¿Qué es un examen de glucosa en la sangre?

Un examen de glucosa en la sangre mide la cantidad de glucosa en tu sangre. La glucosa, un tipo de azúcar simple, es la fuente principal de energía de tu cuerpo. Tu cuerpo convierte los carbohidratos que consumes en glucosa.

El examen de glucosa se realiza principalmente a personas con diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes gestacional. La diabetes es una condición que ocasiona que tus niveles de glucosa en la sangre aumenten.

La cantidad de azúcar en tu sangre usualmente es controlada por una hormona llamada insulina. Sin embargo, si tienes diabetes, tu cuerpo no produce suficiente insulina o la insulina que produce no funciona adecuadamente. Esto hace que el azúcar se acumule en tu sangre. Los niveles elevados de azúcar en la sangre pueden ocasionar daños graves al organismo, si no se tratan.

En algunos casos, el examen de glucosa en la sangre también se puede usar para examinar la hipoglucemia. Esta condición ocurre cuando los niveles de glucosa en tu sangre son demasiado bajos.

Diabetes y el examen de glucosa en la sangre

La diabetes tipo 1 usualmente se diagnostica en niños y adolescentes, cuyos cuerpos no pueden producir suficiente insulina. Es una condición crónica y a largo plazo que requiere tratamiento continuo. Se ha demostrado que la diabetes tipo 1 de aparición tardía afecta a las personas entre las edades de 30 y 40 años.

La diabetes tipo 2 es usualmente diagnosticada en adultos con sobrepeso y obesidad, pero también puede desarrollarse en personas más jóvenes. Esta condición ocurre cuando tu cuerpo no produce suficiente insulina o la insulina que produce no funciona adecuadamente. El impacto de la diabetes tipo 2 puede reducirse a través de la pérdida de peso y alimentación saludable.

La diabetes gestacional ocurre si desarrollas diabetes mientras estás embarazada. La diabetes gestacional usualmente desaparece después de que das a luz.

Después de recibir un diagnóstico de diabetes, es posible que debas realizarte exámenes de glucosa en la sangre para determinar si tu condición está bien controlada. Un nivel alto de glucosa en una persona con diabetes puede significar que tu diabetes no se está controlando bien.

Otras posibles causas de niveles altos de glucosa en la sangre incluyen:

  • hipertiroidismo o tiroides hiperactiva
  • pancreatitis o inflamación de tu páncreas
  • cáncer pancreático
  • prediabetes, que sucede cuando estás en mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2
  • estrés corporal por enfermedad, trauma o cirugía
  • medicamentos como esteroides

En raros casos, los niveles altos de glucosa en la sangre podrían ser una señal de un trastorno hormonal llamado acromegalia o síndrome de Cushing, que ocurre cuando tu cuerpo produce demasiado cortisol.

También es posible tener niveles de glucosa en sangre que son demasiado bajos. Sin embargo, esto tampoco es común. Los niveles bajos de glucosa en la sangre, o hipoglucemia, pueden ser ocasionados por:

  • uso excesivo de insulina
  • inanición
  • hipopituitarismo o glándula pituitaria hipoactiva
  • hipotiroidismo o tiroides hipoactiva
  • enfermedad de Addison, que se caracteriza por niveles bajos de cortisol
  • abuso de alcohol
  • enfermedad hepática
  • insulinoma, que es un tipo de tumor pancreático
  • enfermedad renal

Cómo prepararte para un examen de glucosa en la sangre

Los exámenes de glucosa en la sangre son aleatorios o exámenes en ayunas.

Para una prueba de glucosa en la sangre en ayunas, no puedes ingerir ni tomar nada, solo agua durante ocho horas antes de tu examen. Es posible que desees programar un examen de glucosa en ayunas, a primera hora de la mañana, para que no tengas que ayunar durante el día. Puedes comer y beber antes de un examen de glucosa aleatorio.

Los exámenes en ayunas son más comunes debido a que proporcionan resultados más precisos y son más fáciles de interpretar.

Antes de tu examen, infórmale a tu médico sobre los medicamentos que estás tomando, sean medicamentos con receta, de venta libre o suplementos de hierbas. Ciertos medicamentos pueden afectar los niveles de glucosa en la sangre. Tu médico puede pedirte que dejes de tomar un medicamento en particular o que cambies la dosis antes de tu examen.

Los medicamentos que pueden afectar tus niveles de glucosa en la sangre incluyen:

  • corticosteroides
  • diuréticos
  • píldoras anticonceptivas
  • terapia hormonal
  • aspirina (Bufferin)
  • antisicóticos
  • litio
  • epinefrina (Adrenalina)
  • antidepresivos tricíclicos
  • inhibidores de monoamino oxidasa (MAOI, en inglés)
  • ·fenitoína
  • medicamentos a base de sulfonilúrea

El estrés grave también puede ocasionar incremento temporal en la glucosa en la sangre y usualmente se debe a uno o más de estos factores:

  • cirugía
  • trauma
  • apoplejía
  • ataque cardíaco

Deberás decirle a tu médico si tuviste uno de los anteriores.

Qué esperar durante un examen de glucosa en la sangre

Es muy probable que una muestra de sangre se tome con una punción muy simple en un dedo. Si necesitas otros exámenes, tu médico puede necesitar extraer sangre de una vena.

Antes de extraer la sangre, el proveedor de atención médica limpia el área con un antiséptico para matar cualquier germen. Luego, ata una banda elástica alrededor de tu antebrazo, lo que hace que tus venas se hinchen con la sangre. Una vez que encuentra la vena, le inserta una aguja estéril. Luego extrae tu sangre en un tubo conectado a la aguja.

Es posible que sientas un dolor de leve a moderado cuando inserte la aguja, pero puedes reducir el dolor relajando tu brazo.

Cuando termina de extraer la sangre, el proveedor de atención médica retira la aguja y coloca una bandita sobre el sitio de la punción. Se aplicará presión al sitio de la punción durante unos cuantos minutos para evitar hematomas.

La muestra de sangre se envía entonces a un laboratorio para el examen. Tu médico dará seguimiento para discutir los resultados.

Riesgos asociados con el examen de glucosa en la sangre

Existe una probabilidad muy baja de que experimentes problemas durante o después de un examen de sangre. Los posibles riesgos son los mismos que los asociados con todos los exámenes de sangre. Estos riesgos incluyen:

  • heridas por múltiples punciones si es difícil encontrar una vena
  • sangrado excesivo
  • mareo o desvanecimiento
  • hematoma o acumulación de sangre bajo tu piel
  • infección

Cómo comprender los resultados de un examen de glucosa en la sangre

Resultados normales

Las implicaciones de tus resultados dependerán del tipo de examen de glucosa en la sangre que se utilice. Para un examen en ayunas, un nivel normal de glucosa en la sangre está entre 70 y 100 miligramos por decilitro (mg/dL). Para un examen de glucosa en la sangre aleatorio, un nivel normal es usualmente menor a 125 mg/dL. Sin embargo, el nivel exacto dependerá de cuándo fue la última vez que comiste.

Resultados anormales

Si te realizaste un examen de glucosa en la sangre en ayunas, los siguientes resultados son anormales e indican que es posible que tengas prediabetes o diabetes:

  • Un nivel de glucosa en la sangre de 100–125 mg/dL indica que tienes prediabetes.
  • Un nivel de glucosa en la sangre de 126 mg/dL y más alto, indica que tienes diabetes.

Si te realizaste un examen de glucosa en la sangre aleatorio, los siguientes resultados son anormales e indican que es posible que tengas prediabetes o diabetes:

  • Un nivel de glucosa en la sangre de 140-199 mg/dL indica que es posible que tengas prediabetes.
  • Un nivel de glucosa en la sangre de 200 mg/dL y más alto, indica que es probable que tengas diabetes.

Si tus resultados del examen de glucosa en la sangre aleatorio son anormales, tu médico probablemente ordenará un examen de glucosa en la sangre en ayunas para confirmar el diagnóstico u otro examen, como Hbga1c.

Leer el artículo en Inglés