¿Debo preocuparme por esto?

Los dolores en el cuerpo son un síntoma común de muchas afecciones. Una de las afecciones más conocidas que pueden causar dolores en el cuerpo es la gripe. Los dolores también pueden ser causados por las actividades del día a día, especialmente si permaneces de pie, caminas o haces ejercicio durante largos períodos de tiempo.

Quizá todo lo que necesites hacer es descansar y usar algún tratamiento en casa para aliviar los dolores. Pero algunos dolores, especialmente los que duran mucho tiempo, pueden ser señal de una afección subyacente. En estos casos, es posible que necesites ver a tu médico para un diagnóstico. Él o ella puede crear un plan de tratamiento a largo plazo para aliviar los dolores y otros síntomas asociados.

Sigue leyendo para conocer más sobre lo que podría estar causando tus síntomas.

1. Estrés

Cuando estás estresado, tu sistema inmunitario no puede controlar su respuesta a la inflamación como siempre. Como consecuencia, el cuerpo no puede combatir las infecciones o enfermedades tan bien como suele hacerlo. Esto puede causar dolor en el cuerpo, ya que se vuelve más susceptible a la inflamación y a la infección.

Presta atención a otros síntomas de estrés y ansiedad, como:

  • ritmo cardíaco anormalmente alto
  • aumento de la presión arterial
  • sofocos o sudoración fría
  • hiperventilación
  • temblores anormales
  • dolor de cabeza, como dolor por tensión o migrañas

Si crees que el estrés es la causa de los dolores en tu cuerpo, haz pequeños cambios en tu estilo de vida diario para reducirlo tanto como sea posible. Intenta con estos pasos:

  • Medita unos minutos al día. Enfócate en tu respiración y deja de pensar en las personas o eventos que te causen estrés.
  • Sal a caminar o abandona un ambiente estresante para que puedas alejarte de los desencadenantes.
  • Comparte tus sentimientos de estrés con alguien de tu confianza, esto te ayudará a plantear la causa de tu estrés.
  • Si no puedes dormir debido al estrés, prueba poner en práctica técnicas de relajación antes de acostarte o toma siestas cortas durante el día para renovarte.

Más información: Los mejores blogs de alivio del estrés del año

2. Deshidratación

El agua es un componente esencial para el funcionamiento normal y saludable de tu cuerpo. Sin agua, tu cuerpo no puede realizar adecuadamente muchos de sus procesos importantes, que incluyen la respiración y la digestión. Cuando te deshidratas y estos procesos no funcionan como debieran, puedes sentir dolor físico.

Otros síntomas de deshidratación incluyen:

  • orina oscura
  • mareos o desorientación
  • agotamiento
  • sed extrema

Si no bebes suficiente agua, especialmente en un día caluroso o seco, puedes deshidratarse con facilidad. Debes tratar de tomar alrededor de ocho vasos de agua de 8 onzas (unos 240 ml) todos los días, y tomar más si te mantienes en actividad y transpiras.

Si te deshidratas debido a una afección como la diarrea, toma mucha agua hasta que pase el episodio. Tomar agua o bebidas con electrolitos adicionales puede ayudarte a mantenerte hidratado y también a reemplazar los electrolitos que se pierden por la diarrea.

Si no puedes retener líquidos, consulta a tu médico de inmediato o busca ayuda médica de emergencia para asegurarte de no deshidratarse severamente.

3. Falta de sueño

No dormir lo suficiente puede afectar tu salud en general. Necesitas dormir al menos 6 a 8 horas todas las noches, incluido el sueño de movimientos oculares rápidos (MOR). Los tejidos y las células del cuerpo necesitan un sueño adecuado para mantenerse saludables, y el cerebro lo necesita para mantenerse renovado y alerta. Si no duermes bien, tu cuerpo no tiene tiempo para descansar y reponer energías y procesos esenciales. Esto puede provocar dolor.

Otros síntomas de privación del sueño incluyen:

  • confusión o desorientación
  • quedarte dormido durante el día sin darte cuenta
  • dificultad para entender al leer o escuchar a otros
  • dificultad para hablar correctamente
  • dificultad para recordar cosas

Trata de establecer un horario constante para dormir todas las noches. Para mantenerse saludable, tu cuerpo necesita seguir un ritmo diario, o ritmo circadiano.

Prueba técnicas para relajarte antes de acostarte, como:

  • tomar té caliente u otra bebida caliente
  • meditar
  • escuchar música o un podcast
  • tener sonido de fondo en la habitación, como el de un ventilador

4. Catarro o gripe

Un resfriado y la gripe son infecciones virales que causan inflamación. Estas infecciones atacan tu cuerpo, y tu sistema inmunitario intenta combatirlas. La inflamación, especialmente en la garganta, el pecho y los pulmones, puede ser dolorosa. También podrías sentir dolor en el resto del cuerpo, ya que este se esfuerza más para combatir la infección.

Otros síntomas comunes de un resfriado o gripe incluyen:

  • dolor de garganta
  • ronquera
  • estornudos o tos
  • mucosidad espesa y de color
  • dolor de cabeza o dolor de oído

Descansar, beber mucha agua y hacer gárgaras de agua tibia con sal para aliviar el dolor de garganta puede ayudar a que tu cuerpo combata un resfriado o gripe rápidamente. Los medicamentos de venta libre, como la pseudoefedrina (Sudafed) y el ibuprofeno (Advil), pueden ayudar a aliviar los síntomas y el dolor.

Si los síntomas de resfriado o gripe duran más de unas pocas semanas, o si no puedes comer, beber o respirar adecuadamente, consulta a tu médico. Puede ayudar a tratar tu infección.

6. Deficiencia de vitamina D

La hipocalcemia, o un nivel bajo de calcio en la sangre, puede ocurrir cuando no tienes suficiente vitamina D en tu cuerpo. Muchos de los órganos importantes de tu cuerpo, como los riñones y los músculos, dependen del calcio para funcionar correctamente. Tus huesos también necesitan calcio para mantenerse saludables. Sin suficiente vitamina D para ayudar a absorber el calcio, puedes sentir dolor en estos órganos y en los huesos.

Otros síntomas incluyen:

  • calambres en el cuerpo
  • espasmos o contracciones musculares
  • mareos o confusión
  • entumecimiento
  • convulsiones

7. Mononucleosis

La mononucleosis se conoce mejor como mono, y también se le llama “la enfermedad del beso”. Es una infección causada por el virus Epstein-Barr. Es muy contagiosa y uno de los síntomas más comunes son los dolores en el cuerpo. Los dolores y la fatiga pueden ser generalizados o por inflamación e hinchazón que bloquean las vías respiratorias.

Otros síntomas incluyen:

  • agotamiento extremo
  • amígdalas o ganglios linfáticos inflamados
  • erupción
  • dolor de garganta
  • fiebre

También lee: 12 remedios naturales para el dolor de garganta

8. Neumonía

La neumonía es una infección pulmonar que puede afectar todo el sistema respiratorio, responsable de la respiración, sudoración y otras funciones importantes. Si no puedes respirar bien, tu cuerpo no obtiene suficiente oxígeno para mantener saludables los glóbulos rojos y los tejidos. Esto puede causar dolores y molestias en todo el cuerpo.

Otros síntomas incluyen:

  • tos
  • dolor en el pecho
  • agotamiento
  • náusea
  • vómitos
  • diarrea
  • dificultad para respirar
  • sofocos y sudoración fría
  • fiebre

9. Fibromialgia

La fibromialgia es una afección en la que se puede sentir agotamiento, dolor y sensibilidad en todo el cuerpo, incluidos los músculos y los huesos. La causa de la fibromialgia es incierta, pero los eventos estresantes como un trauma físico, una cirugía y las infecciones pueden desencadenarla.

Otros síntomas incluyen:

  • problemas para dormir
  • sensibilidad a la luz o al sonido
  • rigidez, especialmente en la mañana
  • dificultad para recordar o pensar
  • sensación de hormigueo en manos o pies

Más información: Dieta para la fibromialgia: ¿Qué alimentos debes evitar?

10. Síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica (SFC) es una afección que hace que te sientas agotado y débil, sin importar cuánto descanses o duermas. Suele causar insomnio. Debido a que tu cuerpo no se siente descansado o repuesto, el SFC también puede causar dolor en los músculos y las articulaciones de todo el cuerpo.

Otros síntomas incluyen:

  • problemas para dormir
  • dolor de garganta
  • dolores de cabeza
  • dificultad para recordar cosas o pensar
  • mareos o confusión

También lee: 12 trucos para reducir la fatiga crónica con tu dieta

11. Artritis

La artritis ocurre cuando las articulaciones se inflaman. Puede deberse a:

  • ruptura del cartílago alrededor de las articulaciones, como en la osteoartritis
  • infección en una articulación
  • afecciones autoinmunitarias que desgastan el revestimiento alrededor de las articulaciones, como la artritis reumatoide o el lupus eritematoso sistémico (LES)

Todo esto puede causar dolor en las articulaciones y limitar el movimiento.

Otros síntomas de la artritis incluyen:

  • rigidez en las articulaciones
  • hinchazón, calor o enrojecimiento alrededor de la articulación
  • no poder mover una articulación por completo

Más información: Tratamiento ayurvédico para tratar la artritis

12. Lupus

El lupus ocurre cuando el sistema inmunitario ataca los tejidos alrededor del cuerpo, incluidos los vasos sanguíneos, los órganos y las articulaciones. Debido al daño y la inflamación que causa esta afección autoinmunitaria, el dolor y las dolencias en el cuerpo son comunes.

Otros síntomas incluyen:

  • agotamiento
  • erupción
  • fiebre
  • hinchazón o enrojecimiento alrededor de las articulaciones
  • convulsiones
  • sensibilidad a la luz del sol

13. Enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme es causada por la bacteria Borrelia burgdorferi que se propaga al cuerpo a través de una picadura de garrapata. Las dolencias son un síntoma común, especialmente en los músculos y las articulaciones. Si la enfermedad de Lyme no se trata, puede causar afecciones neuromusculares y articulares, como artritis y parálisis facial.

Otros síntomas incluyen:

  • agotamiento
  • sofocos y sudoración fría
  • fiebre
  • dolores de cabeza

Más información: Prueba de anticuerpos contra la enfermedad de Lyme

14. Histoplasmosis

La histoplasmosis es una infección micótica causada por esporas arrastradas por el viento o por los excrementos de murciélagos o pájaros. Estos son comunes alrededor de proyectos de construcción, tierras de cultivo o cuevas, donde se liberan grandes cantidades de esporas en el aire.

Los dolores en el cuerpo son un síntoma común de histoplasmosis. Otros síntomas incluyen:

  • escalofríos
  • fiebre
  • dolor de pecho
  • dolores de cabeza
  • tos

Más información: Prueba cutánea de histoplasma

15. Esclerosis múltiple

Se cree que la esclerosis múltiple (EM) es una afección autoinmunitaria. Es una afección del sistema nervioso central en la cual el tejido alrededor de las células nerviosas, llamado mielina, se daña debido a la inflamación constante. Este daño interrumpe la capacidad del sistema nervioso para transmitir sensaciones correctamente. Como resultado, se puede sentir dolencias, dolor, hormigueo u otras sensaciones anormales.

Otros síntomas incluyen:

  • debilidad
  • agotamiento
  • visión borrosa
  • ceguera temporal o permanente, por lo general en un solo ojo
  • dificultad para caminar o mantener el equilibrio
  • dificultad para recordar cosas o pensar

Cuándo debes consultar a tu médico

Busca atención médica de emergencia si tienes alguno de los siguientes síntomas:

  • dificultad para respirar
  • problemas para comer o beber
  • desmayos
  • convulsiones
  • fatiga o agotamiento extremo
  • tos fuerte que no desaparece después de varios días

Si los síntomas son más leves, pero duran más de dos semanas, consulta a tu médico. Él o ella puede examinarte para detectar una posible afección subyacente. Luego puede darte un plan de tratamiento para ayudar a reducir los dolores y tratar la causa.

Leer el artículo en Inglés