Las cefaleas son la causa común del dolor de cabeza. Puedes sentir el dolor en uno o ambos lados de tu cabeza.

El dolor aparece lenta o repentinamente. Puede sentirse agudo, palpitante o punzante. Algunas veces, el dolor irradia hacia tu cuello, dientes o detrás de tus ojos.

El dolor de una cefalea usualmente desaparece en unas cuantas horas y no es causa de preocupación. Pero si es intenso en un lado de la cabeza o no desaparece, podría ser una señal de algo más grave.

Continúa leyendo para conocer qué causa el dolor del lado izquierdo de tu cabeza y cuándo debes llamar a tu médico.

Las causas del dolor de cabeza del lado izquierdo van desde factores de estilo de vida, como saltarse comidas, hasta exceso de medicamentos.

Factores de estilo de vida

Todos estos factores pueden activar un dolor de cabeza:

Alcohol: La cerveza, el vino y otras bebidas alcohólicas contienen etanol, un químico que activa los dolores de cabeza al dilatar los vasos sanguíneos.

Saltarse las comidas: Tu cerebro necesita azúcar (glucosa) de los alimentos para funcionar óptimamente. Cuando no comes, tus niveles de azúcar en la sangre bajan. A esto se le llama hipoglucemia. Un dolor de cabeza es uno de sus síntomas.

Estrés: Cuando estás bajo estrés, tu cuerpo libera químicos de “lucha o huida”. Estos químicos tensan tus músculos y cambian el flujo sanguíneo, ambas acciones ocasionan dolores de cabeza.

Alimentos: Se conoce que ciertos alimentos causan dolores de cabeza, especialmente los que contienen conservantes. Los activadores comunes de alimentos incluyen quesos añejados, vino tinto, nueces y carnes procesadas como cortes fríos, salchichas y tocino.

Falta de sueño: El insomnio puede ocasionar dolores de cabeza. Una vez que lo tienes, el dolor también puede dificultar que concilies el sueño en la noche. Las personas con trastornos del sueño como apnea obstructiva del sueño tienen más probabilidades de sufrir dolores de cabeza, en parte, porque su sueño es interrumpido.

Infecciones y alergias

Los dolores de cabeza con frecuencia son un síntoma de infecciones respiratorias como un resfriado o gripe. La fiebre y el bloqueo de los conductos sinusales pueden desencadenar dolores de cabeza. Las alergias producen los dolores de cabeza por la congestión en los senos nasales, lo cual ocasiona dolor y presión detrás de la frente y las mejillas.

Las infecciones graves como encefalitis y meningitis ocasionan dolores de cabeza más intensos. Estas enfermedades también producen síntomas como convulsiones, fiebre alta y rigidez en el cuello.

Uso excesivo de medicamentos

Los medicamentos para tratar los dolores de cabeza pueden ocasionar más dolores si los utilizas más de dos o tres días a la semana. Estos se conocen como dolores de cabeza por el uso excesivo de medicamentos o dolores de cabeza de rebote. Ocurren casi todos los días y empiezan cuando te despiertas en la mañana.

Los medicamentos que pueden ocasionar dolores de cabeza por uso excesivo incluyen:

  • aspirina
  • paracetamol (Tylenol)
  • ibuprofeno (Advil)
  • naproxeno (Naprosyn)
  • aspirina, paracetamol y cafeína combinada (Excedrina)
  • triptán, como sumatriptán (Imitrex) y zolmitriptán (Zomig)
  • derivados de la ergotamina, como Cafergot
  • analgésicos con receta médica como oxicodona (Oxycontin), tramadol (Ultram) e hidrocodona (Vicodin)

Causas neurológicas

Algunas veces, los problemas neurológicos pueden ser la fuente del dolor de cabeza.

Neuralgia occipital: Los nervios occipitales se extienden desde la parte superior de tu columna vertebral y siguen por tu cuello hasta la base de tu cráneo. La irritación de estos nervios puede ocasionar un dolor intenso, severo y punzante en la parte de atrás de tu cabeza o en la base de tu cráneo. El dolor dura desde unos cuantos segundos hasta varios minutos.

Arteritis de células gigantes: También llamada arteritis temporal, esta condición es ocasionada por la inflamación de los vasos sanguíneos, incluyendo las arterias temporales a lo largo de los lados de la cabeza. Los síntomas pueden incluir dolores de cabeza y en la mandíbula, los hombros y las caderas, junto con cambios en la visión.

Neuralgia del trigémino: Esta condición afecta el nervio trigémino, que proporciona la sensibilidad a tu rostro. Ocasiona una sacudida severa o repentina similar a un dolor en tu rostro.

Otras causas

El dolor del lado izquierdo también lo puede ocasionar:

  • Cascos/gorros apretados: Utilizar un casco u otro dispositivo de protección para la cabeza que sea demasiado apretado puede ejercer presión en uno o ambos lados de la cabeza y causar el dolor.
  • Concusión: Un golpe fuerte en la cabeza puede ocasionar este tipo de lesión cerebral traumática. Las concusiones producen síntomas como dolores de cabeza, confusión, náuseas y vómitos.
  • Glaucoma: Este es un aumento en la presión dentro del ojo que puede ocasionar la ceguera. Además de dolor de ojos y visión borrosa, sus síntomas pueden incluir un dolor de cabeza severo.
  • Presión arterial alta: Normalmente, la presión arterial alta no causa síntomas. Sin embargo, en algunas personas, los dolores de cabeza pueden ser una señal.
  • Accidente cerebrovascular: Los coágulos de sangre pueden bloquear los vasos sanguíneos hacia el cerebro, cortando el flujo sanguíneo y ocasionando un accidente cerebrovascular. Una hemorragia dentro del cerebro también puede ocasionar un accidente cerebrovascular. Un dolor de cabeza repentino y severo es una señal de advertencia de un accidente cerebrovascular.
  • Tumor cerebral: Un tumor puede ocasionar un dolor de cabeza intenso y repentino, junto con otros síntomas como pérdida de la visión, problemas del habla, confusión, problemas para caminar y convulsiones.

Existen muchos tipos distintos de dolores de cabeza, desde migrañas hasta cefaleas por tensión. Saber cuál es el que tienes puede ayudarte a recibir el tratamiento correcto. Estos son algunos de los más comunes.

Tensión

El dolor de cabeza por tensión es el tipo más común de los dolores de cabeza. Afecta al 75% de los adultos.

Se siente como: Una banda que presiona alrededor de tu cabeza, apretando tu rostro y cuero cabelludo. Puedes sentir la presión en ambos lados y en la parte de atrás de tu cabeza. Tus hombros y cuello también pueden estar adoloridos.

Migraña

La migraña es la tercera enfermedad más común en el mundo. Afecta a un estimado de 38 millones de personas en Estados Unidos. Las mujeres son de dos a tres veces más propensas a tener migrañas que los hombres.

Se siente como: Un dolor intenso y punzante, con frecuencia, en un lado de la cabeza. Es común que el dolor esté acompañado de síntomas como náuseas, vómitos, sensibilidad a los sonidos y a la luz, y auras.

Las auras son cambios en la vista, el habla y otras sensaciones. Estas ocurren antes de que empiece la migraña.

Los síntomas incluyen:

  • destellos de luz, formas, puntos o líneas en tu campo de visión
  • entumecimiento en tu rostro o en un lado de tu cuerpo
  • pérdida de la visión
  • problemas para hablar con claridad
  • escuchar sonidos o música que no existe

Dolores de cabeza en racimos

Los dolores de cabeza en racimos son cefaleas raras, pero intensamente dolorosas. Su nombre proviene de su patrón. Los dolores de cabeza llegan en brotes durante un período de días o semanas. Estos ataques en racimo van seguidos por remisiones, es decir, períodos sin dolor que pueden durar meses o años.

Se siente como: Dolor intenso en un lado de la cabeza. El ojo del lado afectado podría estar rojo o lloroso. Otros síntomas incluyen nariz congestionada o con secreción, sudoración y enrojecimiento en el rostro.

Crónico

Los dolores de cabeza crónicos pueden ser de cualquier tipo, incluso migraña o por tensión. Se les llama crónicos porque suceden al menos 15 días al mes, durante seis meses o más.

Sensación: Un dolor palpitante, punzante e intenso en un lado de la cabeza, o una opresión, dependiendo del tipo de dolor de cabeza que tengas.

Usualmente, los dolores de cabeza no son graves y con frecuencia, puedes tratarlos tú mismo. Sin embargo, algunas veces pueden ser señal de un problema más grave.

Llama tu médico o consigue ayuda de emergencia si:

  • El dolor se siente como el peor dolor de cabeza de tu vida.
  • Tuviste un cambio en el patrón de tus dolores de cabeza.
  • Los dolores de cabeza te despiertan durante la noche.
  • El dolor comenzó después de un golpe en la cabeza.

También deberías consultar a tu médico si sufres cualquiera de estos síntomas junto con el dolor de cabeza:

  • confusión
  • fiebre
  • rigidez en el cuello
  • pérdida de la visión
  • visión doble
  • dolor que se incrementa cuando te mueves o toses
  • entumecimiento, debilidad
  • dolor e irritación en tus ojos
  • pérdida de conciencia

Haz una cita para consultar a tu médico si tienes nuevos dolores de cabeza o si se han hecho más graves. Tu médico puede enviarte con un especialista en dolores de cabeza llamado neurólogo.

Tu doctor realizará un examen físico. Te preguntará sobre tu historial médico y qué síntomas tienes.

Podría hacerte preguntas como estas:

  • ¿Cuándo empezaron los dolores de cabeza?
  • ¿Cómo se siente el dolor?
  • ¿Qué otros síntomas tienes?
  • ¿Con qué frecuencia te dan dolores de cabeza?
  • ¿Qué parece activarlos?
  • ¿Qué mejora el dolor de cabeza? ¿Qué lo empeora?
  • ¿Existen antecedentes familiares de dolores de cabeza?

Tu médico puede diagnosticarte dolor de cabeza solamente basándose en los síntomas. Pero si no está seguro sobre la causa, puede recomendarte una de estas pruebas de imágenes:

Una Tomografía computarizada utiliza una serie de rayos X para crear imágenes transversales de tu cerebro. Puede diagnosticar hemorragia en tu cerebro y ciertas anomalías.

Una Resonancia magnética utiliza imanes poderosos y ondas radiales para crear imágenes detalladas de tu cerebro y sus vasos sanguíneos. Proporciona una imagen más detallada del cerebro que una tomografía computarizada. Puede ayudar a diagnosticar accidentes cerebrovasculares, hemorragias en el cerebro, tumores, problemas estructurales e infecciones.

A continuación, encontrarás algunas cosas que puedes hacer en casa para aliviar los dolores de cabeza rápidamente:

Puedes hacer lo siguiente

  • poner compresas calientes o frías en tu cabeza y/o cuello
  • sumergirte en un baño tibio, practicar respiración profunda o escuchar música relajante
  • tomar una siesta
  • comer algo, si tu azúcar en la sangre está baja
  • tomar un analgésico de venta libre como aspirina, ibuprofeno (Advil) o paracetamol (Tylenol)

Algunos tipos de cefaleas causan dolor en un solo lado de tu cabeza. Usualmente puedes aliviar estos dolores de cabeza con medicamentos de venta libre y cambios en el estilo de vida, como relación y descanso.

Consulta a tu médico si tienes dolores de cabeza severos o que interfieren con tu vida. Tu médico puede determinar qué los ocasiona y recomendarte tratamientos para ayudarte a manejar el dolor.

Leer el artículo en Inglés.