Una prueba de azúcar en sangre es un procedimiento que mide la cantidad de azúcar, o glucosa, en tu sangre. Tu médico puede ordenar esta prueba para ayudar a diagnosticar diabetes. Las personas con diabetes también pueden usar esta prueba para controlar su afección.

Las pruebas de azúcar en la sangre proporcionan resultados inmediatos y te permiten saber lo siguiente:

  • tu dieta o rutina de ejercicio necesitan cambiar
  • cómo funcionan tus medicamentos o tratamientos para la diabetes
  • si tus niveles de azúcar en la sangre están altos o bajos
  • tus objetivos de tratamiento general para la diabetes son controlables

Tu médico también puede ordenar una prueba de azúcar en la sangre como parte de un chequeo de rutina. También puede determinar si tienes diabetes o prediabetes, una afección en donde tus niveles de azúcar en sangre son más altos de lo normal.

Tu riesgo de diabetes aumenta si se cumple alguno de los siguientes factores:

  • tienes 45 años o más
  • tienes sobrepeso
  • no haces mucho ejercicio
  • tienes presión arterial alta, triglicéridos altos o niveles bajos de colesterol bueno (HDL)
  • tienes historial de diabetes gestacional o parto de un bebé que pesó más de 9 libras
  • tienes historial de resistencia a la insulina
  • tienes historial de accidentes cerebrovasculares o hipertensión
  • eres asiático, africano, hispano, de las Islas del Pacífico o nativo americano
  • tienes antecedentes familiares de diabetes

Puedes controlar tus niveles de azúcar en la sangre en casa o en el consultorio del médico. Lee para saber más sobre las pruebas de azúcar en la sangre, para quiénes son y qué significan los resultados.

Tu médico puede ordenar una prueba de azúcar en la sangre para saber si tienes diabetes o prediabetes. La prueba medirá la cantidad de glucosa en tu sangre.

Tu cuerpo toma los carbohidratos que se encuentran en los alimentos como granos y frutas, y los convierte en glucosa. La glucosa, un tipo de azúcar, es una de las principales fuentes de energía del cuerpo.

Para las personas con diabetes, una prueba casera les ayuda a controlar sus niveles de azúcar en sangre. Realizar una prueba de azúcar en sangre puede ayudar a determinar tu nivel de azúcar en sangre para saber si necesitas ajustar tu dieta, ejercicios o medicamentos para la diabetes.

El azúcar baja en la sangre (hipoglucemia) puede causar convulsiones o coma si se deja sin tratar. El azúcar alta en la sangre (hiperglucemia) puede causar cetoacidosis, una afección mortal que a menudo es una preocupación para las personas que tienen diabetes tipo 1.

La cetoacidosis ocurre cuando tu cuerpo empieza a usar solo la grasa como combustible. La hiperglucemia por un período prolongado puede aumentar tu riesgo de neuropatía (daño nervioso), junto con enfermedades del corazón, riñón y ojos.

Una prueba de azúcar en la sangre tiene riesgo bajo, ningún riesgo o efectos secundarios.

Puedes sentir dolor, inflamación y hematomas en el lugar de la punción, especialmente si te extraen sangre de una vena. Esto debería de desaparecer en un día.

Puedes realizarte una prueba de azúcar en la sangre de dos maneras. Las personas que están controlando o monitoreando su diabetes pinchan su dedo usando un glucómetro para realizar pruebas diarias. El otro método es extraer sangre.

Las muestras de sangre generalmente se usan para detectar la diabetes. Tu médico ordenará una prueba de azúcar en la sangre en ayunas (ASA). Esta prueba mide tus niveles de azúcar en la sangre o una hemoglobina glicosilada, también llamada prueba de hemoglobina A1C. Los resultados de esta prueba reflejan tus niveles de azúcar en la sangre durante los últimos 90 días. Los resultados mostrarán si tienes prediabetes o diabetes y pueden monitorear cómo se controla tu diabetes.

Cuándo y con qué frecuencia deberías de realizarte una prueba de azúcar en la sangre depende del tipo de diabetes que tengas y tu tratamiento.

Diabetes tipo 1

Según la Sociedad de Diabetes de Estados Unidos (ADA, por sus siglas en inglés), si controlas la diabetes tipo 1 con varias dosis de insulina o una bomba de insulina, querrás controlar tu azúcar en la sangre antes de:

  • comer o tomar un refrigerio
  • hacer ejercicio
  • dormir
  • realizar tareas críticas como conducir o cuidar niños

Azúcar alta en la sangre

Querrás verificar tus niveles de azúcar en la sangre si tienes diabetes y sientes que aumenta la sed y la necesidad de orinar. Estos podrían ser síntomas de azúcar alta en la sangre y es posible que necesites modificar tu plan de tratamiento.

Si tu diabetes está bien controlada, pero todavía tienes síntomas, puede significar que te estás enfermando o que estás bajo estrés.

Hacer ejercicios y controlar tu ingesta de carbohidratos puede ayudar a bajar tus niveles de azúcar en la sangre. Si estos cambios no funcionan, es posible que necesites reunirte con tu médico para decidir cómo hacer que tus niveles de azúcar en la sangre regresen a su rango objetivo.

Azúcar baja en la sangre

Verifica tus niveles de azúcar en la sangre si sientes cualquiera de los siguientes síntomas:

  • temblores
  • sudor o frío
  • irritación o impaciencia
  • confusión
  • mareos
  • hambre o náusea
  • somnolencia
  • hormigueo o entumecimiento en los labios o lengua
  • debilidad
  • enojo, irritación o tristeza

Algunos síntomas como delirio, convulsiones o inconsciencia pueden ser síntomas de azúcar baja en sangre o shock de insulina. Si te inyectas insulina diariamente, pregúntale a tu médico sobre el glucagón, un medicamento con receta que puede ayudar si estás teniendo una reacción fuerte al azúcar baja en la sangre.

También puedes tener azúcar baja en la sangre y no mostrar síntomas. A esto se le llama desconocimiento de hipoglucemia. Si tienes historial de desconocimiento de hipoglucemia, puedes necesitar realizarte pruebas de azúcar en la sangre con más frecuencia.

Mujeres embarazadas

Algunas mujeres desarrollan diabetes gestacional durante el embarazo. Esto es cuando las hormonas interfieren con la forma en que tu cuerpo usa la insulina. Esto causa que el azúcar se acumule en la sangre.

Tu médico te recomendará realizarte pruebas de azúcar en la sangre regularmente si tienes diabetes gestacional. Realizarte pruebas te asegurará de que tu nivel de glucosa en la sangre se encuentra dentro de un rango saludable. La diabetes gestacional usualmente desaparece después del parto.

Sin pruebas programadas

Las pruebas caseras pueden ser innecesarias si tienes diabetes tipo 2 y tienes un plan de tratamiento con dieta y ejercicios. También es posible que no necesites pruebas caseras si tomas medicamentos que no se relacionan con tu nivel bajo de azúcar.

Para obtener una muestra, tu médico insertará una aguja en tu vena y extraerá sangre. Tu médico te pedirá que ayunes por 12 horas antes de realizar la prueba ASA. No necesitas ayunar antes de la prueba A1C.

Pruebas caseras

Puedes realizarte pruebas de azúcar en sangre en casa con un glucómetro. Los pasos exactos para realizar pruebas con el glucómetro de tira en el dedo varían dependiendo del tipo de glucómetro. Tu kit casero tendrá instrucciones.

El procedimiento incluye pinchar tu dedo y colocar la sangre en la tira del glucómetro. La tira usualmente se inserta en la máquina. Tus resultados se mostrarán en la pantalla en 10 a 20 segundos.

Monitoreo continuo de glucosa (MCG)

Puedes usar un dispositivo para monitorear continuamente la glucosa (MCG). El sensor de glucosa se inserta debajo de tu piel y lee el azúcar en el tejido de tu cuerpo continuamente. Este te alerta cuando el azúcar en la sangre está demasiado baja o demasiado alta.

El sensor puede durar de varios días a una semana antes de que necesites reemplazarlo. Todavía tendrás que monitorear tu azúcar en la sangre con un medidor dos veces al día para calibrar tu MCG.

Los dispositivos de MCG no son tan confiables para problemas agudos como identificar los niveles bajos de azúcar en la sangre. Para obtener resultados más precisos, deberás usar tu glucómetro.

Dependiendo de tu afección y el tiempo de tu prueba, tus niveles de azúcar en la sangre deberían estar en los rangos objetivo que se describen a continuación:

TiempoPersonas sin diabetesPersonas con diabetes
antes del desayunomenos de 70–99 mg/dL80-130 mg/dL
antes del almuerzo, cena y refrigeriosmenos de 70–99 mg/dL80-130 mg/dL
dos horas después de comermenos de 140 mg/dLmenos de 180 mg/dL

Tu médico proporcionará un rango objetivo más específico para tus niveles de azúcar en la sangre dependiendo de los siguientes factores:

  • historial personal
  • por cuánto tiempo has tenido diabetes
  • existencia de complicaciones de la diabetes
  • edad
  • embarazo
  • salud general

Dar seguimiento a tus niveles de azúcar en la sangre es una forma de controlar tu diabetes. Puedes considerar de utilidad registrar tus resultados en un diario o aplicación. Los patrones como tener continuamente niveles que son demasiado altos o demasiado bajos pueden significar que ajustes tu tratamiento para obtener mejores resultados.

Resultados del diagnóstico

La siguiente tabla muestra qué significan tus resultados de la prueba de azúcar en la sangre:

NormalPrediabetesDiabetes
menos de 100 mg/dLentre 110-125 mg/dLmayor que o igual a 126 mg/dL
menos del 5.7%5.7-6.4%mayor que o igual a 6.5%

Tu médico podrá ayudarte a crear un plan de tratamiento si tus resultados sugieren prediabetes o diabetes.

Lee el artículo en inglés.

Edición en español por Stella Miranda el 4 de junio de 2021.

Versión original actualizada el 2 de julio de 2019.

Última revisión médica realizada el 29 de junio de 2018.