Los relajantes musculares son medicamentos que se usan para tratar los espasmos musculares o la espasticidad muscular.

Los espasmos musculares o calambres son contracciones repentinas e involuntarias de un músculo o grupo de músculos. Pueden ser causados por demasiada tensión muscular y provocar dolor. Estos se relacionan con las afecciones como dolor de espalda baja, dolor de cuello y fibromialgia.

Por otro lado, la espasticidad muscular, es un espasmo muscular que causa dureza, rigidez o tensión que puede interferir con caminar, hablar o moverse normalmente. La espasticidad muscular es causada por lesiones a partes del cerebro o columna vertebral que están involucradas en el movimiento.

Las condiciones que pueden causar espasticidad muscular incluyen esclerosis múltiple (EM), parálisis cerebral y esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Los medicamentos con receta pueden ayudar a calmar el dolor y molestia de los espasmos y espasticidad muscular. Además, ciertos medicamentos de venta libre pueden usarse para tratar dolores y molestias relacionados con los espasmos musculares.

Los medicamentos con receta se dividen en dos grupos: antiespasmódicos y antiespásticos.

Los antiespasmódicos se usan para tratar los espasmos musculares; algunos como tizanidina, pueden usarse para tratar la espasticidad muscular. Los antiespásticos se usan para tratar la espasticidad muscular, pero no deberían usarse para tratar los espasmos musculares.

Antiespasmódicos: Relajantes musculares esqueléticos de acción central (SMR)

Los SMR con acción central se usan además del descanso y terapia física para ayudar a aliviar los espasmos musculares. Se cree que funcionan al causar un efecto sedativo o al evitar que tus nervios envíen señales de dolor a tu cerebro.

Solo deberías usar estos relajantes musculares hasta 2 o 3 veces por semana. La seguridad del uso a largo plazo todavía no se conoce.

Aunque los antiespasmódicos se pueden usar para tratar los espasmos musculares, no han demostrado funcionar mejor que los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o acetaminofeno. Además, tienen más efectos secundarios que los AINE o el acetaminofeno.

Los efectos secundarios más comunes de los SMR de acción central son:

  • somnolencia
  • mareos
  • dolor de cabeza
  • nerviosismo
  • orina rojiza-púrpura o anaranjada
  • presión sanguínea baja al ponerse de pie

Deberías consultar con tu médico acerca de los beneficios y riesgos de estos medicamentos para el tratamiento de tus espasmos musculares.

Lista de SMR con acción central

Nombre genéricoNombre de marcaFormaGenérico disponible
carisoprodolSomatableta
carisoprodol/aspirinano está disponibletableta
carisoprodol/aspirina/codeínano está disponibletableta
clorzoxazonaParafon Forte, Lorzonetableta
ciclobenzaprinaFexmid, Flexeril, Amrixtableta, cápsula de liberación prolongadasolo tableta
metaxalónSkelaxin, Metaxalltableta
metocarbamolRobaxintableta
orfenadrinaNorflextableta de liberación prolongada
tizanidinaZanaflextableta, cápsula

Antiespásticos

Los antiespásticos se usan para tratar la espasticidad muscular. No deberían usarse para tratar los espasmos musculares. Estos medicamentos incluyen:

Baclofeno. El baclofeno (Lioresal) se usa para aliviar la espasticidad causada por la EM. No está totalmente claro cómo funciona, pero parece bloquear las señales nerviosas de la columna vertebral que causan espasmos musculares. Los efectos secundarios pueden incluir somnolencia, mareos, debilidad y fatiga.

Dantroleno. El dantroleno (Dantrium) se utiliza para tratar los espasmos musculares causados por lesiones a la columna vertebral, accidentes cerebrovasculares, parálisis cerebral o EM. Funciona actuando directamente en el músculo esquelético para relajar el espasmo muscular. Los efectos secundarios pueden incluir somnolencia, mareos, aturdimiento y fatiga.

Diazepam. El diazepam (Valium) se usa para aliviar los espasmos musculares causados por la inflamación, trauma o espasticidad muscular. Funciona al incrementar la actividad de cierto neurotransmisor para disminuir la incidencia de los espasmos musculares. El diazepam es un sedante. Los efectos secundarios pueden incluir somnolencia, fatiga y debilidad muscular.

Lista de antiespásticos

Nombre genéricoNombre de marcaFormaGenérico disponible
baclofenoLioresal, Gablofen, Lioresaltableta, inyección
dantrolenoDantriumtableta
diazepamValiumsuspensión oral, tableta, inyección

Los relajantes musculares como carisoprodol y diazepam pueden causar dependencia. Asegúrate de tomar tus medicamentos exactamente como tu médico lo receta.

Los relajantes musculares también pueden causar síntomas de abstinencia, como convulsiones o alucinaciones (sentir cosas que no son reales). No dejes de tomar tu medicamento repentinamente, especialmente si lo has estado tomando por un tiempo prolongado.

Además, los relajantes musculares deprimen tu sistema nervioso central (SNC), lo que hace más difícil poner atención o permanecer atento. Mientras tomas un relajante muscular, evita las actividades que requieren agudeza mental o coordinación, como conducir o usar maquinaria pesada.

No deberías de tomar relajantes musculares con:

  • alcohol
  • medicamentos depresores del SNC como opioides o psicotrópicos
  • medicamentos para dormir
  • suplementos de hierbas como la hierba de San Juan

Consulta con tu médico sobre cómo puedes usar los relajantes musculares de manera segura si:

  • tienes más de 65 años de edad
  • tienes un problema mental o trastorno cerebral
  • tienes problemas hepáticos

Los médicos pueden usar ciertos medicamentos para tratar la espasticidad, incluso cuando los medicamentos no están aprobados para ese propósito por la Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). A estos se les llama medicamentos fuera de su uso indicado o aprobado (off-label).

Los siguientes medicamentos no son realmente relajantes musculares, pero todavía pueden ayudar a aliviar los síntomas de espasticidad.

Benzodiazepinas

Las benzodiazepinas son sedantes que pueden ayudar a relajar los músculos. Funcionan incrementando los efectos de ciertos neurotransmisores, los cuales son químicos que transmiten los mensajes entre tus células cerebrales.

Los ejemplos de las benzodiazepinas incluyen:

  • clonazepam (Klonopin)
  • lorazepam (Ativan)
  • alprazolam (Xanax)

Los efectos secundarios de las benzodiazepinas pueden incluir somnolencia y problemas con el equilibrio y la memoria. Estos medicamentos también pueden crear dependencia.

Clonidina

Se cree que la clonidina (Kapvay) actúa impidiendo que tus nervios envíen señales de dolor a tu cerebro o causar un efecto sedativo.

La clonidina no debería usarse con otros relajantes musculares. Tomarlos con medicamentos similares incrementa tu riesgo de efectos secundarios. Por ejemplo, tomar clonidina con tizanidina puede causar presión arterial muy baja.

La clonidina está disponible en versiones de marca y genérica.

Gabapentina

La gabapentina (Neurontin) es un medicamento usado comúnmente para aliviar las convulsiones. No se sabe totalmente cómo funciona la gabapentina para aliviar la espasticidad muscular. La gabapentina está disponible en versiones de marca y genérica.

El tratamiento de venta libre se recomienda como terapia de primera línea para los espasmos musculares causados por condiciones como dolor agudo de espalda baja o dolor de cabeza por tensión. Esto significa que deberías de probar los tratamientos de venta libre antes que los medicamentos con receta.

Las opciones de tratamiento de venta libre incluyen medicamentos AINE, acetaminofeno o una combinación de ambos. Tu médico o farmacéutico pueden ayudarte a elegir un tratamiento de venta libre.

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)

Los AINE actúan al impedir que tu cuerpo forme ciertas sustancias que causan inflamación y dolor. Los AINE están disponibles en versiones genéricas y de marca. Se venden usualmente sin receta médica. Las versiones más fuertes están disponibles con receta médica.

Los AINE vienen como tabletas orales, cápsulas o suspensiones. También vienen como tabletas masticables para niños. Los efectos secundarios de estos medicamentos pueden incluir molestia estomacal y mareos.

Ejemplos de los AINE incluyen:

  • ibuprofeno (Advil, Motrin)
  • naproxeno (Aleve)

Acetaminofeno

Se cree que el acetaminofeno (Tylenol) funciona al impedir que tu cuerpo produzca ciertas sustancias que causan dolor. Los AINE están disponibles en versiones genéricas y de marca. Vienen en tabletas orales y cápsulas de liberación inmediata y prolongada, tabletas que se desintegran por vía oral, tabletas masticables y soluciones orales.

Los efectos secundarios más comunes del acetaminofeno pueden incluir náuseas y molestias estomacales.

Con frecuencia tú mismo puedes controlar los espasmos musculares o los síntomas de espasticidad, pero en algunos casos, es posible que necesites consejo o atención médica. Asegúrate de llamar a tu médico si:

  • tienes espasticidad por primera vez y no conoces la causa
  • observas que la espasticidad se hace más grave, sucede con más frecuencia o dificulta que realices tus tareas
  • tienes espasmos musculares graves y frecuentes
  • observas deformidad de las partes de tu cuerpo afectadas por los espasmos musculares
  • tienes efectos secundarios por los relajantes musculares
  • tienes una “articulación congelada” debido a una contractura que disminuye tu rango de movimiento o causa llagas por presión
  • tienes más molestias o dolor

Consulta con tu médico

Es importante tratar la espasticidad y los espasmos musculares. La espasticidad grave a largo plazo puede causar contracturas musculares, que pueden reducir tu rango de movimiento o dejar tus articulaciones afectadas permanentemente torcidas. Además, los espasmos musculares no solo son incómodos, también pueden ser una señal de un problema médico subyacente.

Es probable que tus espasmos musculares o espasticidad se puedan tratar con descanso, fisioterapia, medicamentos o todo lo anterior. Trabaja con tu médico para implementar un plan de cuidados que pueda aliviar tu dolor y ayudar a que te muevas con facilidad nuevamente.

Q:

¿Puede el cannabis usarse para tratar la espasticidad o los espasmos musculares?

Paciente anónimo

A:

Sí, en algunos casos.

El cannabis, más comúnmente conocido como marihuana, es legal en ciertos estados para usos medicinales. El cannabis se usa para tratar algunas afecciones médicas como los espasmos musculares. Ayuda a aliviar los espasmos musculares al reducir el dolor y la inflamación.

El cannabis también se ha utilizado para tratar la espasticidad muscular debido a la esclerosis múltiple (EM). En muchos estudios de investigación, el cannabis ha demostrado ser efectivo solo y en combinación con otros tratamientos para reducir los síntomas de espasticidad muscular. Sin embargo, existe información limitada disponible sobre el uso de cannabis para la espasticidad muscular que no está relacionada con la EM.

Si te están tratando por EM y todavía tienes espasmos musculares o espasticidad, es posible que agregar cannabis te ayude. Consulta con tu médico si es buena opción para ti.

Deberías considerar ciertos factores. Los efectos secundarios más comunes del cannabis incluyen mareos, vómitos, infecciones del tracto urinario y recaída de EM. Además, se dispone de información limitada acerca de las interacciones del medicamento y otras advertencias de uso.

El equipo editorial de HealthlineLas respuestas del equipo editorial de Healthline representan las opiniones de nuestros expertos médicos. Todo el contenido es estrictamente informativo y no debe ser considerado consejo médico.
Healthline

Lee el artículo en inglés.