La artritis psoriásica es un tipo de artritis inflamatoria que afecta a algunas personas con psoriasis. La psoriasis es una condición que causa que se formen manchas rojas escamosas en la piel.

Afecta a aproximadamente 30% de las personas con psoriasis, y es más común en personas entre los 30 y 50 años de edad. No existe conexión entre la gravedad de la psoriasis y la gravedad de la artritis psoriásica.

La artritis psoriásica usualmente se desarrolla después de que aparece la psoriasis, pero algunas personas desarrollan dolor de articulaciones antes de notar cualquier síntoma relacionado con la piel.

A continuación, encontrarás 11 síntomas que debes observar si crees que podrías tener artritis psoriásica.

La artritis psoriásica causa inflamación en las articulaciones, lo cual puede causar dolor, sensibilidad y rigidez. Podrías sentir esto en una sola articulación o en varias.

La artritis psoriásica usualmente afecta las rodillas, dedos de las manos y pies, tobillos y área lumbar. Los síntomas de dolor y rigidez pueden desaparecer ocasionalmente, luego regresar y empeorar en otros momentos. La remisión es cuando los síntomas desaparecen por un tiempo. Cuando empeoran, se llama recaída.

La hinchazón en las articulaciones debido a la inflamación es una de las señales comunes de la artritis psoriásica. El tejido inflamado produce calor, así que tus articulaciones también se pueden sentir calientes al tacto.

Los cambios en tus uñas, como cavidades, pueden ser una señal temprana de la artritis psoriásica. Las uñas con cavidades parecen rugosas o irregulares. La psoriasis en sí también puede afectar las uñas, haciéndolas parecer como que tienen una infección fúngica.

Según la Clínica Mayo, las personas con cambios psoriásicos en sus uñas se encuentran en mayor riesgo de desarrollar artritis psoriásica.

Las uñas que se caen o separan de su base, llamado onicólisis, también pueden ser una señal de artritis psoriásica. Esto puede suceder con o sin cavidades.

La artritis psoriásica puede ocasionar una condición llamada espondilitis, la cual causa hinchazón en las articulaciones de tu columna. En algunos casos, las articulaciones sacroilíacas (articulaciones SI) de la pelvis en realidad de fusionan entre sí.

La artritis psoriásica puede empezar en las articulaciones más pequeñas como las de los dedos de las manos y los pies, y progresar a partir de allí. A los dedos de las manos y los pies hinchados como salchichas, se les llama dactilitis, son una característica de la artritis psoriásica.

Contrario a otros tipos de artritis, la artritis psoriásica tiende a hacer que todos tus dedos de las manos y los pies se vean hinchados, en lugar de solamente la articulación.

Las personas con artritis psoriásica pueden experimentar problemas oculares, como inflamación y enrojecimiento. Si tus ojos están inflamados, puedes notar irritación, dolor o enrojecimiento en y alrededor del ojo. También puedes notar cambios en tu visión.

El dolor en los pies y tobillos puede ser una indicación de artritis psoriásica. Las personas con artritis psoriásica con frecuencia desarrollan entesitis, que es dolor en los lugares en donde los tendones unen los huesos. Esto tiende a aparecer como dolor, hinchazón y sensibilidad en tu talón (tendón de Aquiles) o en la planta de tu pie.

La entesitis también puede incluir el codo, causando algo similar a codo de tenista. Los síntomas de la entesitis que afectan el codo incluyen dolor, sensibilidad y problemas para mover el codo.

Una posible señal de artritis psoriásica es un rango de movimiento reducido en tus articulaciones. Podrías sentir dificultad para extender tus brazos, doblar tus rodillas o inclinarte hacia adelante. También puedes tener problemas para usar tus dedos con eficiencia. Esto puede causar problemas a las personas que trabajan con sus manos de cualquier manera, incluso al usar un teclado o dibujar.

Una sensación general de fatiga, que oscila desde cansancio hasta agotamiento, es un síntoma común en las personas con artritis psoriásica. Puedes empezar a sentir dificultad para pasar el día si no tomas una siesta.

No todas las personas con psoriasis desarrollan artritis psoriásica, pero es importante conocer sus síntomas si tienes psoriasis. Tratar la artritis psoriásica de manera temprana puede ayudarte a evitar lesiones adicionales a las articulaciones, así que asegúrate de informar cualquier síntoma nuevo o inusual a tu médico.

Leer el artículo en Inglés