Resumen

La natación es la causa más común del agua en los oídos, pero es posible que quede agua atrapada en tu conducto auditivo al estar expuesto de otras maneras al agua también. Si esto sucede, puedes tener una sensación de cosquilleo en tu oído. Esta sensación se puede extender a tu mandíbula o garganta. Es posible que tampoco escuches bien o solo escuches sonidos débiles.

Usualmente, el agua se drena sola. Si no es así, el agua atrapada puede ocasionar una infección de oído. Este tipo de infección de oído en el conducto auditivo externo de tu oído externo se llama otitis externa.

No es difícil que tú mismo elimines el agua del oído. Estos 12 consejos pueden ayudarte.

Cómo eliminar el agua de tu conducto auditivo

Si queda agua atrapada en tu oído, puedes intentar varios remedios caseros para resolverlo:

1. Sacude tu lóbulo

Este primer método puede agitar el agua hasta hacerla drenar de tu oído de inmediato.

Sacude o frota suavemente tu lóbulo mientras inclinas tu cabeza hacia abajo y hacia tu hombro.

También puedes agitar tu cabeza de lado a lado mientras estás en esta posición.

2. Deja que la gravedad se ocupe

Con esta técnica, la gravedad deberá ayudar a que el agua se drene de tu oído.

Recuéstate de lado durante unos minutos con tu cabeza sobre una toalla para que absorba el agua. El agua podría salir lentamente de tu oído.

3. Crea un vacío

Este método creará un vacío que puede expulsar el agua.

  1. Inclina tu cabeza hacia un lado y apoya tu oído en la palma de tu mano, formando un sello hermético.
  2. Presiona tu mano suavemente sobre tu oído y aplica presión hacia atrás y hacia adelante en movimientos rápidos, estirando tu mano cuando presiones y creando vacío cuando la retiras.
  3. Inclina tu cabeza hacia abajo para permitir que el agua drene.

4. Utiliza una secadora de pelo

El calor de la secadora de pelo puede ayudar a evaporar el agua dentro de tu conducto auditivo.

  1. Enciende tu secadora de pelo en el nivel más bajo.
  2. Sostenla a aproximadamente un pie de distancia de tu oído y muévela hacia adelante y hacia atrás.
  3. Mientras jalas tu lóbulo hacia abajo, deja que el aire caliente sople en tu oído.

5. Prueba con gotas de alcohol y vinagre

El alcohol puede ayudar a evaporar el agua en tu oído. El alcohol también funciona para eliminar el crecimiento de bacterias, lo cual puede prevenir infección. Si el agua atrapada se debe a acumulación de cerilla, el vinagre puede ayudar a expulsarla.

  1. Combina partes iguales de alcohol y vinagre para preparar gotas óticas.
  2. Con un gotero estéril, aplica entre tres a cuatro gotas de esta mezcla en el oído.
  3. Frota suavemente el exterior de tu oído.
  4. Espera 30 segundos e inclina tu cabeza hacia los lados para dejar que la solución se drene.

No utilices este método si tienes cualquiera de estas condiciones:

  • una infección del oído externo
  • un tímpano perforado
  • conductos de timpanostomía (diábolos)

Compra alcohol y vinagre en línea.

6. Utiliza gotas óticas de peróxido de oxígeno

Las soluciones de peróxido de oxígeno pueden ayudar a limpiar los residuos y la cerilla, los cuales pueden atrapar el agua en tu oído. Puedes encontrar gotas óticas en línea que contienen una combinación de urea y peróxido de hidrógeno, llamada peróxido de carbamida, para eliminar la cerilla de los oídos.

No utilices este método si tienes cualquiera de estas condiciones:

  • una infección del oído externo
  • un tímpano perforado
  • conductos de timpanostomía (diábolos)

7. Prueba con aceite de oliva

El aceite de oliva también puede ayudar a evitar una infección en tu oído, al igual que expulsar el agua.

  1. Calienta aceite de oliva en un tazón pequeño.
  2. Con un gotero limpio, coloca unas cuantas gotas de aceite en el oído afectado.
  3. Recuéstate sobre tu otro lado durante 10 minutos y luego siéntate e inclina tu oído hacia abajo. El agua y el aceite se deberían drenar.

Compra aceite de oliva en línea.

8. Prueba con más agua

Esta técnica puede sonar ilógica, pero realmente puede ayudar a sacar el agua de tu oído.

  1. Recostado de lado, llena el oído afectado con agua usando un gotero limpio.
  2. Espera 5 segundos y luego gira al otro lado, con el oído afectado hacia abajo. Debería drenarse toda el agua.

9. Medicamentos de venta libre

También hay una diversidad de gotas óticas de venta libre. La mayoría son a base de alcohol y pueden ayudar a reducir la humedad en tu conducto auditivo externo, al igual que matar las bacterias y retirar la cerilla y los residuos.

Compra gotas óticas en línea.

Cómo eliminar el agua de tu oído medio

Si tienes congestión del oído medio, dependiendo de la causa, la terapia con descongestionante o antihistamínico de venta libre puede ayudar. Sigue las instrucciones del producto. A continuación, encontrarás otros remedios que puedes probar.

10. Bosteza o mastica

Cuando el agua queda atrapada en tus trompas de Eustaquio, a veces mover tu boca puede ayudar a abrirlos.

Bosteza o mastica goma de mascar para aliviar la tensión en tus trompas de Eustaquio.

11. Realiza la maniobra de Valsalva

Este método también puede ayudar a abrir las trompas de Eustaquio cerradas. Ten cuidado de no soplar muy fuerte. Esto puede dañar tu tímpano.

  1. Respira profundo. Luego, cierra tu boca y aprieta suavemente tus fosas nasales con tus dedos.
  2. Sopla lentamente el aire de tu nariz. Si escuchas un sonido de explosión, significa que las trompas de Eustaquio se han abierto.

12. Utiliza vapor

El vapor caliente puede ayudar a liberar el agua de tu oído medio a través de tus trompas de Eustaquio. Prueba tomar una ducha caliente o darte un pequeño sauna con un tazón de agua caliente.

  1. Llena un tazón grande con agua caliente con vapor.
  2. Cubre tu cabeza con una toalla para preservar el vapor y coloca tu rostro encima del tazón.
  3. Inhala el vapor durante 5 o 10 minutos y luego inclina tu cabeza hacia el lado para drenar tu oído.

Qué no debes hacer

Si los remedios caseros no funcionan, no introduzcas algodones para los oídos, tu dedo o cualquier otro objeto en tu oído. Hacerlo puede empeorar las cosas de la siguiente forma:

  • Puede agregar bacterias al área
  • Puede empujar el agua más adentro de tu oído
  • Puede lastimar tu conducto auditivo
  • Puede perforar tu tímpano

Cómo evitar el problema

Estos consejos sencillos pueden ayudar a evitar que el agua quede atrapada en tu oído.

  • Utiliza tapones o una gorra para nadar cuando nades.
  • Después de estar durante un tiempo sumergido en el agua, seca muy bien el exterior de tu oído con una toalla.

Cuándo debes consultar a tu médico

El agua atrapada usualmente sale sin tratamiento. Si esto te ocasiona molestias, puedes probar uno de estos remedios caseros para ayudarte a aliviar tu molestia. Sin embargo, si el agua todavía sigue atrapada después de 2 a 3 días o si muestras señales de infección, deberás llamar a tu médico.

Si tu oído se inflama o hincha, es posible que hayas desarrollado una infección de oído. Una infección de oído puede convertirse en algo grave si no recibes tratamiento. Esto puede ocasionar pérdida auditiva u otras complicaciones como daños al cartílago u óseo.

Tu médico puede recetar medicamentos para eliminar la infección y aliviar el dolor.

Leer el artículo en Inglés