Visión general

El dolor abdominal ocurre entre el pecho y las regiones pélvicas. Es un dolor parecido a un cólico, fuerte, palpitante, intermitente o agudo. También se le llama dolor de estómago.

La inflamación o las enfermedades que afectan los órganos en el abdomen pueden causar dolor abdominal. Los órganos principales en el abdomen incluyen:

  • intestinos (delgado y grueso)
  • riñones
  • apéndice (una parte del intestino grueso)
  • bazo
  • estómago
  • vesícula biliar
  • hígado
  • páncreas

Un dolor abdominal fuerte puede ser causado por infecciones virales, bacterianas o parasitarias que afectan el estómago y los intestinos.

¿Qué causa el dolor abdominal?

Son muchas las afecciones que pueden causar dolor abdominal. Sin embargo, las causas principales son infecciones, crecimientos anormales, inflamación, obstrucción (oclusión) y trastornos intestinales.

Las infecciones en la garganta, los intestinos y la sangre pueden causar que las bacterias entren al tracto digestivo y ocasionar dolor abdominal. Estas infecciones también pueden causar diarrea o estreñimiento por los cambios en la digestión.

Los cólicos asociados con la menstruación también son una posible fuente de dolor en la parte baja del abdomen, pero lo más común es que causen dolor pélvico.

Estas son otras causas de dolor abdominal:

  • estreñimiento
  • diarrea
  • gastroenteritis (virus intestinal)
  • reflujo gástrico (cuando el contenido del estómago se filtra de regreso al esófago, causando acidez estomacal y otros síntomas)
  • vómitos
  • estrés

Las enfermedades que afectan al sistema digestivo también pueden causar dolor abdominal crónico. Estas son las más comunes:

  • enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
  • síndrome del intestino irritable o colon espástico (un trastorno que causa dolor abdominal, cólicos y cambios en las evacuaciones)
  • enfermedad de Crohn (una enfermedad inflamatoria del intestino)
  • intolerancia a la lactosa (la incapacidad para digerir la lactosa, un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y en los productos lácteos)

Estas son algunas causas del dolor abdominal:

  • ruptura o casi ruptura de órganos (como cuando un apéndice revienta o sufres de apendicitis)
  • piedras en la vesícula (o cálculos biliares)
  • cálculos renales
  • infección renal

Tipos de dolor abdominal

El dolor abdominal se puede percibir de manera localizada, similar a un cólico o espasmódica.

El dolor localizado se limita a un área del abdomen. Las causas de este tipo de dolor suelen ser problemas en un órgano en particular. La causa más común del dolor localizado son las úlceras estomacales (llagas abiertas en el revestimiento interno del estómago).

El dolor parecido a un calambre podría estar asociado con problemas como diarrea, estreñimiento, hinchazón o flatulencia. En las mujeres, puede estar asociado con la menstruación, un aborto espontáneo o complicaciones en los órganos reproductores femeninos. Este dolor aparece y desaparece, y puede irse completamente sin tratamiento.

El dolor espasmódico es un síntoma de afecciones más graves, como cálculos biliares o cálculos renales. Este dolor se presenta repentinamente y puede sentirse como un espasmo muscular severo.

Localización del dolor en el abdomen

La ubicación exacta del dolor en el abdomen puede darnos una pista de su causa.

El dolor generalizado en todo el abdomen (y no en una zona específica) podría indicar:

  • apendicitis (inflamación del apéndice)
  • enfermedad de Crohn
  • lesión traumática
  • síndrome del intestino irritable
  • infección del tracto urinario
  • gripe

Cuando el dolor se concentra en la parte inferior del abdomen podría ser una señal de:

  • apendicitis
  • obstrucción intestinal
  • embarazo ectópico (un embarazo que se produce fuera del útero)

En las mujeres, el dolor en los órganos reproductivos de la parte inferior del abdomen puede ser causado por:

  • dolor menstrual severo (llamado dismenorrea)
  • quiste de ovario
  • aborto espontáneo
  • fibromas
  • endometriosis
  • enfermedad pélvica inflamatoria
  • embarazo ectópico

Las causas del dolor en la parte superior del abdomen incluyen:

  • cálculos biliares
  • ataque cardíaco
  • hepatitis (inflamación del hígado)
  • neumonía

Las causas del dolor en el centro del abdomen incluyen:

  • apendicitis
  • gastroenteritis
  • lesión
  • uremia (acumulación de productos de desecho en la sangre)

Las causas del dolor en la parte inferior izquierda del abdomen incluyen:

  • enfermedad de Crohn
  • cáncer
  • infección renal
  • quiste de ovario
  • apendicitis

A veces, el dolor en la parte superior izquierda del abdomen puede ser causado por:

  • agrandamiento del bazo
  • retención fecal (heces endurecidas que no se pueden eliminar)
  • lesión
  • infección renal
  • ataque cardíaco
  • cáncer

Las causas del dolor en la parte inferior derecha del abdomen incluyen:

  • apendicitis
  • hernia (cuando un órgano sobresale a través de un punto débil en los músculos abdominales)
  • infección renal
  • cáncer
  • gripe

Las posibles causas del dolor en la parte superior derecha del abdomen incluyen:

  • hepatitis
  • lesión
  • neumonía
  • apendicitis

Cuándo debes consultar al médico

El dolor abdominal leve puede desaparecer sin tratamiento. Sin embargo, en algunos casos, el dolor abdominal requiere una visita al médico.

Llama al 911 si el dolor es severo y se debe a un trauma (por accidente o lesión) o si sientes presión o dolor en el pecho.

Podrías necesitar atención médica inmediata si el dolor es tan intenso que no puedes estar quieto o sientes la necesidad de acurrucarte, o si tienes alguno de los siguientes síntomas:

  • heces con sangre
  • fiebre alta (mayor de 101 °F (38.3 °C))
  • vómito con sangre (o hematemesis)
  • náuseas o vómitos persistentes
  • coloración amarillenta de la piel o los ojos
  • hinchazón o sensibilidad intensa del abdomen
  • dificultad para respirar

Haz una cita con tu médico si tienes cualquiera de los siguientes síntomas:

  • dolor abdominal que dura más de 24 horas
  • estreñimiento prolongado
  • vómitos
  • una sensación de ardor al orinar
  • fiebre
  • pérdida del apetito
  • pérdida inexplicable de peso

Llama a tu médico si estás embarazada o en período de lactancia y tienes dolor abdominal.

¿Cómo se diagnostica la causa del dolor abdominal?

Es posible diagnosticar la causa del dolor abdominal mediante una serie de pruebas. Tu médico te hará un examen físico antes de ordenar las pruebas que necesites. Este examen incluye presionar suavemente varias áreas de tu abdomen para comprobar si tienes sensibilidad e hinchazón.

Esta información, combinada con la severidad del dolor y dónde se siente en el abdomen, ayudará a tu médico a determinar qué pruebas ordenar.

Los exámenes por imágenes, como las resonancias magnéticas, los ultrasonidos y las radiografías, se utilizan para ver en detalle los órganos, tejidos y otras estructuras en el abdomen. Estos exámenes pueden ayudar a diagnosticar tumores, fracturas, rupturas e inflamación.

Estos son otros exámenes:

  • colonoscopia (para ver dentro del colon e intestinos)
  • endoscopía (para detectar inflamación y anormalidades en el esófago y el estómago)
  • imagen del tracto intestinal superior (una radiografía especial que usa tinte de contraste para verificar si hay presencia de crecimientos, úlceras, inflamación, oclusiones y otras anormalidades en el estómago)

También es posible que te soliciten muestras de sangre, orina y heces para buscar evidencia de infecciones bacterianas, virales y parasitarias.

¿Cómo puedo prevenir el dolor abdominal?

No todas las formas de dolor abdominal son prevenibles. Sin embargo, los siguientes consejos te ayudarán a minimizar el riesgo de tener dolor abdominal:

  • llevar una dieta saludable
  • beber agua con frecuencia
  • hacer ejercicio regularmente
  • comer porciones más pequeñas

Si tienes un trastorno intestinal, como la enfermedad de Crohn, sigue la dieta recomendada por tu médico para minimizar las molestias. Si tienes ERGE, cena dos horas antes de irte a dormir.

Acostarse con el estómago lleno puede causar acidez estomacal y dolor abdominal. Intenta esperar al menos dos horas después de comer antes de irte a dormir.

Leer el artículo en Inglés