El moco protege tu sistema respiratorio con lubricación y filtración. Lo producen las membranas mucosas que van desde la nariz hasta los pulmones.

Cada vez que inhalas, los alérgenos, virus, polvo y otros desechos se adhieren a la mucosidad, que luego se elimina de tu sistema. Pero a veces, tu cuerpo puede producir demasiada mucosidad, haciendo que tengas que aclarar la garganta con frecuencia.

Sigue leyendo para saber qué causa la producción excesiva de moco en la garganta y qué puedes hacer al respecto.

Hay una serie de afecciones médicas que pueden desencadenar la producción excesiva de moco, como:

  • reflujo gástrico
  • alergias
  • asma
  • infecciones, como el resfriado común
  • enfermedades pulmonares, como la bronquitis crónica, neumonía, fibrosis quística y EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica)

La producción excesiva de moco también puede ser el resultado de algunos factores ambientales y de estilo de vida, como:

  • un ambiente interior seco
  • bajo consumo de agua y otros líquidos
  • alto consumo de líquidos que pueden causar la pérdida de líquidos, como café, té y alcohol
  • ciertos medicamentos
  • fumar

Si la producción excesiva de moco se vuelve una molestia regular e incómoda, puedes consultar con un médico para obtener un diagnóstico completo y un plan de tratamiento.

Medicamentos de venta libre y recetados

Tu médico te podría recomendar medicamentos como:

  • Medicamentos de venta libre (OTC, en inglés). Los expectorantes, como la guaifenesina (Mucinex, Robitussin) pueden diluir y aflojar la mucosidad para que se despeje de la garganta y el pecho.
  • Medicamentos recetados. Los mucolíticos, como la solución salina hipertónica (Nebusal) y la dornasa alfa (Pulmozyme) son diluyentes de la mucosidad que inhalas a través de un nebulizador. Si el exceso de moco es provocado por una infección bacteriana, es probable que tu médico te recete antibióticos.

Pasos de autocuidado

Tu médico también te puede sugerir algunos pasos de cuidado personal que puedes tomar para ayudar a reducir la mucosidad, como:

  • Haz gárgaras con agua tibia con sal. Este remedio casero puede ayudar a eliminar la mucosidad de la parte posterior de la garganta y puede ayudar a matar los gérmenes.
  • Humidifica el aire. La humedad en el aire puede ayudar a mantener la mucosidad delgada.
  • Mantente hidratado. Beber suficientes líquidos, especialmente agua, puede aliviar la congestión y ayudar a que fluya la mucosidad. Los líquidos calientes pueden ser eficaces, pero evita las bebidas con cafeína.
  • Eleva tu cabeza. Acostarse puede dar la sensación de que el moco se acumula en la parte posterior de la garganta.
  • Evita los descongestionantes. Aunque los descongestionantes secan las secreciones, pueden hacer que sea más difícil reducir la mucosidad.
  • Evita irritantes, fragancias, productos químicos y contaminación. Estos pueden irritar las membranas mucosas, lo que indica al cuerpo que produzca más moco.
  • Si fumas, trata de dejarlo. Dejar de fumar es útil, especialmente con enfermedades pulmonares crónicas como el asma o la EPOC.

El moco es producido por las vías respiratorias inferiores en respuesta a la inflamación. Cuando se expulsa el exceso de moco, se denomina flema.

La respuesta no es médica: moco es un sustantivo y mucoso es un adjetivo. Por ejemplo, las membranas mucosas secretan moco.

Tu cuerpo siempre está produciendo moco. La sobreproducción de mucosidad en la garganta a menudo es el resultado de una enfermedad leve que debe seguir su curso.

Pero a veces, el exceso de moco puede ser un síntoma de una afección más grave. Consulta a tu médico si:

  • la sobreproducción de moco es persistente y recurrente
  • la cantidad de moco que estás produciendo aumenta dramáticamente
  • el exceso de moco se acompaña de otros síntomas preocupantes

Lee el artículo en inglés.