La insuficiencia cardíaca congestiva (ICC) es una afección crónica progresiva que afecta la capacidad de bombeo del músculo cardíaco.

Aunque a menudo se la llama simplemente insuficiencia cardíaca, la insuficiencia cardíaca congestiva se refiere específicamente a la etapa en la que el líquido se acumula dentro del corazón y hace que bombee de manera ineficiente.

Hay cuatro cámaras cardíacas. La mitad superior del corazón se compone de dos aurículas, y la mitad inferior, de dos ventrículos.

Los ventrículos bombean sangre a los órganos y tejidos de tu cuerpo, y las aurículas reciben la sangre de regreso, a medida que circula desde el resto de tu cuerpo.

La insuficiencia cardíaca congestiva se desarrolla cuando los ventrículos no pueden bombear suficiente volumen de sangre al cuerpo. Con el tiempo, la sangre y otros fluidos pueden acumularse dentro de:

  • los pulmones
  • el abdomen
  • el hígado
  • la parte inferior del cuerpo

La insuficiencia cardíaca congestiva puede poner en peligro la vida. Si sospechas que tú o alguien que conoces tiene ICC, busca tratamiento médico inmediato.

En las primeras etapas de la insuficiencia cardíaca congestiva, lo más probable es que no notes ningún cambio en tu salud. Si tu afección progresa, experimentarás cambios graduales en tu cuerpo.

Síntomas que podrías notar al principioSíntomas que indican que tu afección ha empeoradoSíntomas que indican una afección cardíaca grave
fatigaritmo cardíaco irregulardolor en el pecho que irradia hacia la parte superior del cuerpo
inflamación en los tobillos, pies y piernasuna tos que se desarrolla debido al congestionamiento en los pulmonesrespiración acelerada
aumento de pesosibilanciaspiel con un tono azulado, que se debe a la falta de oxígeno en los pulmones
mayor necesidad de orinar, especialmente por la nochedificultad para respirar, que puede indicar edema pulmonardesmayos

El dolor en el pecho que irradia hacia la parte superior del cuerpo también puede ser una señal de un ataque al corazón. Si experimentas este o cualquier otro síntoma que pueda apuntar a una afección cardíaca grave, busca atención médica inmediata.

Síntomas de insuficiencia cardíaca en niños y bebés

Puede ser difícil reconocer la insuficiencia cardíaca en bebés y niños pequeños. Los síntomas pueden incluir:

  • mala alimentación
  • sudoración excesiva
  • dificultad para respirar

Estos síntomas pueden malinterpretarse fácilmente como cólicos o una infección respiratoria. El crecimiento deficiente y la presión arterial baja también pueden ser señales de insuficiencia cardíaca en los niños.

En algunos casos, es posible que sientas el ritmo cardíaco rápido de un bebé en reposo a través de la pared torácica.

Tú y tu médico pueden considerar diferentes tratamientos dependiendo de tu salud general y hasta qué punto ha progresado tu afección.

Medicamentos para la insuficiencia cardíaca congestiva

Hay varios medicamentos que se pueden usar para tratar la insuficiencia cardíaca congestiva, incluidos los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), los betabloqueantes y más.

Inhibidores de la ECA

Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina abren los vasos sanguíneos estrechados para mejorar el flujo sanguíneo. Los vasodilatadores son otra opción si no puedes tolerar los inhibidores de la ECA.

Es posible que te receten uno de los siguientes:

  • benazepril (Lotensin)
  • captopril (Capoten)
  • enalapril (Vasotec)
  • fosinopril (Monopril)
  • lisinopril (Zestril)
  • quinapril (Accupril)
  • ramipril (Altace)
  • moexipril (Univasc)
  • perindopril (Aceon)
  • trandolapril (Mavik)

Los inhibidores de la ECA no se deben tomar con los siguientes medicamentos sin consultar a un médico, ya que pueden causar una reacción adversa:

  • Diuréticos ahorradores de potasio y suplementos de potasio. Estos diuréticos pueden causar acumulación de potasio en la sangre, lo que puede conducir a un ritmo cardíaco anormal. Algunos ejemplos son: riamtereno (Dyrenium), eplerenona (Inspra) y espironolactona (Aldactone).
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Los AINE como el ibuprofeno, la aspirina y el naproxeno pueden causar retención de sodio y agua. Esto puede reducir el efecto del inhibidor de la ECA en la presión arterial.

Esta es una lista abreviada, así que siempre habla con tu médico antes de tomar cualquier medicamento nuevo.

Betabloqueantes

Los betabloqueantes disminuyen el trabajo que el corazón tiene que hacer, y pueden reducir la presión arterial y ralentizar un ritmo cardíaco rápido.

Esto puede lograrse con:

  • atenolol (Tenormin)
  • bisoprolol (Zebeta)
  • carvedilol (Coreg)
  • esmolol (Brevibloc)
  • metoprolol (Lopressor)
  • nadolol (Corgard)
  • nebivolol (Bystolic)

Los betabloqueantes se deben tomar con precaución con los siguientes medicamentos, ya que pueden causar una reacción adversa:

  • Medicamentos que disminuyen el ritmo cardíaco. Estos pueden aumentar los efectos cardiovasculares, incluyendo un ritmo cardíaco menos acelerado. Algunos ejemplos incluyen amiodarona (Nexterone), verapamilo, diltiazem y digoxina.
  • Albuterol (AccuNeb). Los betabloqueantes pueden anular los efectos del albuterol sobre la broncodilatación.
  • Antipsicóticos. Ciertos antipsicóticos, como la tioridazina (Mellaril), también pueden causar presión arterial baja en algunas personas.
  • Fentora (Fentanyl). Puede causar presión arterial baja.
  • Clonidine (Catapres). La clonidina puede aumentar el riesgo de ritmo cardíaco lento.

Algunos medicamentos podrían no estar enumerados aquí. Siempre deberías consultar a tu médico antes de tomar cualquier medicamento nuevo.

Diuréticos

Los diuréticos reducen el contenido de líquido del cuerpo. La insuficiencia cardíaca congestiva puede hacer que tu cuerpo retenga más líquido de lo que debería.

El médico puede recomendar:

  • Diuréticos de asa. Hacen que los riñones produzcan más orina. Esto ayuda a eliminar el exceso de líquido del cuerpo. Los ejemplos incluyen furosemida (Lasix), ácido etacrínico (Edecrin) y torsemida (Demadex).
  • Diuréticos ahorradores de potasio. Ayudan a eliminar los líquidos y el sodio sin dejar de retener el potasio. Los ejemplos incluyen triamtereno (Dyrenium), eplerenona (Inspra) y espironolactona (Aldactone).
  • Diuréticos tiazídicos. Hacen que los vasos sanguíneos se ensanchen y ayudan al cuerpo a eliminar cualquier líquido extra. Los ejemplos incluyen metolazona (Zaroxolyn), indapamida (Lozol) e hidroclorotiazida (Microzide).

Los diuréticos se deben tomar con precaución con los siguientes medicamentos, ya que pueden causar una reacción adversa:

  • Inhibidores de la ECA. Pueden causar disminución de la presión arterial, incluyendo lisinopril (Zestril), benazepril (Lotensin) y captopril (Capoten).
  • Tricíclicos. También llamados antidepresivos tricíclicos (ATC), pueden causar disminución de la presión arterial. Algunos ejemplos son: amitriptilina y desipramina (Norpramin).
  • Ansiolíticos. Los ansiolíticos son medicamentos contra la ansiedad, que pueden reducir la presión arterial. Los ansiolíticos comunes incluyen alprazolam (Xanax), clordiazepóxido (Librium) y diazepam (Valium).
  • Hipnóticos. Los sedantes como el zolpidem (Ambien) y el triazolam (Halcion) pueden causar presión arterial baja.
  • Betabloqueantes. Los betabloqueantes, como el metoprolol (Lopressor) y el carvedilol (Coreg), también pueden causar presión arterial baja.
  • Bloqueadores de los canales de calcio. Los BCC pueden causar una caída en la presión arterial. Algunos ejemplos incluyen amlodipina (Norvasc) y diltiazem (Cardizem).
  • Nitratos. Estos medicamentos, como la nitroglicerina (Nitrostat) y el isosorbida-dinitrato (Isordil), pueden reducir la presión arterial.
  • AINE. Estos medicamentos pueden causar toxicidad hepática.

Esta es una lista abreviada que incluye únicamente las interacciones farmacológicas más comunes. Siempre deberías hablar con tu médico antes de tomar cualquier medicamento nuevo.

Cirugías y procedimientos

Si los medicamentos no son eficaces por sí solos, se pueden requerir procedimientos más invasivos.

La angioplastia, un procedimiento para abrir arterias bloqueadas, es una opción.

El cardiólogo también puede considerar la cirugía de reparación de válvulas cardíacas para ayudar a que las válvulas se abran y cierren adecuadamente.

Como se mencionó, las primeras señales de insuficiencia cardíaca congestiva podrían no ser muy notables. Estas son algunas señales de advertencia temprana que deben analizarse con el proveedor de salud:

  • exceso de líquido en los tejidos corporales, como tobillos, pies, piernas o abdomen
  • tos o sibilancia
  • falta de aliento
  • aumento de peso que no se puede atribuir a otra cosa
  • fatiga general
  • ritmo cardíaco acelerado
  • falta de apetito o náuseas
  • sentirte confundido o desorientado

Cuando el corazón no es capaz de bombear sangre con eficacia, la sangre puede acumularse en las venas y los tejidos. La sangre y otros líquidos pueden retroceder en ciertas áreas y causar hinchazón (edema).

Los tobillos, los pies, las piernas y el abdomen son lugares comunes que pueden hincharse.

Este es un ejemplo de edema:

EtapaPrincipales síntomasPronóstico
Clase 1No experimentas ningún síntoma durante la actividad física normal.La ICC en esta etapa se puede manejar a través de cambios en el estilo de vida, medicamentos para el corazón y monitoreo.
Clase 2Probablemente te sientes cómodo en reposo, pero la actividad física normal puede causarte fatiga, palpitaciones y dificultad para respirar.La ICC en esta etapa se puede manejar a través de cambios en el estilo de vida, medicamentos para el corazón y monitoreo cuidadoso.
Clase 3Probablemente te sientes cómodo en reposo, pero tienes una notable limitación de la actividad física. Incluso el ejercicio leve puede causarte fatiga, palpitaciones o dificultad para respirar.El tratamiento puede ser complicado. Habla con tu médico sobre lo que la insuficiencia cardíaca en esta etapa puede significar para ti.
Clase 4Es probable que no puedas realizar ninguna cantidad de actividad física sin síntomas, que están presentes incluso cuando estás en reposo.No hay cura para la ICC en esta etapa, pero todavía hay opciones de calidad de vida y cuidados paliativos. Es recomendable que hables con tu médico sobre los posibles beneficios y riesgos de cada opción con tu médico.

La insuficiencia cardíaca congestiva puede ser el resultado de otras afecciones de salud que afectan directamente el sistema cardiovascular. Es por esto que es importante que te hagas chequeos anuales para reducir tu riesgo de problemas de salud cardíaca, incluyendo:

  • presión arterial alta (hipertensión)
  • enfermedad de las arterias coronarias
  • afecciones de la válvula cardíaca

Hipertensión

Cuando tu presión arterial es más alta de lo normal, puede producir insuficiencia cardíaca congestiva.

La hipertensión tiene muchas causas diferentes. Entre ellas está el endurecimiento de las arterias, que aumenta la presión en las arterias.

Enfermedad de las arterias coronarias

El colesterol y otros tipos de sustancias grasas pueden bloquear las arterias coronarias, que son las arterias pequeñas que suministran sangre al corazón. Esto hace que las arterias se estrechen.

Las arterias coronarias estrechadas restringen el flujo sanguíneo y pueden causar daño en las arterias.

Afecciones de la válvula cardíaca

Las válvulas cardíacas regulan el flujo sanguíneo a través del corazón al abrirse y cerrarse para permitir que la sangre entre y salga de las cámaras.

Las válvulas que no se abren y cierran correctamente pueden forzar a los ventrículos a trabajar más duro para bombear sangre. Esto puede ser el resultado de una infección o defecto cardíaco.

Otras afecciones

Si bien las enfermedades relacionadas con el corazón pueden conducir a la insuficiencia cardíaca congestiva, también hay otras afecciones aparentemente no relacionadas que pueden aumentar el riesgo.

Estas incluyen:

  • diabetes
  • enfermedad de la tiroides
  • obesidad
  • ciertos medicamentos de quimioterapia

Las infecciones graves y las reacciones alérgicas también pueden contribuir a la insuficiencia cardíaca congestiva.

La insuficiencia cardíaca congestiva del lado izquierdo es el tipo más común de ICC. Ocurre cuando el ventrículo izquierdo no bombea sangre hacia el cuerpo adecuadamente.

A medida que la afección progresa, se puede acumular líquido en los pulmones, lo que dificulta la respiración.

Hay dos tipos de insuficiencia cardíaca del lado izquierdo:

  • Insuficiencia cardíaca sistólica ocurre cuando el ventrículo izquierdo no se contrae normalmente. Esto reduce el nivel de fuerza disponible para empujar la circulación de la sangre. Sin esta fuerza, el corazón no puede bombear correctamente.
  • Falla diastólica o disfunción diastólica, ocurre cuando el músculo en el ventrículo izquierdo se vuelve rígido. Debido a que ya no puede relajarse, el corazón no puede llenarse de sangre entre latidos.

La insuficiencia cardíaca congestiva del lado derecho ocurre cuando el ventrículo derecho tiene dificultad para bombear sangre a los pulmones. La sangre se acumula en los vasos sanguíneos, lo que provoca la retención de líquidos en las extremidades inferiores, el abdomen y otros órganos vitales.

Es posible tener insuficiencia cardíaca congestiva del lado izquierdo y del lado derecho al mismo tiempo. Por lo general, la enfermedad comienza en el lado izquierdo y luego, si no se trata, se desplaza a la derecha.

Alrededor de 6.2 millones de adultos estadounidenses tuvieron insuficiencia cardíaca entre 2013 y 2016.

Un informe de la Asociación Americana del Corazón estima que alrededor del 50 por ciento de las personas diagnosticadas con insuficiencia cardíaca congestiva viven más de 5 años.

Un estudio anterior mostró resultados de que algunos pacientes de menor riesgo que fueron diagnosticados antes de los 50 años tenían una esperanza de vida de aproximadamente 20 años después del diagnóstico.

La edad al momento del diagnóstico, otras afecciones y el sexo también contribuyeron a variables en la esperanza de vida, algunas de ellas de menos de 3 años después del diagnóstico.

El pronóstico y la esperanza de vida para la insuficiencia cardíaca congestiva pueden variar en función de muchos factores. En general, el diagnóstico temprano y el seguimiento de un plan de tratamiento pueden conducir a un mejor control y una vida más larga.

Después de reportar tus síntomas a tu médico, es posible que te remitan a un especialista del corazón o cardiólogo.

El cardiólogo realizará un examen físico, que incluirá escuchar tu corazón con un estetoscopio para detectar ritmos cardíacos anormales.

Para confirmar un diagnóstico inicial, el cardiólogo podría ordenar ciertas pruebas de diagnóstico para examinar las válvulas, los vasos sanguíneos y las cámaras del corazón.

Hay una variedad de pruebas utilizadas para diagnosticar afecciones cardíacas. Debido a que estas pruebas miden cosas diferentes, tu médico puede recomendar algunas para obtener una imagen completa de tu estado actual.

Pruebas de sangre

Los análisis de sangre pueden detectar células sanguíneas anormales e infecciones. Esto incluye pruebas de recuento sanguíneo, función renal y función hepática. También pueden comprobar el nivel de PNC, una hormona que aumenta con la insuficiencia cardíaca.

Radiografía de tórax

Las radiografías de tórax se pueden utilizar para evaluar el tamaño del corazón, la acumulación de líquido en los pulmones y los vasos sanguíneos. Por lo general, esta es una de las primeras pruebas que tu médico te recomendará.

Electrocardiograma

Un electrocardiograma (EKG o ECG) registra el ritmo cardíaco.

Las anomalías en el ritmo cardíaco, como latidos cardíacos rápidos o irregulares, podrían sugerir que las paredes de la cámara del corazón son más gruesas de lo normal. Eso podría ser una señal de advertencia para un ataque al corazón.

Ecocardiograma

Un ecocardiograma utiliza ondas sonoras para registrar la estructura y el movimiento del corazón. La prueba puede determinar si ya tienes un flujo sanguíneo deficiente, daño muscular o un músculo cardíaco que no se contrae normalmente.

Pruebas de esfuerzo

Las pruebas de esfuerzo muestran lo bien que tu corazón funciona bajo diferentes niveles de esfuerzo.

Hacer que tu corazón trabaje más duro hace que sea más fácil para tu médico diagnosticar cualquier problema.

Cateterización cardíaca

El cateterismo cardíaco puede mostrar obstrucciones en las arterias coronarias. El médico insertará un pequeño tubo en el vaso sanguíneo y lo enroscará desde la parte superior del muslo (área de la ingle), el brazo o la muñeca.

Al mismo tiempo, el médico puede tomar muestras de sangre, usar radiografías para ver las arterias coronarias, y comprobar el flujo sanguíneo y la presión en las cámaras del corazón.

Resonancia magnética

Una resonancia magnética toma fotos de tu corazón. Las imágenes fijas y en movimiento permiten que tu médico vea si hay daño en tu corazón.

Algunos factores se basan en nuestra genética, pero el estilo de vida también puede influir.

Hay varias cosas que puedes hacer para reducir tu riesgo de insuficiencia cardíaca, o al menos retrasar el inicio.

Evita o deja de fumar

Si fumas y no has podido dejar de hacerlo, pídele a tu médico que te recomiende productos y servicios que puedan ayudarte.

El humo de segunda mano también es un peligro para la salud. Si vives con un fumador, pídele que salga a fumar.

Mantén una dieta bien equilibrada

Una dieta saludable para el corazón es rica en vegetales, frutas y granos enteros. También necesitas proteínas en tu dieta.

Los alimentos que debes evitar incluyen:

  • sal (sodio)
  • azúcar añadida
  • grasas sólidas
  • granos refinados

Ejercicio

Tan solo 1 hora de ejercicio aeróbico moderado por semana puede mejorar tu salud cardíaca. Caminar, andar en bicicleta y nadar son buenas formas de ejercicio.

Si no has hecho ejercicio en un tiempo, comienza con solo 15 minutos al día y ve aumentando poco a poco.

Si te sientes desmotivado para hacer ejercicio solo, considera tomar una clase, incluso puede ser en línea, o inscríbete en un entrenamiento personal en un gimnasio local.

Cuida tu peso

Tener obesidad o sobrepeso puede ser una carga para el corazón. Sigue una dieta saludable y haz ejercicio regularmente.

Si no tienes un peso saludable con respecto a tu cuerpo, habla con el médico sobre cómo solucionarlo. También puedes consultar a un nutricionista.

Otras medidas preventivas

Bebe alcohol con moderación y mantente alejado de las drogas ilegales. Cuando tomes medicamentos recetados, sigue las instrucciones cuidadosamente y nunca aumentes tu dosis sin la supervisión del médico.

Si estás en alto riesgo de insuficiencia cardíaca o ya tienes algún daño cardíaco, todavía puedes seguir estos pasos. Asegúrate de preguntarle a tu médico cuánta actividad física es segura para ti y si tienes alguna otra restricción.

Si tomas medicamentos para la presión arterial alta, las enfermedades cardíacas o la diabetes, tómalos exactamente como te lo indicaron. Consulta a tu médico regularmente para vigilar tu afección e informar de cualquier síntoma nuevo de inmediato.

Tu afección puede mejorar con medicamentos, cirugía o cambios en el estilo de vida. Tu pronóstico depende de qué tan avanzada esté tu insuficiencia cardíaca congestiva, y si tienes otras afecciones de salud que tratar, como diabetes o presión arterial alta.

Cuanto antes se diagnostique tu afección, mejor será tu pronóstico. Habla con tu médico sobre el mejor plan de tratamiento para ti.

Lee el artículo en inglés.

Traducción al español por HolaDoctor.

Edición en español por Stella Miranda el 5 de septiembre de 2021.

Versión original en inglés actualizada el 2 de junio de 2021.

Última revisión médica en inglés realizada el 6 de mayo de 2021.