Los escalofríos (temblores) son causados por la alteración rápida entre las contracciones de los músculos y la relajación. Estas contracciones musculares son una forma en que tu cuerpo intenta calentarse cuando tienes frío.

Con frecuencia, aunque no siempre, los escalofríos se relacionan con la fiebre. Algunas veces, aparecen antes de la fiebre, especialmente si esta es causada por una infección. En otras ocasiones, ocurren sin que aumente la temperatura. Los escalofríos pueden ser graves o no, dependiendo de la causa subyacente.

Los escalofríos sin fiebre pueden ser causados por varias afecciones.

1. Exposición al frío

Puedes experimentar escalofríos cuando estás en un lugar muy frío, como el océano o una piscina, o afuera en un día fresco. También te pueden dar escalofríos si tu ropa se moja. Puedes sentir escalofríos cuando estás adentro también, si el aire acondicionado está demasiado frío o la calefacción no está suficientemente alta.

A medida que el cuerpo humano envejece, le resulta más difícil, incluso en los adultos mayores sanos. Trastornos médicos como diabetes y enfermedades cardíacas pueden empeorar el problema.

Estos tipos de escalofríos suelen desaparecer tan pronto como tu cuerpo se caliente. Sin embargo, si experimentas temblores continuos cuando has estado expuesto a frío intenso, es posible que hayas desarrollado complicaciones como hipotermia o congelamiento, que pueden ser graves.

Otros síntomas de estas condiciones pueden incluir:

  • entumecimiento
  • cambios en el color de piel
  • dificultad para hablar
  • somnolencia extrema
  • picazón o sensación de ardor, particularmente en los dedos de la mano y los pies, oídos o nariz
  • ampollas

Busca ayuda médica inmediata si sospechas que tienes hipotermia o congelamiento.

2. Efectos secundarios del medicamento

Los escalofríos sin fiebre pueden aparecer por tomar ciertos medicamentos o combinación de medicamentos. También pueden aparecer si tomas la dosis incorrecta de un medicamento de venta libre, suplemento de hierbas o medicamento con receta médica.

Siempre lee la información sobre los posibles efectos secundarios incluida en el empaque del medicamento. Si sospechas que tienes escalofríos debido a un medicamento o medicamentos que utilizas, informa de inmediato a tu médico o farmacéutico. Dependiendo de la gravedad, es posible que requieras atención médica.

3. Reacción a la actividad física extrema

Correr una maratón u otras formas de deportes extremos que requieren esfuerzo físico intenso pueden causar cambios a tu temperatura corporal central. Eso puede causar escalofríos.

Esta respuesta puede suceder en cualquier tipo de clima, pero suele ser más común en temperaturas muy frías o muy calientes:

  • En temperaturas calientes, el agotamiento por calor y la deshidratación pueden causar esta reacción.
  • En temperaturas frías, la hipotermia y la deshidratación pueden ser la causa.

En ambos casos, otros síntomas que podrías experimentar incluyen:

  • piel de gallina
  • calambres musculares
  • mareos
  • fatiga
  • náuseas y vómitos

Puedes evitar los escalofríos por el ejercicio permaneciendo hidratado y vistiéndote adecuadamente para tus ejercicios. Considera evitar los ejercicios durante las horas más frías o más calurosas del día y también limitar la duración de actividades intensas.

Hidratarte y regresar tu temperatura al rango normal suelen ser suficientes para eliminar tus síntomas.

Sin embargo, en algunos casos, es posible que necesites líquidos intravenosos para tratar la afección.

4. Hipotiroidismo (tiroides hipoactiva)

Una tiroides hipoactiva es una glándula tiroidea que no produce suficientes hormonas necesarias para regular la tasa metabólica o mantener buena salud en general. Este trastorno puede ocasionar un aumento en la sensibilidad al frío, causando escalofríos.

Los síntomas adicionales relacionados con el hipotiroidismo incluyen:

  • hinchazón en la cara
  • aumento inexplicable de peso
  • resequedad en la piel, uñas y cabello
  • debilidad, dolor o rigidez muscular
  • depresión o sensación de tristeza
  • problemas de memoria
  • estreñimiento

El hipotiroidismo se diagnostica a través de un análisis de sangre. Es una afección que se puede tratar y usualmente requiere medicamento diario.

5. Hipoglucemia

La hipoglucemia aparece si los niveles de azúcar en la sangre están anormalmente bajos. Si tienes diabetes, puede ser una señal de que debes ajustar tu medicamento o dieta. También es posible experimentar hipoglucemia sin diabetes.

La hipoglucemia requiere tratamiento inmediato para regresar los niveles de azúcar en la sangre al valor normal. Uno de los síntomas de la hipoglucemia es una sensación de temblor o debilidad muscular, que pueden parecerse a los escalofríos. Otros síntomas de esta afección incluyen:

  • sudoración
  • irritabilidad
  • palpitaciones del corazón
  • sensación de hormigueo alrededor de la boca
  • confusión
  • convulsiones
  • visión borrosa

6. Desnutrición

La desnutrición ocurre cuando tu cuerpo carece de los nutrientes necesarios. Esto puede suceder debido al poco acceso a alimentos nutritivos, un trastorno subyacente que afecta la capacidad de tu cuerpo de absorber los nutrientes adecuadamente o un trastorno alimenticio, como la anorexia. Sin el equilibrio correcto de nutrientes, tu cuerpo no puede funcionar adecuadamente.

Otros síntomas de desnutrición incluyen:

  • fatiga o somnolencia
  • debilidad
  • dificultad para concentrarse
  • piel pálida
  • sarpullidos
  • palpitaciones del corazón
  • sensación de desmayo o mareo
  • hormigueo o entumecimiento de las articulaciones o extremidades
  • en las mujeres, falta de períodos, ciclos menstruales abundantes o infertilidad

Habla con tu médico si sospechas que tienes desnutrición. Esta es una afección grave que puede ocasionar complicaciones si no se recibe tratamiento.

7. Reacción emocional

Puedes tener escalofríos si tienes una reacción emocional fuerte o intensa a una situación. Las emociones que podrían ocasionar escalofríos incluyen temor o ansiedad.

Los escalofríos también pueden ser ocasionados por experiencias que te afectan profundamente de manera positiva, como escuchar música o un discurso inspirador.

Algunas veces a esto se le conoce como “algo electrizante”. Suele conocerse como una sensación “electrizante”. Este tipo de reacción emocional puede ser causada por mecanismos neurobiológicos que activan la liberación de dopamina, un neurotransmisor.

Los escalofríos sin fiebre pueden ser graves si experimentas congelamiento o hipotermia. Estas afecciones pueden convertirse rápidamente en una emergencia médica que requiere intervención o atención inmediata.

Otras condiciones que pueden causar escalofríos, como hipotiroidismo, requieren asistencia médica, pero es posible que no requieran una visita a la sala de emergencias. Si tienes síntomas de esta afección tiroidea, haz una cita con tu médico y pregúntale acerca de hacer un análisis de sangre para un diagnóstico.

Si tienes síntomas de hipoglucemia, pero no te han diagnosticado con diabetes, comunícate con tu médico o llama a tu servicio médico de emergencia local de inmediato. Si tienes síntomas de diabetes e hipoglucemia que no mejoran con el tratamiento casero, busca asistencia médica de inmediato.

Si tienes diabetes y tus escalofríos son causados por la hipoglucemia, toma una tableta de glucosa, si tienes. Puedes comprarlas aquí. Otras formas de equilibrar tus niveles de azúcar incluyen tomar jugo de naranja o soda regular, o comer unos dulces.

Si tus escalofríos son causados por el frío extremo, asegúrate de secarte, si estás mojado. Abrígate y asegúrate de cubrir tu cabeza, manos y pies para que puedas capturar y mantener tanto calor corporal como sea posible. Sumergirte en un baño tibio también puede ayudar a aliviar los escalofríos causados por frío extremo. Solo asegúrate de ponerte ropa abrigada y seca después de terminar de bañarte.

Si tus escalofríos no desaparecen rápidamente, habla con tu médico sobre otros tratamientos que podrían ayudar.

Con frecuencia, los escalofríos sin fiebre pueden tratarse con tratamientos caseros o modificando ciertos comportamientos, como cambiar tu rutina de ejercicios. También pueden ser una señal de una afección médica que requiere tratamiento.

Habla con tu médico si tienes escalofríos que no desaparecen o si experimentas regularmente escalofríos inexplicables.

Leer el artículo en Inglés