Con respecto a la prevención de la propagación de enfermedades infecciosas como COVID-19, nada es mejor que lavarte las manos de forma tradicional.

Pero si no tienes agua y jabón a mano, la mejor alternativa es utilizar un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga al menos 60% de alcohol, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

A menos que tengas una reserva de desinfectante para manos comercial, es probable que tengas dificultades para encontrarlo en una tienda o en línea en este momento. Debido a la rápida propagación del nuevo coronavirus, la mayoría de los minoristas no pueden cubrir la demanda de desinfectante para manos.

Una buena noticia: Todo lo que necesitas para hacer desinfectante para manos en tu casa son tres ingredientes. Sigue leyendo para aprender cómo hacerlo.

Hacer tu propio desinfectante para manos es fácil y solo requiere unos pocos ingredientes:

  • isopropanol o alcohol isopropílico (volumen de alcohol del 99%)
  • gel de aloe vera
  • un aceite esencial, como el aceite de árbol de té o aceite de lavanda, o puedes usar jugo de limón en su lugar

La clave para hacer un desinfectante eficaz que elimine los gérmenes es ser preciso con la proporción 2:1 de alcohol y aloe vera. Esto mantiene el contenido de alcohol alrededor del 60%. Este es el porcentaje mínimo necesario para matar la mayoría de los gérmenes, según los CDC.

El Dr. Rishi Desai, director médico de Osmosis y anterior funcionario del servicio de inteligencia epidémica en la división de enfermedades virales de los CDC, dice que la siguiente receta de desinfectante de manos eliminará el 99.9% de los gérmenes después de 60 segundos.

Receta de desinfectante para manos

Esto es lo que necesitarás

  • 3/4 taza de isopropanol o alcohol isopropílico (99%)
  • 1/4 taza de gel de aloe vera (para ayudar a mantener tus manos suaves y contrarrestar la irritabilidad del alcohol)
  • 10 gotas de aceite esencial, como el aceite de lavanda, o puedes usar jugo de limón

Instrucciones:

  • Vierte todos los ingredientes en un tazón, idealmente uno con una boquilla para verter como un recipiente de medición de vidrio.
  • Mezcla con una cuchara y luego bate con un batidor para convertir el desinfectante en un gel.
  • Vierte los ingredientes en una botella vacía para que puedas usarlo fácilmente y etiquétalo como “desinfectante para manos”.

Jagdish Khubchandani, PhD, profesor asociado de ciencias de la salud en Ball State University, compartió una fórmula parecida.

Su fórmula desinfectante para manos combina:

  • dos partes de alcohol isopropílico o etanol (91% a 99% de alcohol)
  • una parte de aloe vera
  • unas gotas de aceite de clavo, eucalipto, menta u otro aceite esencial

Si haces desinfectante para manos en casa, Khubchandani dice que debes seguir al pie de la letra estos consejos:

  • Prepáralo sobre un espacio limpio. Limpia la superficie donde vayas a hacer el desinfectante con una solución de cloro previamente diluida.
  • Lávate bien las manos antes de hacer el desinfectante.
  • Para mezclar, bate con una cuchara limpia. Lava bien estos artículos antes de usarlos.
  • Asegúrate de que el alcohol que uses para el desinfectante para manos no esté diluido.
  • Mezcla bien todos los ingredientes hasta que estén bien integrados.
  • No toques la mezcla con las manos hasta que esté lista para usar.

Si quieres hacer una mayor cantidad de desinfectante para manos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene una fórmula para un desinfectante que utiliza:

  • alcohol isopropílico o etanol
  • agua oxigenada
  • glicerol
  • agua destilada estéril o agua hervida fría

En estos días, hay muchas recetas de desinfectante para manos en internet, pero ¿son seguras?

Estas recetas, incluyendo las anteriores, son para uso de profesionales que cuentan con la experiencia y los recursos necesarios para hacer desinfectantes para manos caseros. El desinfectante para manos casero solo se recomienda en situaciones extremas cuando no puedes lavarte las manos en un futuro inmediato.

Los ingredientes o proporciones inadecuados pueden provocar:

  • falta de efectividad, lo que significa que el desinfectante puede no eliminar eficazmente el riesgo de exposición a algunos o todos los microbios
  • irritación, lesiones o quemaduras en la piel
  • exposición a productos químicos peligrosos por inhalación

Tampoco se recomienda que los niños usen desinfectante para manos casero. Los niños pueden ser más propensos a usar el desinfectante para manos de manera inadecuada, lo que podría conducir a un mayor riesgo de lesiones.

Cuando usas desinfectante para manos, debes frotarlo en tu piel hasta que tus manos estén secas. Y, si tienes las manos grasosas o sucias, debes lavarte primero con agua y jabón.

Con eso en mente, aquí te damos algunos consejos para usar el desinfectante para manos de manera efectiva.

  1. Rocía o aplica el desinfectante en la palma de una mano.
  2. Frota bien tus manos. Asegúrate de cubrir toda la superficie de tus manos y tus dedos.
  3. Continúa frotando durante 30 a 60 segundos o hasta que tus manos estén secas. Para que el desinfectante para manos pueda eliminar la mayoría de los gérmenes, podría tomar al menos 60 segundos, y algunas veces más tiempo.

Según los CDC, un desinfectante para manos a base de alcohol que cumpla con los requisitos de volumen de alcohol puede reducir rápidamente la cantidad de microbios en tus manos. También puede ayudar a destruir una amplia gama de agentes o patógenos causantes de enfermedades en tus manos, incluido el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Sin embargo, incluso los mejores desinfectantes para manos a base de alcohol tienen limitaciones y no eliminan todo tipo de gérmenes.

Según los CDC, los desinfectantes para manos no eliminarán productos químicos potencialmente dañinos. Tampoco son efectivos para eliminar los siguientes gérmenes:

  • norovirus
  • criptosporidio (que causan la criptosporidiosis)
  • clostridium difficile (también conocido como C. difficile)

Además, un desinfectante para manos podría no funcionar bien si tus manos están visiblemente sucias o grasosas. Esto podría suceder después manipular alimentos, trabajar afuera, hacer jardinería o practicar un deporte.

Si tus manos se ven sucias o pegajosas, opta por el lavado de manos en lugar de un desinfectante para manos.

Saber cuándo es mejor lavarse las manos y cuándo los desinfectantes de manos pueden ser útiles es fundamental para protegerte del nuevo coronavirus y de otras enfermedades, como el resfriado común y la gripe estacional.

Si bien ambos sirven para algo, lavarte las manos con agua y jabón siempre debe ser la prioridad, según los CDC. Solo usa desinfectante para manos si no tienes agua y jabón en una situación determinada.

También es importante que siempre te laves las manos:

  • después de ir al baño
  • después de sonarte la nariz, toser o estornudar
  • antes de comer
  • después de tocar superficies que podrían estar contaminadas

Los CDC brindan instrucciones precisas sobre la forma más efectiva de lavarse las manos. Esto es lo que recomiendan:

  1. Usa siempre agua limpia y del grifo. (Puede ser tibia o fría).
  2. Mójate las manos primero, luego cierra la llave del agua y enjuágalas con jabón.
  3. Frota tus manos con el jabón durante al menos 20 segundos. Asegúrate de restregar el dorso de tus manos, entre los dedos y debajo de las uñas.
  4. Abre la llave del agua y enjuaga tus manos. Usa una toalla limpia o seca al aire.

El desinfectante para manos es una forma práctica de ayudar a prevenir la propagación de gérmenes cuando no hay agua y jabón a mano. Los desinfectantes para manos a base de alcohol pueden mantenerte seguro y reducir la propagación del nuevo coronavirus.

Si no has podido encontrar desinfectante para manos en las tiendas locales y no te puedes lavar las manos, puedes hacer tu propio desinfectante. Solo necesitas algunos ingredientes, como alcohol para frotar, gel de aloe vera y un aceite esencial o jugo de limón.

Si bien los desinfectantes para manos pueden ser una forma efectiva de deshacerte de los gérmenes, las autoridades de salud aún recomiendan lavarte las manos siempre que sea posible para mantener tus manos libres de virus y otros gérmenes que causan enfermedades.

Lee el artículo en Inglés.