El vinagre de manzana es el tipo de vinagre más popular en el campo de la comunidad de la salud natural.

Se le atribuyen todo tipo de beneficios, muchos de los cuales cuentan con el respaldo de la ciencia.

Estos incluyen disminución en el peso y en los niveles de colesterol y de azúcar en la sangre, así como una mejora de los síntomas de la diabetes.

También es un remedio popular antiguo, y se ha utilizado en el hogar y la cocina para varios fines.

Aquí te presentamos 6 beneficios para la salud que el vinagre de manzana te puede aportar, los cuales se apoyan en la investigación científica.

1. Alto contenido de ácido acético, que tiene potentes efectos biológicos

Share on Pinterest

El vinagre se hace a través de un proceso de dos pasos que se relacionan con la manera como se hace el alcohol.

En el primer paso se exponen las manzanas trituradas (o sidra de manzana) a la levadura, y estos hacen que los azúcares se fermenten y se conviertan en alcohol.

En el segundo paso, se añaden bacterias a la solución alcohólica, que además fermentan el alcohol y lo convierten en ácido acético, el compuesto activo principal en el vinagre.

En francés, la palabra “vinagre” de hecho significa “vino amargo”.

El vinagre de manzana orgánico no filtrado (como el de Bragg) también contiene la “madre” del vinagre, que son hebras de proteínas, enzimas y bacterias amigables que aportan al producto un aspecto turbio.

Algunas personas creen que la "madre" es la responsable de la mayoría de los beneficios para la salud, aunque en este momento no hay estudios que lo avalen.

El vinagre de manzana únicamente contiene alrededor de 3 calorías por cucharada, lo que es muy bajo.

No contiene muchas vitaminas o minerales, pero sí una pequeña cantidad de potasio.  El vinagre de manzana de calidad también contiene algunos aminoácidos y antioxidantes.

Resumen: el vinagre de manzana se hace fermentando las azúcares de las manzanas. Esto los convierte en ácido acético, el ingrediente activo en vinagre.

2. Puede matar muchos tipos de bacterias

El vinagre puede ayudar a matar agentes patógenos, incluyendo a las bacterias.

Se ha utilizado tradicionalmente para la limpieza y la desinfección, el tratamiento del hongo de las uñas, los piojos, las verrugas y las infecciones del oído.

Hipócrates, el padre de la medicina moderna, usó vinagre para la limpieza de heridas hace más de dos mil años.

El vinagre se ha utilizado como un conservante de alimentos, y los estudios muestran que inhibe el crecimiento de las bacterias en los alimentos (como E. coli) y evita que se dañen.

Si buscas una manera natural de preservar los alimentos, entonces el vinagre de sidra de manzana podría ser de mucha utilidad.

También ha habido informes anecdóticos de que el vinagre de manzana diluido ayuda a combatir el acné cuando se aplica en la piel, pero no encontré ninguna investigación para confirmar esto, así que tómalo con mucha precaución.

Resumen: la sustancia principal en el vinagre, el ácido acético, puede matar las bacterias o evitar que se multipliquen. Tiene un historial de uso como desinfectante y conservante natural.

3. Disminuye los niveles de azúcar en la sangre y es muy útil para controlar la diabetes

Por mucho, la aplicación más exitosa del vinagre hasta la fecha ha sido en pacientes con diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 se caracteriza por los niveles elevados de azúcar en sangre, ya sea por la resistencia a la insulina o por la incapacidad para producirla.

Sin embargo, el azúcar alto en la sangre también puede ser un problema en las personas que no tienen diabetes, y esta podría ser una de las principales causas de envejecimiento y varias enfermedades crónicas.

Casi todas las personas deberían beneficiarse al mantener sus niveles de azúcar en la sangre dentro del rango normal. La forma más eficaz (y más saludable) de hacerlo es evitar los carbohidratos refinados y el azúcar, pero el vinagre de manzana también puede tener un efecto poderoso.

El vinagre ha demostrado tener numerosos beneficios para los niveles de azúcar en la sangre e insulina:

  • Mejora la sensibilidad a la insulina durante una comida alta en carbohidratos de un 19% a un 34% y baja significativamente el azúcar en la sangre y las respuestas a la insulina.
  • Reduce el azúcar en la sangre en 34% después de comer 50 gramos de pan blanco.
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana antes de acostarse pueden reducir los niveles de azúcar en la sangre en ayunas en un 4%.
  • En una diversidad de estudios en seres humanos se encontró que el vinagre puede mejorar la función de la insulina y disminuir significativamente los niveles de azúcar en la sangre después de las comidas.

Por estas razones, el vinagre puede ser útil para las personas con diabetes, pre-diabetes, o aquellas que quieren mantener sus niveles de azúcar en la sangre bajos debido a otras razones.

Si actualmente tomas medicamentos para reducir el azúcar en sangre, consulta a tu médico antes de aumentar la cantidad de vinagre de manzana que utilizas.

Resumen: el vinagre de manzana ha demostrado ser una gran promesa para mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir las respuestas del azúcar en la sangre después de las comidas.

4. Te ayuda a perder peso y reduce la grasa abdominal

Sorprendentemente, los estudios también muestran que el vinagre puede ayudarte a bajar de peso.

Varios estudios en humanos muestran que el vinagre puede aumentar la saciedad, ayudarte a comer menos calorías y a realmente perder las libras de más.

Por ejemplo, si las personas toman vinagre junto con una comida rica en carbohidratos, llegan a tener una sensación de estar llenos y terminan comiendo de 200 a 275 calorías menos durante el resto del día.

Un estudio en 175 personas con obesidad sugiere que el consumo diario de vinagre de manzana ayudó a la reducción de la grasa abdominal y la pérdida de peso:

  • 15 mL (1 cucharada): Perdieron 2.6 libras o 1.2 kilogramos.
  • 30 mL (2 cucharadas): Perdieron 3.7 libras o 1.7 kilogramos.

Sin embargo, ten presente que este estudio se prolongó durante 12 semanas, así que los verdaderos efectos sobre el peso corporal parecen ser bastante modestos.

Dicho esto, el solo hecho de añadir o eliminar algún alimento o ingrediente rara vez tiene un efecto notable en el peso.

Para que se vean los resultados, lo que realmente importa es la dieta y el estilo de vida, además de combinar varios métodos que sí funcionan.

En general, parece que el vinagre de manzana es útil como una ayuda para la pérdida de peso, principalmente porque promueve una sensación de saciedad y baja los niveles de azúcar en la sangre y de insulina.

Pero, por sí solo, no hace milagros.

Resumen: los estudios sugieren que el vinagre puede aumentar la sensación de saciedad y ayudar a las personas a comer menos calorías, lo que lleva a la pérdida de peso.

 

5. Reduce el colesterol y mejora la salud del corazón

Las enfermedades cardíacas son actualmente la principal causa de muerte prematura en el mundo.

Se sabe que varios factores biológicos están relacionados con el aumento o la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas.

Las investigaciones indican que varios de estos “factores de riesgo” se pueden mejorar al consumir vinagre, pero todos los estudios se realizaron en ratas.

Estos estudios en animales sugieren que el vinagre de manzana puede reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, junto con otros factores de riesgo de enfermedad cardíaca.

También hay algunos estudios que muestran que el vinagre reduce la presión arterial en las ratas, que es un factor de riesgo importante para enfermedades cardíacas y problemas renales.

La única evidencia en humanos es un estudio observacional de Harvard que muestra que las mujeres que comieron aderezos para ensaladas con vinagre tuvieron un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Pero este tipo de estudio solo puede mostrar una asociación, no puede probar que el vinagre causó algún efecto.

Como ya mencionamos, los estudios en humanos también muestran que el vinagre de manzana puede reducir los niveles de azúcar en sangre, mejorar la sensibilidad a la insulina y ayudar a combatir la diabetes. Estos factores también deberían conducir a una reducción del riesgo de enfermedades cardíacas.

Resumen: varios estudios en animales han demostrado que el vinagre puede reducir los triglicéridos en la sangre, el colesterol y la presión arterial. Esto podría llegar a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

6. Puede tener efectos de protección contra el cáncer

El cáncer es una enfermedad que se caracteriza por el crecimiento descontrolado de las células y puede ser devastadora.

Se puede encontrar mucha información en línea sobre los efectos del vinagre de manzana contra el cáncer.

De hecho, numerosos estudios han demostrado que diferentes tipos de vinagre pueden matar células cancerosas y reducir tumores.

Sin embargo, todos los estudios sobre esto se hicieron en células aisladas en tubos de ensayo o ratas, lo que no prueba nada acerca de lo que sucede en los seres humanos.

Dicho esto, algunos estudios de observación en humanos llevados a cabo en China han indicado que el consumo de vinagre se vincula con la disminución del cáncer de esófago; sin embargo, en Serbia encontraron un aumento del cáncer de vejiga.

Es posible que consumir vinagre de manzana ayude a prevenir el cáncer, pero esto debe investigarse más antes de poder hacer recomendaciones.

Resumen: algunos estudios en tubos de ensayo y ratas han demostrado que el vinagre puede retardar el crecimiento de las células del cáncer y reducir los tumores.

Dosis y cómo usarlo

La mejor manera de incorporar el vinagre de manzana en la dieta es usarlo en tu cocina: en aderezos para ensaladas, mayonesa casera y alimentos parecidos.

A algunas personas también les gusta diluirlo en agua y tomarlo como una bebida. Las dosis comunes varían de 1 a 2 cucharaditas (5 ml a 10 ml) a 1 o 2 cucharadas (15 ml a 30 ml) por día.

Es mejor comenzar con pequeñas dosis y evitar tomar grandes cantidades. Demasiado vinagre puede causar efectos secundarios dañinos, como decoloración del esmalte dental y posibles interacciones con medicamentos.

Es recomendable que uses vinagre de manzana orgánico, sin filtrar y con la "madre".

Aparentemente, Bragg es la opción más popular y se puede comprar en Amazon, en donde encontrarás una increíble cantidad de testimonios y reseñas interesantes.

Sin embargo, también hay otras variedades disponibles.

Resumen: una dosis común para el vinagre de manzana varía de 1 cucharadita a 2 cucharadas soperas por día, ya sea para cocinar o para mezclar en un vaso de agua.

En conclusión

En internet se puede encontrar una gran cantidad de afirmaciones disparatadas sobre el vinagre de manzana.

Hay quienes dicen que puede aumentar los niveles de energía y que tiene todo tipo de efectos beneficiosos para la salud.

Desafortunadamente, muchas de estas afirmaciones no tienen respaldo científico.

Por supuesto, la ausencia de pruebas no determina que algo no pueda suceder y las anécdotas suelen terminar siendo respaldadas por la ciencia más adelante.

Sin embargo, no estaría pendiente de que salgan más estudios, ya que las investigaciones sobre productos naturales para la salud como este son pocas y distantes entre sí.

Tomando en cuenta la poca evidencia disponible, creo que el vinagre de manzana puede ser útil y definitivamente es un buen candidato para experimentar, si te interesa.

Por lo menos, el vinagre de manzana parece ser seguro, siempre que no se exceda.

El vinagre de manzana también tiene otros usos no relacionados con la salud, como el acondicionamiento del cabello, cuidado de la piel, cuidado dental, uso en las mascotas y como agente de limpieza (por nombrar algunos).

Estos pueden ser muy útiles para las personas que prefieren consumir alimentos naturales y sin químicos en la medida de lo posible.

En última instancia, el vinagre de manzana parece ser muy saludable.

No es un “milagro” o un “cura-todo” como algunas personas parecen creer, pero tiene claramente algunos beneficios importantes para la salud, especialmente para el azúcar en la sangre y el control del peso.

Leer el artículo en Inglés