This image has an empty alt attribute; its file name is nurse_doing_blood_test_on_patient-1296x728-header-1296x729.jpgShare on Pinterest
Getty Images/Maskot

La hepatitis C es una infección viral que puede causar daño hepático significativo. Cualquier persona de cualquier edad puede contraer hepatitis C, incluso el feto puede desarrollar la infección durante la gestación.

La hepatitis C crónica a menudo es asintomática, lo que significa que muchas personas no saben que la tienen. A diferencia de la hepatitis A y la hepatitis B, no hay ninguna vacuna que te proteja contra la hepatitis C. Es por eso que la detección es tan importante, especialmente para las personas en riesgo.

La detección de la hepatitis C se realiza a través de uno o más análisis de sangre simples. En este artículo, hablaremos sobre quién debe hacerse la prueba. También entraremos en detalles sobre las diferentes pruebas de detección de la hepatitis C, y sobre el significado de tus resultados.

Se utilizan varios análisis de sangre para detectar la hepatitis C y el virus que la causa conocido como VHC.

Prueba de anticuerpos contra el VHC

Si alguna vez has tenido hepatitis C, incluso si no lo supiste, tendrás anticuerpos contra el virus en tu sangre. Este análisis de sangre busca anticuerpos contra el VHC. Recibirás uno de estos dos resultados:

  • No reactivo. Si obtienes un resultado no reactivo (negativo), no tienes hepatitis C. Si sabes que has estado expuesto al virus, tu médico querrá volver a hacerte una prueba en algunos meses, incluso si tu primera prueba salió negativa.
  • Reactivo. Si obtienes un resultado reactivo (positivo), has contraído hepatitis C en algún momento de tu vida, o durante la gestación. Un resultado positivo en la prueba de VHC requiere pruebas adicionales para determinar si tienes una infección activa. Por sí solo, este análisis no indica si tienes hepatitis C en el momento de la prueba.

NAT para el ARN del VHC (también llamada prueba de PCR)

Esta prueba de seguimiento es para personas con un resultado reactivo a la prueba de anticuerpos contra el VHC. Te permitirá saber si actualmente tienes hepatitis C. Las partículas del virus se pueden detectar en la sangre de 1 a 2 semanas después de la infección. Recibirás uno de estos dos resultados:

  • Negativo. Actualmente no tienes hepatitis C, y no es necesario realizar pruebas adicionales.
  • Positivo. Actualmente tienes el virus y necesitarás tratamiento.

Prueba del genotipo del VHC

Si la prueba de ARN del VHC es positiva para el NAT, el médico puede pedir este análisis de sangre. Te indica qué subtipo específico del virus has contraído. Esta prueba puede ser útil para determinar qué medicamento será más beneficioso para ti.

Las pruebas de detección en casa brindan privacidad si prefieres no ir a un médico o clínica para hacerte la prueba. Estas pruebas generalmente buscan anticuerpos contra la hepatitis C, pero es posible que no siempre detecten una infección viral activa. Asegúrate de saber qué tipo de prueba te harás antes de comprarla.

Muchas pruebas en casa tienen una confiabilidad cercana o similar a la de los análisis de sangre realizados por el profesional médico.

Si recientemente has estado expuesto a la hepatitis C, espera varias semanas antes de hacerte la prueba en casa.

Cómo funcionan las pruebas en casa

Un kit de prueba en casa incluirá una lanceta que utilizarás para pincharte el dedo. Enviarás tu muestra en una bolsa de riesgo biológico a un laboratorio para que la analicen. Es posible que debas esperar un tiempo para tener los resultados.

Costos de las pruebas en casa

Las pruebas en casa pueden costar entre US$50 y US$400 o más, y normalmente no están cubiertas por el seguro.

Recomendaciones de pruebas en casa y próximos pasos
  1. Solo usa un kit de prueba en casa que cumpla con la norma de HIPAA.
  2. Solo usa un kit de prueba en casa que el médico pueda revisar.
  3. Si la prueba casera resultó positiva, se debe hacer el seguimiento con el médico.

Si eres menor de 18 años, podrías o no necesitar el consentimiento de un padre o tutor para hacerte la prueba. Las leyes estatales sobre el consentimiento de menores para la atención médica varían. Si has estado expuesto a la hepatitis C, o consideras que necesitas una prueba por cualquier motivo, no permitas que tu edad te impida obtener la ayuda médica que necesitas.

Si no recibes tratamiento, la hepatitis C puede tener graves consecuencias para tu salud. Si eres positivo, también puedes transmitir el virus a otros.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan pruebas universales de hepatitis C para:

  • todos los adultos mayores de 18 años (al menos una vez en la vida)
  • las mujeres embarazadas (puede ser tan a menudo como una vez por embarazo, dependiendo de las recomendaciones del médico)

Categorías de alto riesgo

Sin importar tu edad, hazte la prueba con la mayor frecuencia posible si:

  • naciste antes de 1966 (este grupo de edad se considera de alto riesgo porque nacieron antes de que los centros de salud establecieran las normas de higiene actuales)
  • eres VIH positivo
  • usas o alguna vez has usado drogas intravenosas
  • recibes o alguna vez recibiste hemodiálisis
  • tus análisis de sangre de daño hepático de alanina aminotransferasa (ALT) dan positivo consistentemente
  • recibiste un trasplante de órgano, transfusión de sangre o productos sanguíneos antes de 1992
  • te administraron concentrados de factor de coagulación producidos antes de 1987
  • un centro médico te ha informado que recibiste sangre de un donante que dio positivo en hepatitis C más adelante
  • tu madre biológica tenía hepatitis C cuando te dio a luz
  • tu trabajo te pone en riesgo de infección

  • Prueba de anticuerpos contra el VHC. Los resultados de la prueba del VHC pueden tardar entre un día y varias semanas, según el laboratorio que realiza la prueba.
  • Prueba rápida contra el VHC. En algunos casos, tu médico podría hacerte una prueba rápida contra el VHC en lugar de una prueba estándar de anticuerpos contra el VHC. La prueba rápida da resultados dentro de 30 minutos o menos en el consultorio. Pregúntale a tu proveedor de salud si puedes elegir qué prueba hacerte.
  • NAT para la prueba del ARN del VHC y prueba del genotipo del VHC. Estos resultados pueden tardar de un día a varias semanas, según el centro de pruebas que hayas utilizado.

La detección de la hepatitis C está cubierta por la mayoría de los planes de salud. Es posible que debas realizar un copago por cuenta propia. Si no tienes seguro, cada análisis de sangre costará alrededor de US$100 o más.

Si no puedes cubrir el costo de las pruebas o el tratamiento para la hepatitis C, hay lugares a los que puedes acudir para obtener ayuda o apoyo financiero:

  • American Liver Foundation
  • Help4Hep
  • NeedyMeds
  • Patient Access Network Foundation (PAN)

La hepatitis C a menudo no presenta síntomas. De presentarlos, estos pueden incluir:

  • orina oscura
  • ictericia
  • picazón en la piel
  • sangrar o tener hematomas con facilidad
  • abdomen distendido causado por acumulación de líquido
  • hinchazón de las piernas
  • venas de araña
  • pérdida de peso
  • falta de apetito
  • fatiga
  • síntomas de encefalopatía hepática como dificultad para pensar o concentrarse, y pensamiento confuso

La hepatitis C es una infección viral que puede causar daño hepático grave. Suele ser asintomática.

La prueba de detección de la hepatitis puede indicarte si actualmente tienes la infección. También puede indicarte si alguna vez la has tenido, y si tienes anticuerpos contra el VHC en la sangre.

Se recomienda la detección universal para todas las personas mayores de 18 años y para las mujeres embarazadas. Algunos grupos de riesgo también pueden requerir exámenes con más frecuencia que la población general.

Si tienes hepatitis C, hay tratamientos médicos que pueden eliminar el virus de tu sistema.

Lee el artículo en inglés.

Traducción al español por HolaDoctor.

Edición en español por Stella Miranda el 12 de julio de 2021.

Versión original escrita el 27 de junio de 2021.

Última revisión médica realizada el 27 de junio de 2021.