Alrededor de 1 de cada 7 personas en Estados Unidos vive con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) pero no lo sabe, según HIV.gov.

Descubrir su estatus serológico permite a las personas comenzar tratamientos que podrían prolongar su vida e impedir que sus parejas contraigan la infección.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que todas las personas entre los 13 y 64 años se hagan la prueba de VIH al menos una vez.

Es una buena idea que una persona se haga la prueba regularmente si:

  • ha tenido relaciones sexuales sin usar preservativo
  • tiene relaciones sexuales con varias parejas
  • se inyecta drogas

Hay un período silente o “de ventana” de 2 a 8 semanas después de la exposición al VIH en la que el sistema inmunitario comienza a producir anticuerpos contra el VIH. Muchas pruebas del VIH buscan estos anticuerpos.

Es posible obtener un resultado negativo en los primeros tres meses luego de haberse expuesto al VIH. Para confirmar un estatus de VIH negativo, es necesario hacerse la prueba de nuevo al final del período de tres meses.

Si alguien tiene síntomas o no está seguro de los resultados de su examen, debe buscar ayuda médica.

En el pasado, la única manera de hacerse la prueba del VIH era ir al consultorio médico, al hospital o al centro de salud comunitario. Ahora se cuenta con opciones para hacerse la prueba de VIH en la privacidad de tu propia casa.

Algunas pruebas de VIH, ya sea en casa o en un centro de salud, incluso pueden brindar resultados en 30 minutos. Estas se conocen como pruebas rápidas.

La prueba de VIH OraQuick In-Home es actualmente la única prueba rápida casera que la Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado. Se vende en línea y en las farmacias, pero es necesario tener al menos 17 años para comprarla.

Otra prueba rápida en casa aprobada por la FDA, llamada Home Access HIV-1 Test System, fue discontinuada por su fabricante en 2019.

Otras pruebas rápidas en casa están disponibles en EE.UU., pero no han sido aprobadas por la FDA. El uso de pruebas que no están aprobadas por la FDA puede ser riesgoso y no siempre brinda resultados precisos.

Pruebas fuera de Estados Unidos

Las pruebas rápidas de VIH que se han aprobado para realizar en el hogar fuera de EE.UU. incluyen:

  • Autoprueba de VIH Átomo. Esta prueba está disponible en Australia y ha sido aprobada por la Administración de Bienes Terapéuticos (TGA, por sus siglas en inglés), la agencia reguladora del país. Realiza la prueba del VIH en 15 minutos.
  • Autoprueba VIH. Esta prueba solo está disponible en algunas partes de Europa. Realiza la prueba del VIH en 15 a 20 minutos.
  • Autoprueba de VIH BioSure. Esta prueba solo está disponible en algunas partes de Europa. Realiza la prueba del VIH en alrededor de 15 minutos.
  • Autoprueba de VIH INSTI. Esta prueba se lanzó en los Países Bajos en 2017 y se puede comprar en todas partes, salvo en EE.UU. y Canadá. Promete resultados en 60 segundos.
  • Prueba de VIH Simplitude ByMe. Esta prueba se lanzó en julio de 2020 y está disponible en el Reino Unido y Alemania. Realiza la prueba del VIH en 15 minutos.

Estas pruebas en particular se basan en una muestra de sangre que se toma de la punta del dedo.

Ninguna de ellas ha sido aprobada por la FDA para su uso en EE.UU. Sin embargo, los kits de autoprueba de VIH, BioSure, INSTI y Simplitude ByMe llevan el marcado CE.

Si un producto tiene la marca de CE es porque cumple con las normas de seguridad, salud y medio ambiente establecidas por el Área Económica Europea (EEA, por sus siglas en inglés).

Un nuevo método de prueba

Un estudio de 2016 reportó una nueva opción de pruebas que puede proporcionar resultados de análisis de sangre en menos de 30 minutos usando una memoria USB y una gota de sangre. Es el resultado de un esfuerzo colaborativo del Imperial College London y la compañía tecnológica DNA Electronics.

Esta prueba aún no se ha lanzado al público en general ni ha sido aprobada por la FDA. Sin embargo, ha mostrado resultados prometedores en experimentos iniciales, con una precisión de prueba medida en alrededor del 95 por ciento.

Cada prueba en casa funciona un poco diferente.

Para la prueba de VIH OraQuick In-Home:

  • Frota el interior de la boca con un hisopo (hisopado bucal).
  • Coloca el hisopo en un tubo con una solución de revelado.

Los resultados están disponibles en 20 minutos. Si aparece una línea, la prueba es negativa. Dos líneas significan que una persona puede ser positiva. Es necesaria otra prueba realizada en un laboratorio comercial o clínico para confirmar un resultado positivo.

Encontrar un laboratorio autorizado confiable es importante para asegurar resultados precisos de las pruebas. Para encontrar un laboratorio para analizar una muestra de sangre en EE.UU., las personas pueden:

  • Visitar la página https://gettested.cdc.gov para ingresar su ubicación y encontrar un laboratorio o clínica cercana
  • Llamar al 1-800-232-4636 (1-800-CDC-INFO)

Estos recursos también pueden ayudar a las personas a hacerse la prueba de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), que también se conocen como infecciones de transmisión sexual (ITS).

Las pruebas en casa son una manera precisa de detectar el VIH. Sin embargo, pueden tardar más tiempo en detectar el virus después de la exposición que las pruebas realizadas en el consultorio del médico.

Los niveles de anticuerpos del VIH en la saliva son más bajos que los niveles de anticuerpos del VIH en sangre. Como resultado, la prueba de VIH OraQuick In-Home puede no detectar el VIH tan rápido como un análisis de sangre.

El VIH es mucho más fácil de manejar y tratar si se identifica de forma temprana y el tratamiento se inicia lo antes posible.

Las pruebas de VIH en casa permiten que las personas reciban resultados casi de inmediato — a veces en cuestión de minutos — sin tener que esperar una cita con un médico o tomarse un tiempo para ir a un laboratorio.

La identificación temprana es esencial para el éxito del tratamiento a largo plazo y la supervivencia con VIH.

Las pruebas en casa permiten a las personas saber si tienen el virus antes que cualquier otro método de prueba. Esto puede ayudar a limitar el efecto del virus en ellos y en otros a su alrededor.

La identificación temprana puede incluso proteger a personas que no conocen, ya que sus parejas sexuales podrían potencialmente contraer el VIH y luego transmitirlo a otros.

El tratamiento temprano puede suprimir el virus a niveles indetectables, lo que hace que el VIH no sea transmisible. Los CDC consideran que cualquier carga viral de menos de 200 copias por mililitro (mL) de sangre es indetectable.

Hay otras pruebas de VIH que se pueden comprar cómodamente en línea y llevarse a casa en la mayoría de los estados. Incluyen pruebas de Everlywell y LetsGetChecked.

A diferencia de las pruebas rápidas de VIH, estas no proporcionan resultados en el mismo día. Las muestras tienen que ser enviadas primero a un laboratorio. Sin embargo, los resultados deben estar disponibles en línea dentro de los cinco días hábiles.

Los profesionales médicos pueden explicar los resultados de la prueba y también discutir los siguientes pasos para las personas que han dado positivo.

La prueba de Everlywell utiliza sangre de la punta del dedo.

Los kits de prueba LetsGetChecked Home STD prueban múltiples enfermedades al mismo tiempo. Estas enfermedades incluyen el VIH, la sífilis, y con algunos kits, el virus del herpes simple. Estos kits de pruebas requieren una muestra de sangre y una muestra de orina.

En las primeras semanas después de que una persona ha contraído el VIH, puede notar síntomas similares a los de la gripe. Estos síntomas incluyen:

  • erupción cutánea
  • dolor en los músculos y las articulaciones
  • fiebre
  • dolor de cabeza
  • inflamación del cuello alrededor de los ganglios linfáticos
  • dolor de garganta

Durante las primeras etapas, que se conoce como infección primaria o infección aguda por VIH, puede ser mucho más fácil para una persona transmitir el VIH a otros.

Una persona debe considerar hacerse una prueba de VIH si experimenta estos síntomas después de las siguientes actividades:

  • tener relaciones sexuales sin la protección de un condón
  • inyectarse drogas
  • recibir una transfusión de sangre (poco frecuente) o ser un receptor de órganos

Si una persona obtiene un resultado negativo y han pasado más de tres meses desde que pudo haber estado expuesta, puede tener la seguridad de que no tiene VIH.

Si han pasado menos de tres meses desde la exposición, debería considerar hacerse otra prueba de VIH al final del período de tres meses para estar segura. Durante ese tiempo, es mejor que use condón durante el sexo y evite compartir agujas.

Si una persona tiene un resultado positivo, un laboratorio calificado debe volver a examinar la muestra para asegurarse de que no sea inexacta o para realizar otra prueba. Un resultado positivo en una prueba de seguimiento significa que una persona tiene VIH.

Se recomienda que las personas seropositivas consulten a un médico lo antes posible para discutir las opciones de tratamiento.

Un médico puede poner de inmediato a una persona con VIH bajo terapia antirretroviral. Se trata de medicación que ayuda a detener el avance del VIH y puede ayudar a prevenir la transmisión del virus a otras personas.

Es importante usar condones o protectores dentales con cualquier pareja sexual y abstenerse de compartir agujas mientras se esperan los resultados de las pruebas o hasta que el virus no se detecta en sangre.

Ver a un terapeuta o unirse a un grupo de apoyo, ya sea en persona o en línea, puede ayudar a una persona a lidiar con las emociones y los problemas de salud que conlleva un diagnóstico de VIH. Lidiar con el VIH puede ser estresante y difícil de discutir incluso con los amigos y familiares más cercanos.

Hablar en privado con un terapeuta o ser parte de una comunidad formada por otras personas con la misma afección puede ayudar a alguien a entender cómo llevar una vida saludable y activa después del diagnóstico.

Buscar ayuda adicional de profesionales médicos, como trabajadores sociales o consejeros a menudo asociados con clínicas de VIH, también puede ayudar a una persona a lidiar con problemas relacionados con el tratamiento. Estos profesionales pueden ayudar a afrontar las dificultades relacionadas con la programación, el transporte, las finanzas y más.

Productos que puedes probar

Los métodos de barrera, como los preservativos y las barreras dentales, pueden ayudar a prevenir la transmisión de enfermedades de transmisión sexual (ETS), también conocidas como infecciones de transmisión sexual (ITS).

Las personas pueden hacer pruebas para otras ETS, como la gonorrea y la clamidia, usando kits de pruebas caseras. Estas pruebas generalmente consisten en tomar una muestra de orina o un hisopado del área genital y llevarlo a un laboratorio para realizar pruebas.

Pruebas
  • Encuentra un centro de pruebas para analizar la muestra utilizando https://gettested.cdc.gov o llama al 1-800-232-4636 (1-800-CDC-INFO).
  • Espera los resultados.

La prueba debe repetirse si una persona recibió resultados negativos, pero está experimentando síntomas de ETS.

Otra opción es que un médico solicite otra prueba para asegurarse de que los resultados son precisos.

Lee el artículo en inglés.

Edición en español por Stella Miranda el 8 de junio de 2021.

Versión original actualizada el 25 de agosto de 2020.

Última revisión médica realizada el 13 de agosto de 2020.