para ayudar a eliminar el virus de tu cuerpo, asegúrate de hidratarte adecuadamente. Trata de tomar al menos 8 onzas de agua cada 2 horas.

Para atacar el virus, agrega a tus comidas alimentos que estimulen tu sistema inmunitario como ajo, jengibre y cebollas. Para usar el ajo de manera medicinal, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comer de 2 a 5 gramos de ajo fresco o tomar de 300 a 1,000 miligramos de extracto de ajo al día.

También puedes intentar tomar té de jengibre. Agrega miel pura para una estimulación adicional. La miel está llena de antioxidantes y tiene propiedades antibacterianas y antimicóticas.

Mantener tus senos nasales hidratados puede ayudar a aliviar la presión. A continuación, encontrarás algunos consejos para hidratar tus senos nasales:

  • Durante la noche, duerme con un humidificador en tu habitación para ayudar a aliviar los bloqueos nasales nocturnos.
  • Durante el día y antes de dormir, utiliza aerosoles nasales salinos naturales. Estos se pueden comprar en tu farmacia local y usarlos varias veces al día para ayudar a aliviar la congestión.
  • Expone tus senos nasales al vapor. Toma duchas calientes regularmente y respira el aire húmedo. También puedes llenar un tazón con agua hirviendo e inclinarte durante 10 minutos. Cubre tu cabeza y el tazón con una toalla gruesa. Mantén tu nariz 10 pulgadas sobre el agua.

El aceite de eucalipto puede ayudar a abrir los senos nasales y deshacerte de la mucosidad. Un estudio publicado en The Laryngoscope determinó que el ingrediente principal en el aceite de eucalipto, cineole, ayuda a las personas con sinusitis aguda a recuperarse más rápido.

Asegúrate de solo utilizar aceites esenciales de grado alimenticio. Frota una gota de cada aceite en el paladar de tu boca, luego toma un vaso con agua.

La irrigación nasal es un proceso popular para aliviar los síntomas de la sinusitis. De acuerdo con una investigación reciente, usar una olla neti con una solución salina puede eliminar algunos síntomas de la sinusitis crónica.

Sigue las indicaciones específicas de tu olla neti. A continuación, encontrarás las indicaciones generales:

  • Llena la olla con solución salina.
  • Inclina tu cabeza sobre el lavabo en un ángulo de 45 grados.
  • Inserta la boquilla de la olla en tu fosa nasal. Vierte cuidadosamente la solución salina en esa fosa nasal.
  • Repite el proceso con la otra fosa nasal.

Asegúrate de desinfectar tu olla neti después de cada uso. Solo utiliza agua destilada. El agua del lavabo puede tener contaminantes como bacterias o parásitos que podrían empeorar tu afección.

Aplicar calor húmedo puede ayudar a aliviar el dolor de los senos nasales. Coloca toallas tibias y húmedas alrededor de tu nariz, mejillas y ojos para aliviar el dolor facial. Esto también ayudará a despejar los conductos nasales desde el exterior.

Si los remedios caseros no te alivian, pide a tu farmacéutico que recomiende un tratamiento de venta libre. Los descongestionantes de venta libre, como la pseudoefedrina (Sudafed), pueden aliviar los síntomas de la sinusitis al estrechar los vasos nasales. Esto ayuda a reducir la inflamación e hinchazón. Esto puede mejorar el flujo de drenaje de los senos nasales.

El dolor causado por una acumulación de presión en los conductos nasales puede aliviarse con uno de los siguientes:

  • aspirina
  • acetaminofén (Tylenol)
  • ibuprofeno (Advil, Motrin)

Si la congestión nasal es ocasionada por una reacción alérgica, los antihistamínicos pueden ayudar a bloquear la inflamación.

Siempre sigue el consejo de los farmacéuticos y los lineamientos en el empaque cuando tomes medicamentos de venta libre.

Es posible que tu médico no recete antibióticos a menos que tengas sinusitis crónica, o si la infección de los senos nasales es bacteriana. Tu alergólogo o médico determinará si tu infección de los senos nasales es ocasionada por bacterias o un virus. Lo hará de esta manera:

  • preguntando sobre tus síntomas
  • realizando un examen físico
  • realizando un hisopado del interior de tu nariz

La amoxicilina (Amoxil) es un medicamento que comúnmente se receta para las infecciones de los senos nasales. La amoxicilina-clavulanato (Augmentin) suele recetarse para una infección bacteriana de los senos nasales. Dependiendo del tipo de antibiótico, pueden tomarse durante 3 a 28 días. Es importante tomar antibióticos durante el tiempo que indica el médico. No dejes de tomarlos antes de tiempo, aún si tus síntomas mejoran.

Se requiere tiempo para superar la sinusitis. Descansa mucho para ayudar a tu cuerpo a contrarrestar la infección.

Consulta con tu médico si tú o tu hijo tiene:

  • una temperatura más alta que 100.4°F (38°C)
  • síntomas que han durado más de 10 días
  • síntomas que empeoran
  • síntomas que no se alivian con medicamentos de venta libre
  • varias infecciones de los senos nasales durante el último año

Si tienes una infección de los senos nasales durante más de 8 semanas, o tienes más de cuatro infecciones de los senos nasales al año, es posible que tengas sinusitis crónica. Las causas comunes de una sinusitis crónica son:

  • alergias
  • tumores nasales
  • infecciones del tracto respiratorio

Una infección de los senos nasales ocurre cuando el tejido en los senos nasales se inflama. Esto causa una acumulación de mucosidad, dolor y molestia. Los senos nasales son bolsas llenas de aire en los huesos de la cara que forman la parte superior del tracto respiratorio. Estas bolsas van desde la nariz hasta la garganta.

Una infección de los senos nasales puede ser causada por cualquier cosa que evita que los senos nasales drenen, como:

  • resfriado común
  • fiebre del heno
  • exposición a alérgenos
  • rinitis no alérgica
  • cambios en la presión del aire

Los virus causan 9 de 10 infecciones de los senos nasales en adultos, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Para reducir tu riesgo de infección de los senos nasales:

  • Lava tus manos con frecuencia, especialmente después de estar en lugares concurridos, como el transporte público.
  • Mantente al día con las vacunas recomendadas.
  • Limita exponerte a personas con resfriados u otras infecciones respiratorias superiores, si es posible.
  • Evita fumar y exponerte al humo de segunda mano.
  • Utiliza un humidificador limpio para mantener la humedad del aire en tu casa.
  • Descansa suficiente si tienes resfriado para reducir tu riesgo de complicaciones, como sinusitis.

Los síntomas comunes de la sinusitis incluyen:

  • congestión nasal
  • pérdida de sentido del olfato
  • mucosidad que gotea de tu nariz hacia la garganta
  • secreción nasal verde
  • sensibilidad debajo de los ojos o en el puente de la nariz
  • dolor moderado a severo en la frente o sienes
  • tos
  • fatiga
  • fiebre
  • mal aliento o sabor desagradable en la boca

Las infecciones de los senos nasales son muy comunes. Los síntomas normalmente desaparecen solos en 10 días. Los medicamentos de venta libre y los remedios naturales pueden ayudar a aliviar tus síntomas. Si tus síntomas duran más de 10 días, habla con tu médico.

Lee el artículo en inglés.