Puntos destacados sobre la metformina

  1. Las tabletas orales de metformina están disponibles como medicamentos genéricos y medicamentos de marca. Medicamentos de marca: Glucophage, Glucophage XR, Fortamet y Glumetza.
  2. La metformina viene en dos formas: tableta y solución. Ambas formas son administradas oralmente.
  3. La tableta oral de metformina se usa para tratar los niveles altos de azúcar en la sangre ocasionados por la diabetes tipo 2.

¿Qué es metformina?

Metformina es un medicamento que se vende con receta. Viene como una tableta oral y una solución oral.

La tableta oral de metformina viene en dos presentaciones: liberación inmediata y liberación prolongada. La tableta de liberación inmediata está disponible como el medicamento de marca Glucophage. La tableta de liberación prolongada está disponible como los medicamentos de marca Glucophage XR, Fortamet y Glumetza.

Ambas formas también están disponibles como medicamentos genéricos. Los genéricos usualmente cuestan menos que las versiones de marca. En algunos casos, es posible que no estén disponibles en todas las concentraciones o formas como un medicamento de marca.

Para qué se usa

Las tabletas orales de metformina se usan para tratar los niveles altos de azúcar en la sangre ocasionados por la diabetes tipo 2. Estas se toman en combinación con dieta y ejercicio.

Este medicamento se puede usar como parte de una terapia combinada. Esto significa que es posible que necesites tomarla con otros fármacos.

Cómo funciona

La metformina pertenece a una clase de medicamentos llamados biguanidas. Una clase de medicamentos es un grupo de fármacos que funcionan de manera similar. Estos se usan con frecuencia para tratar condiciones similares.

La metformina funciona:

  • reduciendo la cantidad de glucosa (azúcar) que produce tu hígado
  • disminuyendo la cantidad de glucosa que absorbe tu cuerpo
  • incrementando el efecto de la insulina en tu cuerpo

La insulina es una hormona que le ayuda a tu cuerpo a eliminar el azúcar extra de tu sangre. Esto reduce sus niveles en el torrente sanguíneo.

Efectos secundarios de la metformina

La tableta oral de metformina puede ocasionar efectos secundarios leves o graves. La siguiente lista contiene algunos de los efectos secundarios clave que pueden ocurrir mientras la tomas. Esta lista no incluye todos los posibles efectos secundarios.

Para obtener más información o consejos sobre cómo tratar un efecto secundario complicado, habla con tu médico o farmacéutico.

Efectos secundarios más comunes

Los efectos secundarios más comunes que pueden aparecer al tomar la metformina incluyen:

  • problemas de estómago:
    • diarrea
    • náusea
    • dolor de estómago
    • acidez
    • gases

Si estos efectos son leves, pueden desaparecer dentro de unos cuantos días o un par de semanas. Si son más severos o no desaparecen, habla con tu médico o farmacéutico.

Efectos secundarios graves

Comunícate con tu médico de inmediato si tienes efectos secundarios graves. Llama al 911 si consideras que tus síntomas ponen en peligro tu vida o si consideras que tienes una emergencia médica. Los efectos secundarios graves y sus síntomas pueden incluir lo siguiente:

  • Acidosis láctica. Los síntomas pueden ser:
    • cansancio
    • debilidad
    • dolor muscular inusual
    • problemas respiratorios
    • somnolencia inusual
    • dolores de estómago, náusea o vómitos
    • mareos o desvanecimientos
    • ritmo cardíaco lento o irregular
  • Hipoglucemia (azúcar baja en la sangre). Los síntomas pueden incluir:
    • dolor de cabeza
    • debilidad
    • confusión
    • temblores o sensación de temor
    • adormecimiento
    • mareos
    • irritabilidad
    • sudoración
    • hambre
    • ritmo cardíaco rápido

Cómo tratar el azúcar bajo en la sangre

La metformina puede ocasionar una reacción baja de azúcar en la sangre. Si tienes una reacción de azúcar baja en la sangre, necesitas tratarla.

Para hipoglucemia leve (55–70 mg/dL), el tratamiento es 15–20 gramos de glucosa (un tipo de azúcar). Necesitas comer y beber uno de los siguientes:

  • 3-4 tabletas de glucosa
  • un tubo de gel de glucosa
  • 1/2 taza de jugo o soda regular, no dietética
  • 1 taza de leche de vaca sin grasa o con 1 %
  • 1 cucharada de azúcar, miel o jarabe de maíz
  • 8-10 piezas de caramelo duro, como Salvavidas

Realiza una prueba a tu azúcar en la sangre 15 minutos después de que trates la reacción al azúcar bajo. Si tu azúcar en la sangre todavía es bajo, entonces repite el tratamiento anterior. Una vez tu azúcar en la sangre regrese al rango normal, ingiere un pequeño refrigerio si tu siguiente comida será más de 1 hora después.

Si no tratas tu azúcar bajo en la sangre, puedes sufrir una convulsión, desmayo y posiblemente desarrollar daño cerebral. El azúcar bajo en la sangre incluso puede ser fatal. Si te desmayas debido a una reacción de azúcar baja o no puedes tragar, alguien tendrá que administrarte una inyección de glucagón para tratar la reacción. Es posible que necesites ir a la sala de emergencias.

La metformina puede interactuar con otros medicamentos

La tableta oral de metformina puede interactuar con varios medicamentos. Las diferentes interacciones pueden ocasionar diferentes efectos. Por ejemplo, algunos pueden interferir con la manera cómo funciona un medicamento, mientras que otros pueden hacer que incrementen los efectos secundarios.

A continuación, encontrarás una lista de los medicamentos que pueden interactuar con la metformina. Sin embargo, la lista no contiene todos con los que podría haber interacción.

Antes de tomar metformina, asegúrate de decirle a tu médico y farmacéutico todos los medicamentos con receta, de venta libre y de otro tipo que tomes. Además, no olvides mencionar cualquier vitamina, hierba y suplemento que uses. Compartir esta información puede ayudarte a evitar posibles interacciones.

Si tienes preguntas sobre las interacciones del medicamento que te puedan afectar, pregúntale a tu médico o farmacéutico.

Medicamentos para la diabetes

Utilizar ciertos medicamentos para la diabetes con metformina puede ocasionar niveles bajos de azúcar en la sangre. Si empiezas a tomar metformina, tu médico puede reducir la dosis de tus otros medicamentos para la diabetes. Los ejemplos de estos medicamentos incluyen:

  • insulina
  • medicamentos que liberan insulina, como glyburida

Medicamentos para la presión arterial

Los diuréticos se usan para reducir la presión arterial y pueden incrementar tus niveles de azúcar en la sangre. Tomar estos medicamentos con metformina puede interferir con su efectividad. Los ejemplos de estos medicamentos incluyen:

  • furosemida
  • hidroclorotiazida

La nifedipina es un bloqueador de los canales de calcio que se usa para reducir la presión arterial. Incrementa la cantidad de metformina en tu cuerpo, lo cual puede incrementar el riesgo de efectos secundarios cuando la tomas.

Medicamentos para el colesterol

Tomar ácido nicotínico con metformina puede hacer que esta sea menos efectiva para reducir el azúcar en tu sangre.

Medicamentos para el glaucoma

Tomar metformina con medicamentos que se usan para tratar el glaucoma puede incrementar tu riesgo de acidosis láctica. Los ejemplos de estos medicamentos incluyen:

  • acetazolamida
  • brinzolamida
  • dorzolamida
  • metazolamida

Topiramato

Tomar metformina con topiramato, el cual se usa para tratar el dolor neurálgico y convulsiones, puede incrementar tu riesgo de acidosis láctica. No deberías utilizar estos medicamentos juntos.

Fenitoína

Tomar metformina con fenitoína, la cual se usa para tratar las convulsiones, puede hacer que esta sea menos efectiva para reducir tu azúcar en la sangre.

Medicamentos para problemas de estómago

Tomar metformina con cimetidina, la cual se usa para tratar la acidez y otros problemas del estómago, puede incrementar tu riesgo de acidosis láctica. Si estás tomando metformina, tu médico puede elegir un medicamento diferente para ti en lugar de la cimetidina.

Fenotiazinas

Tomar metformina con fenotiazinas, las cuales son medicamentos antisicóticos, puede hacer esta sea menos efectiva para reducir el azúcar en tu sangre. Los ejemplos de estos medicamentos incluyen:

  • clorpromazina
  • flufenazina
  • trifluoperazine

Medicamentos para las hormonas

Tomar metformina con ciertos medicamentos para las hormonas puede hacer que esta sea menos efectiva para reducir el azúcar en tu sangre. Los ejemplos de estos medicamentos incluyen:

  • corticosteroides (inhalados y orales) como:
    • budesonida
    • fluticasona
    • prednisona
    • betametasona
  • estrógenos como:
    • anticonceptivos hormonales, incluyendo píldoras o parches anticonceptivos
    • estrógenos conjugados
    • estradiol

Medicamento para la tuberculosis

Tomar isoniazida con metformina puede hacer que esta sea menos efectiva para reducir el azúcar en tu sangre.

Medicamentos para la tiroides

Tomar metformina con ciertos medicamentos para la tiroides puede hacer que esta sea menos efectiva para reducir el azúcar en tu sangre. Los ejemplos de estos medicamentos incluyen:

  • tiroides desecada
  • levotiroxina
  • liotironina
  • liotrix

Cómo tomar la metformina

La dosis de metformina que tu médico te receta dependerá de varios factores. Estos incluyen:

  • el tipo y la gravedad de la afección que tratas con el uso de metformina
  • tu edad
  • la forma de metformina que tomas
  • otras condiciones médicas que tengas

Usualmente, tu médico empezará con una dosis baja y la ajustará con el tiempo hasta llegar a la dosis adecuada para ti. Finalmente, recetará la dosis más pequeña que proporciona el efecto deseado.

La siguiente información describe las dosis que se usan o recomiendan comúnmente. Sin embargo, asegúrate de tomar la dosis que tu médico te receta. El especialista determinará la mejor dosis que se adapte a tus necesidades.

Formas y concentraciones

Genérico: Metformina

  • Forma: tableta oral de liberación inmediata
  • Concentraciones: 500 mg, 850 mg, 1,000 mg
  • Forma: tableta oral de liberación prolongada
  • Concentraciones: 500 mg, 750 mg, 1,000 mg

Marca: Glucophage

  • Forma: tableta oral de liberación inmediata
  • Concentraciones: 500 mg, 850 mg, 1,000 mg

Marca: Glucophage XR

  • Forma: tableta oral de liberación prolongada
  • Concentraciones: 500 mg, 750 mg

Marca: Fortamet

  • Forma: tableta oral de liberación prolongada
  • Concentraciones: 500 mg, 1,000 mg

Marca: Glumetza

  • Forma: tableta oral de liberación prolongada
  • Concentraciones: 500 mg, 1,000 mg

Dosis para la diabetes tipo 2

Dosis para adulto (entre 18 y 79 años de edad)

  • Tabletas de liberación inmediata
    • Dosis inicial típica: 500 mg, dos veces al día o 850 mg, una vez al día. Toma tus dosis con las comidas.
    • Cambios en la dosis:
      • Tu médico puede incrementar tu dosis en 500 mg semanalmente o 850 mg cada 2 semanas, hasta un total de 2,550 mg al día en dosis divididas.
      • Si tu médico te da una dosis mayor que 2,000 mg al día, es posible que debas tomar el medicamento tres veces al día.
    • Dosis máxima: 2,550 mg al día.
  • Tabletas de liberación prolongada
    • Dosis inicial típica: 500 mg tomados una vez al día con tus alimentos. Esto aplica a todas las tabletas de LP, excepto Fortamet. La dosis inicial típica para Fortamet es de 500-1,000 una vez al día con tus alimentos de la tarde.
    • Cambios en la dosis:
      • Tu médico incrementará tu dosis en 500 mg semanalmente.
      • Si no logras controlar la glucosa con una dosis una vez al día, tu médico puede dividir tu dosis diaria total e indicarte que la tomes dos veces al día.
    • Dosis máxima: 2,000 mg al día. (La dosis máxima de Fortamet es 2,000 mg al día).

Dosis para niños (entre 10 y 17 años de edad)

  • Tabletas de liberación inmediata
    • Dosis inicial típica: 500 mg dos veces al día.
    • Cambios en la dosis: El médico incrementará tu dosis en 500 mg semanalmente en dosis divididas.
    • Dosis máxima: 2,000 mg al día.
  • Tabletas de liberación prolongada
    • Este medicamento no se ha estudiado en niños menores de 18 años de edad.

Dosis para niños (entre 0 y 9 años de edad)

Este medicamento no se ha estudiado en niños menores de 10 años de edad y no se debería de usar.

Dosis para adultos mayores (mayores de 80 años de edad): Las personas mayores de 80 años de edad no deberían empezar a tomar metformina, a menos que tengan función renal normal. Las personas de estas edades tienen un riesgo mayor de acidosis láctica. Si eres mayor de 80 años de edad y tomas metformina, no deberías tomar la dosis máxima.

Advertencias de metformina

Advertencia de la FDA: Acidosis láctica

  • Este medicamento tiene una advertencia de recuadro negro. Esta es la advertencia más grave de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés). Una advertencia de recuadro negro alerta a los médicos y pacientes sobre los efectos del medicamento que pueden ser peligrosos.
  • La acidosis láctica es un efecto secundario raro, pero grave de este medicamento. Al tener esta condición, se desarrolla ácido láctico en tu sangre. Esta es una emergencia médica que requiere tratamiento en el hospital. La acidosis láctica es fatal en aproximadamente la mitad de las personas que la desarrollan. Deberás dejar de tomar este medicamento y comunicarte con tu médico de inmediato o ir a la sala de emergencias si tienes síntomas de acidosis láctica.
  • Los síntomas incluyen debilidad, dolor muscular inusual, problemas respiratorios, somnolencia inusual y dolor de estómago. También incluyen náusea o vómitos, mareos o desvanecimientos y ritmo cardíaco lento o irregular.

Advertencia por el uso de alcohol

No deberás beber alcohol mientras tomas este medicamento. El alcohol puede incrementar tu riesgo de acidosis láctica debido a la metformina. El alcohol también puede incrementar o reducir tus niveles de azúcar en la sangre.

Advertencia de problemas renales

Si tienes problemas renales de moderados a graves, tienes un mayor riesgo de acidosis láctica. No deberás tomar este medicamento.

Advertencia de problemas del hígado

La enfermedad del hígado es un factor de riesgo para acidosis láctica. No deberás tomar este medicamento si tienes problemas de hígado.

Advertencia de alergia

Este medicamento puede ocasionar una reacción alérgica grave. Los síntomas incluyen:

  • problemas respiratorios
  • hinchazón de tu garganta o lengua
  • urticaria

Llama al 911 o acude a la sala de emergencias más cercana si desarrollas estos síntomas.

No vuelvas a tomar este medicamento si alguna vez tuviste una reacción alérgica al mismo. Tomarlo podría ser fatal (puede causar la muerte).

Advertencias para personas con ciertas condiciones de salud

Para personas con problemas renales: Si tienes problemas renales de moderados a graves, tienes un mayor riesgo de acidosis láctica. No deberás tomar este medicamento.

Para personas con problemas del hígado: La enfermedad del hígado es un factor de riesgo para acidosis láctica. No deberás tomar este medicamento si tienes problemas de hígado.

Para personas que planifican someterse a un procedimiento de imágenes: Deberás dejar de tomar este medicamento por un corto período, si tienes planificado inyectarte una tinción o contraste para un procedimiento de imágenes. Esto puede afectar cómo funcionan tus riñones y ponerte en riesgo de acidosis láctica.

Para personas con enfermedades o planes de una cirugía: Informa a tu médico si tienes fiebre o infección, si estás lesionado o tienes planificada una cirugía u otro procedimiento médico. Es posible que necesites cambiar tu dosis de este medicamento.

Para personas con cetoacidosis diabética: No deberás usar este medicamento para tratar la cetoacidosis diabética.

Para personas con problemas del corazón: Si tienes una afección en la que disminuye el oxígeno hacia tu corazón, como ataque cardíaco o una falla cardíaca reciente, tu riesgo de acidosis láctica es mayor. No deberás tomar este medicamento.

Advertencias para ciertos grupos

Para mujeres embarazadas: No se han realizado suficientes estudios en mujeres embarazadas como para estar seguros de cómo podría afectar al feto este medicamento. La investigación en animales no ha demostrado efectos negativos al feto cuando la madre toma el medicamento. Sin embargo, los estudios en animales no siempre predicen la manera como los humanos podrían responder.

Habla con tu médico si estás embarazada o planificas embarazarte. Este medicamento solo se debería usar en el embarazo si es específicamente necesario.

Es importante que las mujeres con diabetes tipo 2 traten su condición aún durante el embarazo. Las mujeres embarazadas típicamente toman insulina para controlar su nivel de azúcar en la sangre, en lugar de metformina.

Para mujeres en lactancia materna: Este medicamento puede pasar a la leche materna y ocasionar efectos secundarios en un niño que la está recibiendo. Habla con tu médico si estás dando lactancia materna a tu bebé. Es posible que necesites decidir si dejas de dar lactancia materna o si dejas de tomar este medicamento.

Para adultos mayores: Las personas mayores de 80 años de edad no deberían empezar a tomar metformina, a menos que tengan función renal normal. Las personas de estas edades tienen un riesgo mayor de acidosis láctica. Si eres mayor de 80 años de edad y estás tomando metformina, no deberás tomar la dosis máxima.

Para niños: No se ha determinado si la forma de liberación inmediata de este medicamento es segura y efectiva para usarla en niños menores de 10 años.

No se ha determinado si la forma de liberación prolongada de este medicamento es segura y efectiva para usarla en niños menores de 18 años.

Toma según las indicaciones

La tableta oral de metformina se usa para el tratamiento a largo plazo. Si no lo tomas según la receta, implica graves riesgos.

Si dejas de tomar el medicamento o no lo tomas: Si tu condición mejoró mientras lo tomabas regularmente y dejas de tomarlo, tus síntomas de la diabetes tipo 2 pueden regresar.

Si no tomas este medicamento, es posible que tus síntomas de la diabetes tipo 2 no mejoren o pueden, incluso, empeorar con el tiempo.

Si omites dosis o no tomas el medicamento en el horario adecuado: Es posible que no funcione bien o pueda dejar de funcionar por completo. Para que este medicamento funcione bien, es necesario que una cantidad determinada se encuentre en tu cuerpo en todo momento.

Si tomas demasiado: Podrías tener niveles peligrosos del medicamento en tu cuerpo. Puedes tener los siguientes síntomas:

  • dolor de estómago
  • náusea
  • vómitos
  • diarrea
  • adormecimiento
  • dolor de cabeza
  • acidosis láctica

Si consideras que has tomado demasiado de este medicamento, llama a tu médico o llama a la Asociación Americana de Centros para el Control de intoxicaciones al 800-222-1222 o busca una guía a través de su herramienta en línea. Sin embargo, si tus síntomas son graves, llama al 911 o acude a la sala de emergencias más cercana de inmediato.

Qué debes hacer si omites una dosis: Si olvidas tomar tu dosis, tómala tan pronto como lo recuerdes. Si solo son unas horas antes del momento de tu siguiente dosis, entonces, solo toma una dosis a esa hora. Nunca intentes ponerte al día tomando dos dosis a la vez. Esto podría ocasionar efectos secundarios peligrosos.

Cómo saber si tu medicamento está funcionando: Tu azúcar en la sangre debería estar cerca del nivel deseado, según la decisión de tu médico. Tus síntomas de diabetes también deberían mejorar.

Consideraciones importantes para tomar este medicamento

Ten estas consideraciones en mente si tu médico te receta la tableta oral de metformina.

General

  • Este medicamento se deberá tomar con alimentos.
  • Las tabletas de liberación prolongada no se deben triturar ni cortar. Sin embargo, las tabletas orales regulares sí pueden triturarse o cortarse.

Almacenamiento

  • Mantén este medicamento a una temperatura entre 68 °F y 77 °F (20 °C y 25 °C). Se puede almacenar brevemente en temperaturas entre 59 °F y 86 °F (15 °C y 30 °C).
  • Mantén este medicamento lejos de la luz y de las temperaturas altas.
  • No almacenes este medicamento en áreas húmedas o mojadas, como los baños.

Viajes

Cuando viajes con tu medicamento:

  • Llévalo siempre contigo. Cuando tomes vuelos, nunca lo coloques en el equipaje que registres. Mantenlo en tu equipaje de mano.
  • No te preocupes por las máquinas de rayos X del aeropuerto. No pueden afectar tu medicamento.
  • Es posible que necesites mostrarle al personal del aeropuerto la etiqueta de la farmacia de tu medicamento. Siempre lleva contigo el recipiente etiquetado con la receta original.
  • No coloques este medicamento en la guantera de tu vehículo ni lo dejes dentro del vehículo. Asegúrate de evitar hacer esto cuando el clima esté muy caliente o muy frío.

Autocontrol

Tu médico te puede pedir que te realices pruebas regularmente para examinar tus niveles de azúcar en la sangre en casa. Si tu médico decide que debes hacerlo, necesitarás lo siguiente:

  • toallitas con alcohol estériles
  • dispositivo de punción y lancetas (las agujas que se usan para obtener las gotas de sangre de tu dedo para examinar tu azúcar en la sangre)
  • tiras de prueba de azúcar en la sangre
  • máquina para monitorear la glucosa en la sangre
  • recipiente de agujas para desechar las lancetas con seguridad

Pregunta a tu médico o farmacéutico cómo utilizar tu máquina para monitorear tu glucosa en la sangre.

Monitoreo clínico

Antes de empezar y durante tu tratamiento con este medicamento, tu médico puede verificar:

  • tus niveles de azúcar en la sangre
  • tus niveles de hemoglobina glucosilada (A1C). Esta prueba mide tu control de azúcar en la sangre durante los últimos 2 a 3 meses.
  • colesterol
  • niveles de vitamina B12
  • función renal

Tu dieta

Cuando se toma metformina y se hacen cambios en el estilo de vida, como mejorar la dieta, incrementar el ejercicio y no fumar, este medicamento puede ayudar a reducir tus niveles de azúcar en la sangre. Sigue el plan nutricional que tu médico, dietista registrado o educador de diabetes recomiende.

Costos adicionales

Si tu médico decide que necesitas realizar pruebas de azúcar en la sangre en casa, necesitarás comprar lo siguiente:

  • toallitas con alcohol estériles
  • dispositivo de punción y lancetas (las agujas que se usan para obtener las gotas de sangre de tu dedo para examinar tu azúcar en la sangre)
  • tiras de prueba de azúcar en la sangre
  • máquina para monitorear la glucosa en la sangre
  • recipiente de agujas para desechar las lancetas con seguridad

Algunos de estos artículos, como dispositivos de monitoreo y tiras de prueba, los puede cubrir el seguro médico. Consulta tu plan individual para conocer los detalles.

¿Existen alternativas?

Existen otros medicamentos disponibles para tratar tu condición. Algunos pueden adaptarse a ti mejor que otros. Habla con tu médico sobre qué otras opciones de medicamentos pueden funcionar para ti.

Renuncia de responsabilidades: Healthline se ha esforzado en asegurarse de que toda la información sea objetivamente correcta, integral y actualizada. Sin embargo, este artículo no se deberá utilizar como un sustituto del conocimiento y experiencia de un profesional de atención médica certificado. Siempre debes consultar con tu médico u otro profesional de atención médica antes de tomar cualquier medicamento. La información sobre el medicamento contenida aquí está sujeta a cambio y no pretende cubrir todos los posibles usos, indicaciones, precauciones, advertencias, interacciones del medicamento, reacciones alérgicas o efectos secundarios. La ausencia de advertencias u otra información para un medicamento determinado, no indica que el medicamento o combinación de medicamentos sean seguros, efectivos o apropiados para todos los pacientes o todos los usos específicos.

Leer el artículo en Inglés