Los dolores de estómago son tan comunes que todos los experimentamos en algún momento. Existen docenas de razones por las que podrías tener dolor de estómago. La mayoría de las causas no son graves y los síntomas pasan rápidamente. En general, no es necesario ir más allá de la cocina para encontrar una solución.

Share on Pinterest

Un bar es probablemente el último lugar en donde pensarías buscar alivio para las náuseas, pero muchas personas confían en cinco o seis gotas de bíter para cocteles mezclados en un vaso de tónica fría, soda o ginger ale.

Las marcas más comunes de amargos contienen una mezcla de hierbas como canela, hinojo, menta y jengibre. Estos ingredientes pueden ser el por qué ayudan a aliviar la náusea en algunas personas.

¿Deseas probarlos? Estos son algunos de nuestros favoritos:

  • Amargo de Angostura
  • Amargo de Peychaud
  • Agua Tónica Q
  • Club Soda Q

Share on Pinterest

Desde la antigüedad, las personas consideraron el jengibre como una cura para todo, desde dolor hasta náusea. No es solamente un cuento antiguo. Estudios han demostrado que el jengibre puede ser un tratamiento muy efectivo para algunas clases de molestias estomacales.

El jengibre es un antiinflamatorio natural que está disponible en muchas formas, todas pueden ayudar. El jengibre masticable y en suplementos es fácil de tomar, mientras otras personas lo prefieren como bebida. Prueba una ginger ale completamente natural o corta una raíz de jengibre fresco y prepara un té.

El jengibre viene en muchas formas. Elije:

  • Ginger Ale original Bruce Cost - Caja de 12
  • Raíz de jengibre fresco
  • Masticables de jengibre Chimes original, caja de 5 libras
  • Suplemento Ginger Force de New Chapter, 60 cápsulas blandas

Una buena taza de té de manzanilla puede ayudar a aliviar el dolor de una molestia estomacal, cuando actúa como un antiinflamatorio. Estas propiedades antiinflamatorias ayudan a tus músculos estomacales a relajarse, lo cual puede reducir el dolor de los calambres y espasmos.

Share on Pinterest

Todo padre de un niño sabe que la dieta de bananas, arroz, puré de manzana y pan tostado (BRAT, en inglés) calma una molestia estomacal. Puede ayudar con la náusea o la diarrea.

La dieta BRAT contiene alimentos bajos en fibra y altos en aglutinantes. Ninguno de estos alimentos contiene sal o especias, ingredientes que pueden agravar los síntomas. Esta dieta blanda es una buena opción para cuando sientes malestar, pero aun así debes comer algo. Prueba tostar bastante el pan; se cree que el pan quemado reduce la náusea.

Share on Pinterest

La menta frecuentemente se menciona como una solución útil para la náusea y la molestia estomacal debido a que el mentol en sus hojas es un analgésico natural.

Prueba:

  • hervir una taza de menta o té de menta
  • oler extracto de menta
  • chupar un caramelo de menta
  • masticar hojas de menta

Esto debería de reducir los dolores estomacales y aliviar la sensación de náusea.

Si lo puedes digerir, trata de tomar una cucharada de este condimento ácido que seguramente tienes en tu casa para neutralizar la molestia estomacal. ¿Es demasiado fuerte? Mezcla una cucharada con una taza de agua y una cucharada de miel y tómalo lentamente.

Los ácidos en el vinagre de sidra de manzana pueden mejorar la digestión del almidón, lo que permite que este llegue a los intestinos y mantenga saludables las bacterias en esa zona. Algunas personas toman una cucharada todos los días como una medida de prevención

Verás que una almohadilla térmica o una bolsa o botella de agua caliente es un alivio cuando te sientes enfermo, así que acurrúcate con tu manta térmica y relájate hasta que pasen los síntomas.

El calor en tu estómago te distraerá de cualquier cólico o dolor, y te puede ayudar a relajar tus músculos y reducir tus náuseas. Sin embargo, no lo dejes por mucho tiempo ya que puedes dañar tu piel por el uso excesivo.

¿No tienes una a mano? Pide una de estas:

  • Almohadilla térmica Sunbeam
  • Bolsa o botella de agua caliente clásica

Algunas veces, los problemas estomacales indican una afección más grave. Los vómitos prolongados te ponen en riesgo de deshidratación. Beber pequeños sorbos de agua te puede ayudar a evitar la deshidratación. Visita a un médico si tienes problemas para mantener el agua por más de seis horas. También deberás comunicarte con tu médico si experimentas náuseas o dolor estomacal y molestias por más de 48 horas.

Si observas que estás teniendo problemas estomacales consistentemente después de comer ciertos alimentos o realizar actividades específicas, habla con tu médico sobre tus síntomas en tu siguiente visita. Es posible que no sea nada, pero una visita rápida a tu médico familiar puede descartar la enfermedad de Crohn, una alergia a alimentos o cualquier otro problema.

Leer el artículo en Inglés.