Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden infectar tanto a humanos como a animales. Varios tipos de coronavirus causan enfermedades leves de las vías respiratorias superiores en humanos. Otros, como el SARS-CoV y el MERS-CoV, pueden causar enfermedades respiratorias más graves. A finales de 2019, un nuevo coronavirus llamado SARS-CoV-2 surgió en China. Desde entonces, este virus se ha extendido por muchos otros países del mundo. Una infección con SARS-CoV-2 causa una enfermedad respiratoria llamada COVID-19. Esta enfermedad puede tener complicaciones potencialmente graves, como problemas para respirar y neumonía. Debido a esto, es importante poder reconocer las señales y los síntomas de COVID-19, y en qué se diferencian con otras afecciones. Continúa leyendo para obtener más información sobre los síntomas de COVID-19, cómo se diferencian de otras afecciones respiratorias y qué debes hacer si crees que te has enfermado.
COBERTURA DE HEALTHLINE PARA EL CORONAVIRUS Mantente informado con nuestras actualizaciones en vivo sobre el brote actual de COVID-19. Además, visita nuestro centro de coronavirus para obtener más información sobre cómo prepararse, consejos sobre prevención y tratamiento, así como recomendaciones de expertos.

¿Cuáles son los síntomas del COVID-19?

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el período promedio de incubación del SARS-CoV-2 es de 4 días. Sin embargo, puede variar entre 2 y 14 días. No todas las personas con una infección por SARS-CoV-2 se sentirán enfermas. Es posible tener el virus y no desarrollar síntomas. Cuando se presentan los síntomas, generalmente son leves y se desarrollan lentamente. Los síntomas más comunes son:
  • fiebre
  • tos
  • fatiga
  • falta de aire
Algunas personas con COVID-19 podrían experimentar en ocasiones síntomas adicionales, como:
  • nariz congestionada o con secreción
  • dolor de garganta
  • dolor de cabeza
  • malestares y dolores en el cuerpo
  • diarrea
Algunas observaciones sugieren que los síntomas respiratorios podrían empeorar en la segunda semana de la enfermedad. Esto pareciera ocurrir después de 8 o 9 días. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 1 de cada 5 personas con COVID-19 se enferma gravemente. Estas personas pueden desarrollar neumonía grave o insuficiencia respiratoria y podrían requerir oxígeno o ventilación mecánica.

¿En qué se diferencian los síntomas de COVID-19 de los síntomas del resfriado?

Los coronavirus en realidad son uno de los muchos tipos de virus que pueden causar el resfriado común. De hecho, se estima que cuatro tipos de coronavirus humanos representan del 10% al 30% de las infecciones de las vías respiratorias superiores en adultos. Algunos síntomas del resfriado común son:
  • nariz congestionada o con secreción
  • dolor de garganta
  • tos
  • malestares y dolores en el cuerpo
  • dolor de cabeza
¿Cómo puedes saber si tienes un resfriado o COVID-19? Considera tus síntomas. Un resfriado suele ir precedido de dolor de garganta y secreción nasal, que son síntomas menos comunes de COVID-19. Además, no es común que tengas fiebre cuando te resfrías.

¿En qué se diferencian los síntomas de COVID-19 de los síntomas de la gripe?

Es posible que hayas escuchado la comparación entre el COVID-19 y la gripe, una enfermedad respiratoria estacional común. ¿Cómo puedes diferenciar los síntomas de estas dos infecciones? En primer lugar, los síntomas de la gripe suelen aparecer repentinamente, mientras que los síntomas de COVID-19 parecen desarrollarse de forma más gradual. Los síntomas comunes de la gripe incluyen:
  • fiebre
  • escalofríos
  • tos
  • fatiga
  • nariz congestionada o con secreción
  • dolor de garganta
  • dolor de cabeza
  • malestares y dolores en el cuerpo
  • vómitos o diarrea
Como puedes ver, hay cierta similitud en los síntomas entre COVID-19 y la gripe, como tos, fiebre y fatiga. Sin embargo, es importante tener en cuenta que muchos síntomas comunes de la gripe se observan con menor frecuencia en los casos de COVID-19. La OMS también observa las siguientes diferencias entre los dos:
  • El período de incubación de la gripe es menor al del COVID-19.
  • La transmisión del virus antes de desarrollar síntomas puede provocar muchas infecciones en el caso de la influenza. Sin embargo, la transmisión asintomática no parece desempeñar un papel tan importante en el caso de COVID-19.
  • El porcentaje de personas que desarrollan síntomas o complicaciones graves pareciera mayor para COVID-19 que para la gripe.
  • COVID-19 parece afectar a los niños con menos frecuencia que la gripe.
  • Actualmente no se cuenta con una vacuna o antivirales para combatir el COVID-19. Sin embargo, se dispone de intervenciones para tratar la gripe.

¿En qué se diferencian los síntomas de COVID-19 de los síntomas de la rinitis alérgica?

La fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica, es otra afección que puede causar síntomas respiratorios. Se presenta debido a la exposición a alérgenos en su entorno, como polen, moho, polvo o caspa de mascotas. Los síntomas de la rinitis alérgica incluyen:
  • nariz congestionada o con secreción
  • tos
  • estornudos
  • picazón en los ojos, nariz o garganta
  • párpados hinchados o abultados
Uno de los síntomas característicos de la rinitis alérgica es la picazón, que no se observa en COVID-19. Además, esta afección no está asociada con síntomas como fiebre o falta de aliento.

¿Qué deberías hacer si crees que tienes síntomas de COVID-19?

Si crees que tienes síntomas de COVID-19, aquí te decimos lo que debes hacer:
  • Monitorea tus síntomas. No todas las personas contagiadas con COVID-19 tienen que ser hospitalizadas. Sin embargo, monitorear tus síntomas es importante ya que pueden empeorar en la segunda semana de la enfermedad.
  • Ponte en contacto con tu médico. Incluso si tus síntomas son leves, sigue siendo una buena idea llamar a tu médico para informarle acerca de tus síntomas y los posibles riesgos de exposición.
  • Hazte las pruebas. Tu médico puede trabajar con las autoridades sanitarias locales y los CDC para evaluar los síntomas y el riesgo de exposición para determinar si necesitas hacerte la prueba de COVID-19.
  • Mantente aislado. Planifica aislarte en tu casa hasta que la infección haya desaparecido. Intenta mantenerte separado de otras personas en tu hogar, utilizando un dormitorio y baño separados, si es posible.
  • Busca ayuda. Si tus síntomas empeoran, busca atención médica inmediata. Asegúrate de llamar con anticipación a la clínica u hospital antes de llegar. Usa una máscara facial, si tienes una a mano.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

El riesgo de contraer SARS-CoV-2 es mayor si has:
  • vivido o viajado a un área donde la enfermedad de COVID-19 se ha extendido o ya hay transmisión comunitaria
  • estado en contacto estrecho con alguien que tiene una infección confirmada
Los médicos aún están tratando de entender quién tiene un mayor riesgo de desarrollar un caso grave de COVID-19. Actualmente, los factores de riesgo de enfermedad grave parecen ser:
  • la edad avanzada
  • tener afecciones de salud subyacentes, como diabetes, presión arterial alta y afecciones cardíacas o pulmonares crónicas

¿Qué puedes hacer para protegerte del coronavirus?

Sigue los siguientes consejos para protegerte y proteger a otros de una infección por SARS-CoV-2:
  • Lávate las manos. Asegúrate de lavarte las manos con frecuencia con agua tibia y jabón. Si no tienes lo necesario a mano, usa un desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Evita tocarte la cara. Tocarte la cara o la boca si no te has lavado las manos puede transferir el virus a estas áreas y eso puede hacer que te enfermes.
  • Mantén la distancia. Evita el contacto estrecho con personas enfermas. Si estás cerca de alguien que tose o estornuda, trata de mantenerte al menos a 3 pies de distancia (más o menos un metro).
  • No compartas artículos personales. Compartir artículos como cubiertos y vasos puede propagar el virus.
  • Cuando tosas o estornudes, cubre tu boca. Trata de toser o estornudar en el ángulo interior del codo o en un pañuelo desechable. Asegúrate de deshacerte rápidamente de los pañuelos usados.
  • Quédate en casa si estás enfermo. Si ya estás enfermo, planea quedarte en casa hasta que te recuperes.
  • Limpia las superficies. Usa aerosoles o toallitas de limpieza para el hogar para limpiar superficies que todos tocan todo el tiempo, como perillas de puertas, teclados y encimeras.
  • Mantente informado. Los CDC actualizan continuamente la información en cuanto esté disponible y la OMS publica informes de situación diarios.

En conclusión

COVID-19 es una enfermedad respiratoria causada por SARS-CoV-2, una infección con el nuevo coronavirus. Los principales síntomas de COVID-19 incluyen tos, fiebre y dificultad para respirar. Dado que COVID-19 puede volverse grave, es importante reconocer en qué se diferencian sus síntomas de otras afecciones. Puedes hacerlo considerando cuidadosamente tus síntomas, su desarrollo y tu riesgo de exposición al SARS-CoV-2. Si crees que tienes COVID-19, llama a tu médico. Él o ella puede ayudar a determinar si necesitas hacerte la prueba. Planifica quedarte en casa hasta que te recuperes, pero siempre busca tratamiento de emergencia si tus síntomas comienzan a empeorar. Actualmente no se cuenta con vacunas o antivirales para combatir el COVID-19. Sin embargo, las medidas sencillas pueden ayudar a protegerte a ti y a los demás. Estas incluyen lavarte las manos con frecuencia, no tocarte la cara y quedarte en casa si estás enfermo. Leer el artículo en Inglés