Las migrañas son dolores de cabeza graves y debilitantes que usualmente se caracterizan por punzadas y palpitaciones intensas en un área de tu cabeza.

Pueden incluir sensibilidad a la luz, sonido y olores, crear alteraciones visuales como auras y hasta puede causar náuseas y vómitos. Las migrañas son más que un dolor de cabeza y pueden afectar tu vida diaria.

Las migrañas comúnmente se tratan con medicamentos. Existen dos categorías de medicamentos que se usan para tratar las migrañas:

  • tratamiento agudo, para el dolor y otros síntomas durante un dolor de cabeza tipo migraña
  • tratamiento preventivo, para reducir la frecuencia y gravedad de las migrañas

Estos medicamentos se toman al inicio de los síntomas de la migraña o las auras para aliviar un dolor de cabeza o reducir su gravedad.

Tomar cualquiera de estos medicamentos con demasiada frecuencia puede causar un dolor de cabeza de rebote, dolores de cabeza que aumentan por el exceso de medicamentos, que luego necesita medicinas adicionales.

Si necesitas usar medicamentos para la migraña aguda más de 9 veces al mes, habla con tu médico sobre posibles tratamientos preventivos.

Algunos analgésicos de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) se usan comúnmente para las migrañas, pero muchos solo están disponibles con receta.

Además del aceteminofeno, un analgésico que solo alivia el dolor, estos medicamentos son medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), que alivian el dolor y reducen la inflamación:

  • acetaminofeno (Excedrin, Tylenol)
  • aspirina
  • diclofenaco (Cataflam)
  • ibuprofeno (Advil, Motrin)
  • ketorolaco (Toradol)
  • naproxeno (Aleve)

Muchos medicamentos OTC comercializados específicamente para las migrañas o los dolores de cabeza, en general combinan uno o más de los medicamentos anteriores con una pequeña cantidad de cafeína, lo que los hace funcionar más rápida y efectivamente, especialmente para dolores de cabeza tipo migraña leves.

Los posibles efectos secundarios por el uso de AINE de uso prolongado incluyen:

  • ataque cardíaco
  • accidente cerebrovascular
  • daño renal
  • úlceras estomacales

Las ergotaminas fueron la primera clase de medicamentos que se usó específicamente para las migrañas. Estas causan que los vasos sanguíneos alrededor de tu cerebro se contraigan y puedan aliviar una migraña en unos pocos minutos.

Las ergotaminas están disponibles como pastillas, tabletas que se disuelven debajo de tu lengua, aerosoles nasales, supositorios e inyecciones. Estos generalmente se toman a la primera señal de los síntomas de dolor de cabeza y algunas personas tienen la opción de tomar dosis adicionales cada 30 minutos si el dolor de cabeza continúa.

Algunas ergotaminas son:

  • dihidroergotamina (DHE-45, Migranal)
  • ergotamina (Ergomar)
  • ergotamina y cafeína (Cafatine, Cafergot, Cafetrate, Ercaf, Migergot, Wigraine)
  • metisregide (Sansret)
  • metilergonovina (Methergine)

Las ergotaminas pueden tener efectos secundarios peligrosos. Estas pueden causar defectos de nacimiento y problemas cardíacos, y son tóxicas en altas dosis.

Si estás embarazada o lactando, o tienes una enfermedad cardíaca, no deberías tomar ergotaminas. Las ergotaminas también pueden interactuar negativamente con otros medicamentos, incluyendo antimicóticos y antibióticos.

Los triptanos son una clase nueva de medicamento que aumenta los niveles de serotonina en tu cerebro, lo que reduce la inflamación y contrae los vasos sanguíneos, terminando efectivamente una migraña.

Los triptanos están disponibles como pastillas, aerosoles nasales, inyecciones y tabletas que se disuelven debajo de tu lengua y funcionan rápidamente para detener una migraña.

Algunos triptanos son:

  • almotriptan (Axert)
  • eletriptan (Relpax)
  • frovatriptan (Frova)
  • naratriptan (Amerge)
  • rizatriptan (Maxalt, Maxalt-MLT)
  • sumatriptan (Imitrex)
  • sumatriptan y naproxeno (Treximet)
  • zolmitriptan (Zomig)

Los posibles efectos secundarios de los triptanos incluyen:

  • hormigueo o entumecimiento en los dedos de tus pies
  • somnolencia
  • mareos
  • náuseas
  • rigidez o molestia en tu pecho o garganta

Las personas con problemas cardíacos o que están en riesgo de un accidente cardiovascular deberían evitar los triptanos.

Los triptanos también pueden potencialmente causar el síndrome de serotonina fatal, si se toman con otros medicamentos que aumentan la serotonina como los antidepresivos.

Estos medicamentos reducen las náuseas y los vómitos que pueden acompañar a las migrañas graves. Usualmente se toman junto con un analgésico, ya que no reducen el dolor.

Algunos incluyen:

  • dimenhidrinato (Gravol)
  • metoclopramida (Reglan)
  • proclorperazina (Compazine)
  • prometazina (Phenergan)
  • trimetobenzamida (Tigan)

Estos medicamentos pueden hacerte sentir somnoliento, menos alerta o mareado y tienen otros posibles efectos secundarios.

Si el dolor de la migraña no responde a otros analgésicos y no puedes tomar ergotaminas o triptanos, tu médico puede recetarte opioides — analgésicos mucho más poderosos.

Muchos medicamentos para la migraña son una combinación de opioides y analgésicos. Algunos opioides son:

  • codeína
  • meperidina (Demerol)
  • morfina
  • oxicodona (OxyContin)

Los opioides implican un grave riesgo de adicción, así que usualmente son recetados con moderación.

Si experimentas migrañas frecuentes, tu médico puede recetar un medicamento preventivo para reducir la frecuencia e intensidad de tus migrañas.

Estos medicamentos se toman regularmente, en general a diario, y pueden recetarse solos o junto con otros fármacos.

Puede tomar varias semanas o meses para que hagan efecto. Estos medicamentos se usan comúnmente para otras afecciones y también son efectivos para las migrañas.

Los antagonistas del gen de la calcitonina (CGRP, en inglés) son el grupo de medicamentos más recientes aprobados para la prevención de las migrañas.

Funcionan sobre el péptido relacionado con el CGRP, una proteína que se encuentra en el cerebro. El CGRP está involucrado en el dolor relacionado con una migraña.

Se espera que aumente la variedad de esta clase de medicamentos. Los actuales incluyen:

  • erenumab (Aimovig)
  • fremanezumab (Ajovy)

Comúnmente recetados para la hipertensión, los betabloqueantes disminuyen los efectos de las hormonas del estrés en tu corazón y vasos sanguíneos, y pueden ayudar a reducir la frecuencia e intensidad de las migrañas.

Algunos incluyen:

  • atenolol (Tenormin)
  • metoprolol (Toprol XL)
  • nadolol (Corgard)
  • propranolol (Inderal)
  • timolol (Blocadren)

Los efectos secundarios de los betabloqueadores pueden incluir:

  • fatiga
  • náuseas
  • mareo al ponerse de pie
  • depresión
  • insomnio

Los bloqueadores de los canales de calcio son medicamentos para la presión sanguínea que moderan la contracción y dilatación de tus vasos sanguíneos, que juegan un papel en el dolor de la migraña.

Algunos bloqueadores de los canales de calcio incluyen:

  • diltiazem (Cardizem, Cartia XT, Dilacor, Tiazac)
  • nimodipina (Nimotop)
  • verapamil (Calan, Covera, Isoptin, Verelan)

Los efectos secundarios de los bloqueadores de los canales de calcio pueden incluir:

  • presión arterial baja
  • aumento de peso
  • mareos
  • estreñimiento

Los antidepresivos afectan los niveles de varios químicos en el cerebro, incluyendo la serotonina. Un aumento de la serotonina puede reducir la inflamación y contraer los vasos sanguíneos, lo que ayuda a aliviar las migrañas.

Algunos antidepresivos que se usan para tratar las migrañas son:

  • amitriptilina (Elavil, Endep)
  • fluoxetina (Prozac, Sarafem)
  • imipramina (Tofranil)
  • nortriptilina (Aventyl, Pamelor)
  • paroxetina (Paxil, Pexeva)
  • sertralina (Zoloft)
  • venlafaxina (Effexor)

Algunos efectos secundarios de los antidepresivos incluyen aumento de peso y disminución de la libido.

Los anticonvulsivos evitan las convulsiones causadas por la epilepsia y otras afecciones. También pueden aliviar los síntomas de la migraña al calmar los nervios hiperactivos en tu cerebro.

Algunos anticonvulsivos incluyen:

  • divalproex sódico (Depakote, Depakote ER)
  • gabapentina (Neurontin)
  • levetiracetam (Keppra)
  • pregabalin (Lyrica)
  • tiagabina (Gabitril)
  • topiramate (Topamax)
  • valproata (Depakene)
  • zonisamida (Zonegran)

Los efectos secundarios de los anticonvulsivos pueden incluir:

  • náuseas
  • vómitos
  • diarrea
  • aumento de peso
  • somnolencia
  • mareos
  • visión borrosa

La Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado las inyecciones de Botox (toxina botulínica tipo A) en tu frente o músculos del cuello para el tratamiento de la migraña crónica.

Generalmente, se repiten cada tres meses y pueden ser costosas.

Muchos medicamentos están disponibles para tratar el dolor de las migrañas. Ten precaución con el uso excesivo de medicamentos para evitar un relapso de tus dolores de cabeza.

Si el dolor es consistente, habla con tu médico sobre tomar medicamentos preventivos.

Lee este artículo en inglés.