Son varios los factores que pueden hacer que se hinchen los pies, como caminar mucho, una cirugía o el embarazo. Normalmente es temporal y no es motivo de preocupación. Sin embargo, como puede ser incómodo y molesto, debes tomar medidas para bajar la hinchazón. De esta manera, puedes reducir cualquier dolor que experimentes y reanudar tus actividades diarias.

Si tus pies permanecen hinchados o se presentan otros síntomas, podría ser la señal de que hay otra afección de salud. Continúa leyendo para saber cómo puedes reducir la hinchazón en los pies y cuáles son las afecciones que esta podría indicar.

Algunos casos de pies hinchados requieren cuidado urgente. Busca atención médica inmediata si presentas los siguientes síntomas junto con los pies hinchados:

  • hinchazón dolorosa e inexplicable de los pies o las piernas
  • calor, enrojecimiento o inflamación en el área afectada
  • hinchazón acompañada de fiebre
  • hinchazón del pie durante el embarazo
  • dificultad para respirar
  • hinchazón de una sola extremidad
  • dolor, presión u opresión en el pecho

El edema es una afección común en la que el exceso de líquido queda atrapado en el tejido de tu cuerpo. Esto causa hinchazón e inflamación del tejido que está directamente bajo la piel de tus pies, tobillos y piernas. También puede afectar tus manos y brazos.

Otros síntomas incluyen:

  • piel estirada o brillante
  • piel que queda marcada después de presionarla durante varios segundos
  • aumento del tamaño del abdomen
  • dificultad para caminar

Con frecuencia, un edema leve desaparece por sí solo. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

  • reducir tu ingesta de sal
  • acostarte con los pies y piernas más elevados que el corazón
  • practicar la posición de las piernas sobre la pared
  • usar medias de compresión
  • tomar medicamentos diuréticos
  • ajustar las recetas de medicamentos

Que los pies se hinchen un poco durante el embarazo es extremadamente común, ya que tu cuerpo retiene más líquidos y produce más sangre y fluidos corporales. Es posible que estés más propensa a que se te hinchen los pies en la noche y especialmente después de haber estado todo el día de pie. Esto se hace más notorio aun desde el quinto mes hasta el final del embarazo.

Para reducir y controlar la hinchazón de pies durante el embarazo:

  • evita estar de pie durante períodos prolongados.
  • utiliza el aire acondicionado cuando haya calor.
  • eleva los pies mientras descanses.
  • usa zapatos cómodos y evita los tacones altos.
  • usa medias o calcetas de compresión.
  • descansa o nada en una piscina.
  • evita la ropa apretada en los tobillos.
  • aplica una compresa fría en las áreas afectadas.
  • aumenta el consumo de agua.
  • evita o reduce el consumo de sal

La hinchazón excesiva o repentina en manos y rostro podría ser un signo de preeclampsia. Esta es una afección grave en la que se desarrolla hipertensión y proteínas en la orina. Normalmente se presenta después de la semana 20 del embarazo.

Es posible que también tengas:

  • dolor de cabeza
  • náuseas
  • vómitos
  • reducción de la orina
  • dificultad para respirar
  • dolor abdominal
  • cambios en la visión

Comunícate con tu médico de inmediato si experimentas hinchazón repentina, especialmente si viene acompañada de estos síntomas.

Beber alcohol puede causar hinchazón de pies, debido a que tu cuerpo retiene más agua después de beber. Normalmente, desaparece en pocos días. Si la hinchazón no mejora en este tiempo, puede ser causa de preocupación.

Si la hinchazón en los pies se presenta con frecuencia al beber alcohol, puede ser signo de algún problema en el hígado, el corazón o los riñones. También puede ser un signo de que estás consumiendo demasiado alcohol.

Para tratar la hinchazón de pies causada por el consumo de alcohol:

  • aumenta el consumo de agua.
  • reduce tu ingesta de sal.
  • descansa con los pies elevados.
  • sumerge los pies en agua fría.

La hinchazón de pies normalmente se presenta durante el clima cálido, ya que tus venas se expanden como parte del proceso de enfriamiento natural del cuerpo. También como parte de este proceso, los líquidos se alojan en los tejidos circundantes. Sin embargo, en ocasiones tus venas no pueden llevar la sangre de vuelta al corazón. Esto resulta en la acumulación de líquido en los tobillos y en los pies. Las personas con problemas de circulación están especialmente propensas a esto.

Estos son algunos remedios naturales para reducir la hinchazón:

  • sumerge los pies en agua fría.
  • toma suficiente agua.
  • usa zapatos que dejen que tus pies respiren y se muevan con libertad.
  • descansa con los pies elevados.
  • usa medias de compresión.
  • camina unos minutos y haz ejercicios simples para las piernas.

El linfedema se presenta como resultado de que los nódulos linfáticos estén dañados o hayan sido extirpados, con frecuencia como parte del tratamiento contra el cáncer. Esto hace que tu cuerpo retenga líquidos linfáticos y puede causar que se hinchen los pies.

Otros síntomas pueden incluir:

  • una sensación de tensión o pesadez
  • rango limitado de movimiento
  • dolores
  • infecciones recurrentes
  • engrosamiento de la piel (fibrosis)

No puedes curar el linfedema, pero puedes controlar esta afección para reducir la hinchazón y manejar el dolor. El linfedema grave puede requerir de cirugía.

Las opciones de tratamiento incluyen:

  • ejercicios suaves que estimulen el drenaje linfático
  • vendajes para envolver tus pies o piernas
  • masaje manual de drenaje linfático
  • compresión neumática
  • prendas de compresión
  • terapia descongestiva compleja (TDC)

Las lesiones en los pies como las fracturas, los esguinces y las torceduras pueden causar hinchazón de pies. Cuando te lastimas un pie, se presenta hinchazón como resultado de que la sangre se dirige al área afectada.

Con frecuencia se recomienda la terapia R.I.C.E. para tratar las lesiones en los pies. Este método implica:

  • Rest (reposo): descansa la extremidad afectada tanto como sea posible y evita colocarle presión.
  • Ice (hielo): pon hielo en tu pie durante 20 minutos, varias veces al día.
  • Compression (compresión): usa una venda de compresión para detener la hinchazón.
  • Elevation (elevación): mantén los pies levantados cuando descanses; deben quedar sobre el nivel de tu corazón, especialmente en la noche.

Dependiendo de la gravedad de la lesión, tu médico puede recomendarte un analgésico de venta libre o recetado. Es posible que necesites un soporte o una férula. Los casos graves pueden necesitar cirugía.

Consulta a tu médico si tu dolor es grave o si no puedes poner tu peso sobre el pie ni moverlo. También busca atención médica si tienes entumecimiento.

La insuficiencia venosa crónica (IVC) es una afección que causa hinchazón de pies a causa de válvulas dañadas o por estar parado o sentado durante periodos prolongados. Esto afecta el flujo de la sangre que va al corazón desde tus piernas y pies. La sangre se puede acumular en las venas de tus piernas y pies, lo que causa la hinchazón.

Puedes experimentar los siguientes síntomas:

  • dolor o cansancio en las piernas
  • venas varicosas nuevas
  • piel con apariencia de cuero en las piernas
  • descamación, picazón en la piel de las piernas o pies
  • estasis venosa o úlceras causadas por la estasis
  • infecciones

Consulta a tu médico si tienes síntomas de insuficiencia venosa. Entre más pronto sea diagnosticada, más fácil será tratarla.

Los tratamientos incluyen:

  • evitar estar de pie o sentado durante períodos prolongados
  • hacer ejercicios de pies, piernas y tobillos durante los períodos prolongados en los que estés sentado
  • tomar descansos para elevar los pies durante los períodos prolongados en los que estés de pie
  • caminar y hacer ejercicio regularmente
  • perder peso
  • elevar las piernas sobre el nivel del corazón cuando estés descansando
  • usar medias de compresión
  • tomar antibióticos para tratar las infecciones de la piel
  • practicar buena higiene de la piel

Si tienes enfermedad renal o si tus riñones no están funcionando apropiadamente, es posible que tengas mucha sal en la sangre. Esto hace que retengas agua, lo que puede causar hinchazón en los pies y tobillos.

También se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • dificultad para concentrarse
  • falta de apetito
  • sensación de cansancio o debilidad
  • tener menos energía
  • dificultad para dormir
  • torceduras musculares y calambres
  • ojos hinchados
  • piel seca y con picazón
  • mayor micción
  • náuseas y vómitos
  • dolor de pecho
  • dificultad para respirar
  • presión arterial alta

Las opciones de tratamiento incluyen:

  • medicamentos para la hipertensión arterial
  • diuréticos
  • medicamentos para bajar el nivel de colesterol
  • medicamentos para tratar la anemia
  • una dieta baja en proteínas
  • suplementos de calcio y de vitamina D
  • medicamentos aglutinantes de fosfato

Posteriormente, la disfunción renal se puede tratar con un trasplante de riñón o diálisis.

La enfermedad hepática puede causar hinchazón de pies porque el hígado no está funcionando apropiadamente. Esto causa un exceso de líquido en tus piernas y pies, lo que produce la hinchazón. Puede ser causada por factores genéticos. Los virus, el alcohol y la obesidad también están vinculados con el daño hepático.

Otros síntomas incluyen:

  • piel y ojos amarillentos (ictericia)
  • dolor e hinchazón abdominal
  • picazón en la piel
  • orina oscura
  • heces pálidas, con sangre, o de color arcilloso
  • fatiga
  • náuseas y vómitos
  • falta de apetito
  • aparecen hematomas con facilidad

Las opciones de tratamiento incluyen:

  • pérdida de peso
  • abstenerse de consumir alcohol
  • medicamentos
  • cirugía

Los coágulos sanguíneos son acumulaciones sólidas de sangre. Se pueden formar en las venas de las piernas. Esto dificulta que la sangre fluya hacia el corazón y causa hinchazón de tobillos y de pies. Con frecuencia se presenta en un lado del cuerpo.

La hinchazón puede ir acompañada de:

  • dolor
  • sensibilidad
  • sensación de calor
  • enrojecimiento o cambio en el color del área afectada
  • fiebre

Las opciones de tratamiento y las medidas preventivas incluyen;

  • tomar anticoagulantes
  • evitar estar de pie durante períodos prolongados
  • hacer ejercicio regularmente
  • aumentar el consumo de líquidos
  • realizar cambios saludables en el estilo de vida

La hinchazón de pies puede ser causada por infecciones y estar acompañada de inflamación. Las personas con neuropatía diabética u otras afecciones de los nervios de los pies son más propensas a tener infecciones en los pies. Las infecciones pueden ser causadas por heridas como ampollas, quemaduras y picaduras de insectos. También puedes experimentar dolor, enrojecimiento e irritación.

Te pueden recetar antibióticos orales o tópicos para tratar la infección.

Ciertos medicamentos pueden causar hinchazón de pies, como efecto secundario porque provocan que los líquidos se acumulen, especialmente en la parte baja del cuerpo.

Estos medicamentos incluyen:

  • hormonas, como estrógeno y testosterona
  • bloqueadores de los canales de calcio (un tipo de medicamento para la presión arterial)
  • esteroides
  • antidepresivos
  • inhibidores de la ECA
  • medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
  • medicamentos para la diabetes

Es importante que consultes con tu médico si tus medicamentos te causan hinchazón de pies. Juntos pueden determinar si existen otras opciones en términos de medicamentos o dosis. Te pueden recetar un diurético para ayudar a reducir el exceso de líquidos.

La insuficiencia cardíaca se presenta cuando tu corazón ya no puede bombear sangre adecuadamente. Esto causa hinchazón de pies porque la sangre no está fluyendo correctamente al corazón. Si tus tobillos se hinchan en la noche, puede ser un signo de insuficiencia cardíaca derecha. Esto causa retención de sal y de líquidos.

Puedes experimentar los siguientes síntomas:

  • incomodidad al acostarte
  • ritmo cardíaco acelerado o anormal
  • falta de aliento severo y repentino
  • toser moco espumoso y rosado
  • dolor, presión u opresión en el pecho
  • dificultad para hacer ejercicio
  • tos persistente con flemas manchadas de sangre
  • mayor micción durante la noche
  • hinchazón abdominal
  • aumento rápido de peso por retención de líquidos
  • pérdida del apetito
  • náuseas
  • problemas para concentrarse
  • desmayos o debilidad grave

Si experimentas estos síntomas, busca tratamiento médico de inmediato.

La insuficiencia cardíaca requiere de control de por vida. Las opciones de tratamiento incluyen medicamentos, cirugía y dispositivos médicos.

Consulta a tu médico inmediatamente si tienes hinchazón de pies acompañada de los siguientes síntomas:

  • piel que queda marcada después de presionarla
  • piel estirada o quebradiza en el área afectada
  • dolor e hinchazón que no mejora
  • úlceras o ampollas en las piernas
  • dolor, presión u opresión en el pecho
  • dificultad para respirar
  • hinchazón de un solo lado

Tu médico puede realizarte más exámenes para determinar un diagnóstico y un plan de tratamiento

Leer el artículo en Inglés.