A medida que envejecemos, es posible que necesitemos más ayuda para realizar nuestras actividades diarias. En estos casos, los centros de vida asistida o residencias de cuidados personalizados pueden ser una opción.

Este tipo de centros ofrece un tipo de cuidado a largo plazo que ayuda a monitorear tu salud y asistir con las actividades diarias mientras promueve la independencia.

Medicare generalmente no cubre el cuidado a largo plazo, como es el caso de vida asistida.

Sigue leyendo para saber más sobre Medicare, los centros de vida asistida y las opciones para ayudar a pagar algunos de estos servicios.

Medicare solo paga el cuidado a largo plazo si se necesitan servicios de enfermería especializada para apoyo en las rutinas cotidianas y si requiere terapia ocupacional, cuidado de heridas o fisioterapia, que son servicios disponibles en un hogar de ancianos o residencia para adultos mayores, después de haber sido admitido en el hospital. Las estadías en estos lugares generalmente se cubren solo por un período corto (hasta 100 días).

Los centros de vida asistida son diferentes de los hogares para ancianos o residencias para adultos mayores. Las personas en los centros de vida asistida suelen ser más independientes que las que viven en un hogar de ancianos, pero aún reciben supervisión las 24 horas y ayuda con actividades como vestirse o bañarse.

Este tipo de cuidado no médico se denomina cuidado de compañía. Medicare no cubre el cuidado de compañía. Sin embargo, si se requiere la estadía en un centro de vida asistida, es posible que Medicare aún cubra algunas cosas, que incluyen:

  • algunos servicios médicos necesarios o preventivos o relacionados con la salud
  • medicamentos recetados
  • programas de bienestar o fitness
  • transporte a las citas con el médico

Profundicemos un poco más en qué partes de Medicare pueden cubrir servicios que pueden estar asociados con la estadía en centros de vida asistida.

Parte A de Medicare

La Parte A corresponde al seguro hospitalario. Cubre los siguientes tipos de atención:

  • hospitalizaciones
  • internaciones en un centro de salud mental
  • estadías en centros de enfermería especializada
  • cuidado de hospicio
  • atención médica en el hogar

La Parte A no cubre los servicios de compañía involucrados en la vida asistida.

Parte B de Medicare

La Parte B corresponde al seguro médico. Esto es lo que cubre:

  • atención a pacientes ambulatorios
  • atención médicamente necesaria
  • algunos cuidados preventivos

Si bien estos servicios podrían no brindarse en un centro de vida asistida, es probable que aún necesites utilizarlos. De hecho, algunos centros de vida asistida pueden ayudar a coordinar los servicios médicos con el proveedor de atención médica.

Estos son algunos ejemplos de lo que cubre la Parte B:

  • ciertas pruebas de laboratorio
  • vacunas, como las de la gripe y la hepatitis B
  • pruebas de detección de enfermedades cardiovasculares
  • fisioterapia
  • pruebas de detección de cáncer, por ejemplo, para cáncer de seno, cuello uterino o colorrectal
  • servicios y suministros para diálisis renal
  • suministros y equipo para el tratamiento de la diabetes
  • quimioterapia

Parte C de Medicare

Los planes de la Parte C también se conocen como planes Advantage. Compañías aseguradoras privadas que han sido aprobadas por Medicare los ofrecen.

Los planes de la Parte C incluyen los beneficios que se proporcionan en las Partes A y B y, a veces, la cobertura de servicios adicionales, como visión, audición y dentales. El costo y la cobertura pueden variar según el plan individual.

Al igual que con Medicare Original (Partes A y B), los planes de la Parte C no cubren la vida asistida. Sin embargo, aún pueden cubrir algunos servicios si vives en un centro de vida asistida que no los incluye, como transporte y actividades de acondicionamiento o bienestar.

Parte D de Medicare

La Parte D corresponde a la cobertura de medicamentos recetados. Al igual que en la Parte C, las compañías aseguradoras privadas ofrecen estos planes. La cobertura y el costo pueden variar según el plan individual.

Los planes de la Parte D de Medicare cubren los medicamentos aprobados sin importar dónde vivas. Si permaneces en un centro de vida asistida y tomas medicamentos que aparecen en la lista, la Parte D los cubrirá.

Medigap

También puedes ver que se hace referencia a Medigap como seguro suplementario. Medigap ayuda a cubrir cosas que Medicare Original no cubre. Sin embargo, Medigap generalmente no cubre el cuidado a largo plazo, como la vida asistida.

Entonces, ¿qué puedes hacer si tú o un ser querido pudieran llegar a necesitar cuidados de vida asistida durante el próximo año? Hay algunos pasos que puedes seguir para decidir qué hacer.

Considera las necesidades de salud

Si bien Medicare no cubre la vida asistida como tal, aún necesitarás atención y servicios médicos. Asegúrate de revisar las opciones de tu plan de Medicare antes de seleccionar un plan.

Recuerda que los planes de la Parte C (Advantage) pueden ofrecer cobertura adicional, como de visión, dental y auditiva. También pueden incluir beneficios adicionales, como membresías en gimnasios y transporte a las citas médicas.

Si sabes que necesitarás cobertura de medicamentos recetados, elige un plan de la Parte D. En muchos casos, la Parte D se incluye con los planes de la Parte C. Dado que los costos específicos y la cobertura en las Partes C y D pueden variar de un plan a otro, es importante comparar varios planes antes de seleccionar uno. Esto puedes hacerlo en el sitio de Medicare.

CÓMO PAGAR POR UN CENTRO DE VIDA ASISTIDA

Medicare no cubre la vida asistida, por lo que deberás decidir cómo pagarla. Hay varias opciones:

  • Gastos de bolsillo. Cuando eliges pagar de tu bolsillo, tú mismo pagarás el costo total del cuidado en un centro de vida asistida.
  • Medicaid. Este es un programa federal y estatal conjunto que brinda atención médica gratuita o de bajo costo a las personas elegibles. Los programas y los requisitos de elegibilidad pueden variar según el estado. Obtén más información visitando el sitio web de Medicaid.
  • Seguro de cuidado a largo plazo. Este es un tipo de póliza de seguro que cubre específicamente el cuidado a largo plazo, incluyendo el cuidado de compañía.

Es un tipo de cuidado a largo plazo para las personas que necesitan ayuda con sus actividades cotidianas, pero no necesitan tanta asistencia o atención médica como la que se brinda en un centro de enfermería especializada (hogar de ancianos).

Los centros de vida asistida se pueden encontrar como un centro independiente o como parte de un hogar de ancianos o un complejo comunitario para jubilados. Los residentes suelen vivir en sus propios apartamentos o habitaciones y tienen acceso a varias áreas comunes.

El centro de vida asistida es un lugar intermedio entre vivir en casa y vivir en una residencia para personas mayores u hogar de ancianos. Se centra en combinar la vivienda, el monitoreo de la salud y la asistencia con el cuidado personal al tiempo que los residentes mantienen la mayor independencia posible.

SERVICIOS DE VIDA ASISTIDA

Los servicios que se proporcionan en un centro de vida asistida a menudo incluyen cosas como:

  • supervisión y monitoreo las 24 horas
  • asistencia con las actividades cotidianas, como vestirse, bañarse o comer
  • comidas servidas en un comedor grupal
  • organización de servicios médicos o de salud para residentes
  • gestión o recordatorios de medicamentos
  • servicios de limpieza y lavandería
  • actividades recreativas y de bienestar
  • arreglos de transporte

Se estima que el costo promedio anual de un centro de vida asistida es de aproximadamente $38,000. El costo puede ser superior o inferior a este monto. Depende de varios factores, entre ellos:

  • ubicación del centro
  • centro específico elegido
  • nivel de servicio o supervisión que se requiera

Dado que Medicare no cubre la vida asistida, los costos suelen pagarse del bolsillo, a través de Medicaid o mediante un seguro de atención a largo plazo.

CONSEJOS PARA AYUDAR A UN SER QUERIDO A INSCRIBIRSE EN MEDICARE

Si un ser querido quiere inscribirse en Medicare para el próximo año, sigue estos cinco consejos para ayudarlo a inscribirse:

  • Registrarse. Las personas que aún no reciban los beneficios del Seguro Social deberán registrarse.
  • Ten en cuenta la inscripción abierta. Esto es del 15 de octubre al 7 de diciembre de cada año. Tu ser querido puede inscribirse o realizar cambios en sus planes durante este período.
  • Analicen sus necesidades. Las necesidades médicas y de salud de cada persona son diferentes. Conversa con tu ser querido sobre cuáles son estas necesidades antes de que se decida por un plan.
  • Hagan comparaciones. Si tu ser querido está considerando las Partes C o D de Medicare, comparen varios planes que se ofrezcan en su área. Esto puede ayudarlos a obtener beneficios que se ajusten a sus necesidades médicas y financieras.
  • Brinda información. La Administración del Seguro Social puede solicitarte que proporciones información sobre la relación con tu ser querido. Además, tu ser querido debe firmar la solicitud de Medicare él mismo.

El centro de vida asistida es un paso entre vivir en casa y vivir en una residencia para personas mayores u hogar de ancianos. Combina el monitoreo médico y la ayuda con las actividades cotidianas al tiempo que proporciona la mayor independencia posible.

Medicare no cubre la vida asistida. Sin embargo, es importante recordar que Medicare aún podría cubrir algunos servicios médicos que necesites, como atención ambulatoria, medicamentos recetados y servicios dentales y de la visión.

Los costos de la vida asistida pueden variar dependiendo de tu ubicación y el nivel de atención que necesites. El cuidado de vida asistida a menudo se paga de tu bolsillo, a través de Medicaid o mediante una póliza de seguro de cuidado a largo plazo.

Leer el artículo en Inglés