El acné hormonal es exactamente lo que parece: acné vinculado a cambios en las hormonas.

Si bien normalmente se asocia con cambios hormonales durante la pubertad, el acné hormonal puede afectar a adultos de cualquier edad. Es especialmente común en las mujeres. Varios factores pueden contribuir a esto, incluyendo la menstruación y la menopausia.

Se estima que el 50 por ciento de las mujeres entre los 20 a 29 años tienen acné, así como el 25 por ciento de las mujeres entre los 40 a 49 años.

Las opiniones de los expertos están divididas cuando se trata de acné hormonal. Si bien la Clínica Mayo dice que las hormonas generalmente no son un factor en el acné en adultos, los desequilibrios hormonales pueden contribuir al acné en adultos con afecciones médicas subyacentes.

En otros casos, los adultos con acné pueden no tener problemas hormonales “cuantificables”. Esto puede dificultar el diagnóstico y el tratamiento.

Sigue leyendo para saber cómo se ve el acné hormonal, qué lo causa y cómo eliminar los brotes.

Durante la pubertad, el acné hormonal suele aparecer en la zona T. Esta zona incluye tu frente, nariz y barbilla.

El acné hormonal del adulto suele formarse en la parte inferior de la cara. Esto incluye la parte inferior de las mejillas y alrededor de la mandíbula.

Para algunas personas, el acné hormonal toma la forma de puntos negros, puntos blancos y pequeños granos que llegan a la cabeza o quistes.

Los quistes se forman profundamente debajo de la piel y no salen a la superficie. Estos bultos suelen ser sensibles al tacto.

El acné hormonal puede ser causado por la afluencia de hormonas de:

  • la menstruación
  • el síndrome de ovario poliquístico (PCOS, en inglés)
  • la menopausia
  • niveles altos de andrógenos

Específicamente, estos cambios hormonales pueden agravar los problemas del acné al aumentar:

  • la inflamación general de la piel
  • la producción de aceite (sebo) en los poros
  • las células de la piel obstruidas en los folículos pilosos
  • la producción de bacterias que causan acné llamadas Propionibacterium acnes

Muchas mujeres comienzan a experimentar la menopausia entre los 40 y los 50 años. Esto provoca una disminución natural de las hormonas reproductivas, lo que provoca el fin de la menstruación.

Algunas mujeres experimentan acné durante la menopausia. Es probable que esto se deba a una caída en los niveles de estrógeno o un aumento en las hormonas andrógenas como la testosterona.

Es posible que aún experimentes acné menopáusico incluso si estás utilizando terapias de reemplazo hormonal (TRH) para aliviar los síntomas de la menopausia. Esto se debe a que algunas TRH utilizan un influjo de la hormona progestina para reemplazar el estrógeno y la progesterona que pierde tu cuerpo. La introducción de esta hormona en tu sistema puede hacer que se produzcan imperfecciones en la piel.

En la mayoría de los casos, los medicamentos recetados pueden eliminar el acné menopáusico. Algunas mujeres pueden tener éxito utilizando métodos de tratamiento naturales. Habla con tu médico sobre las opciones adecuadas para ti.

A menos que tu acné hormonal sea leve, los productos de venta libre (OTC, en inglés) generalmente no funcionan bien.

Esto se debe a que el acné hormonal generalmente toma la forma de protuberancias quísticas. Estos bultos se forman profundamente debajo de la piel, fuera del alcance de la mayoría de los medicamentos tópicos.

Los medicamentos orales pueden actuar de adentro hacia afuera para equilibrar las hormonas y limpiar la piel. Las opciones comunes incluyen anticonceptivos orales y medicamentos antiandrógenos.

Anticonceptivos orales

Los anticonceptivos orales usados específicamente para el tratamiento del acné contienen etinilestradiol más uno de los siguientes:

  • drospirenona
  • norgestimate
  • noretindrona

Juntos, estos principios apuntan a las hormonas que pueden contribuir al acné. Esto puede ser especialmente útil durante los picos hormonales, como durante la ovulación.

Es posible que los anticonceptivos orales no sean una opción para ti si tienes antecedentes de formación de coágulos sanguíneos, presión arterial alta o cáncer de mama. Tampoco debes tomarlos si fumas.

Fármacos antiandrógenos

Los fármacos antiandrógenos actúan al disminuir las hormonas masculinas denominadas andrógenos. Tanto hombres como mujeres tienen niveles naturales de esta hormona. Sin embargo, demasiado andrógeno puede contribuir a los problemas del acné, interfiriendo con los folículos pilosos que regulan las células de la piel y aumentando la producción de grasa.

Aunque la espironolactona (Aldactone) se usa principalmente para tratar la presión arterial alta, tiene efectos antiandrógenos. En otras palabras, puedes evitar que tu cuerpo produzca más andrógenos y permitir que tus niveles hormonales se estabilicen.

Retinoides

Si tu acné hormonal es leve, es posible que puedas usar retinoides tópicos. Los retinoides se derivan de la vitamina A.

Muchas cremas, geles y lociones con retinoides son OTC. Pero es posible que quieras ver a tu médico para obtener una formulación recetada. Un producto recetado suele ser la forma más eficaz de mantener la piel siempre limpia.

Si agregas un retinoide tópico a tu régimen, es importante que te apliques protector solar a diario. Los retinoides pueden aumentar tu riesgo de sufrir quemaduras solares.

En algunos casos, puedes usar opciones de tratamiento a base de plantas para aclarar el acné hormonal leve.

Los tratamientos naturales generalmente no tienen los efectos secundarios que a veces causan las opciones recetadas. Pero podrían no ser tan efectivos. Se carece de investigación sobre opciones naturales y, hasta el momento, no se ha demostrado que produzcan resultados. Habla con tu médico sobre los riesgos potenciales y asegúrate de que el tratamiento no interactúe con ningún medicamento que tomes actualmente.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té actúa al disminuir la inflamación que puede contribuir al acné. Un estudio encontró que el 5 por ciento de aceite de árbol de té tópico alivió los síntomas en participantes con acné de leve a moderado.

El aceite de árbol de té está disponible en muchos productos para el cuidado de la piel, como limpiadores y tónicos. También puedes usar aceite esencial de árbol de té como tratamiento para las manchas.

Siempre debes diluir el aceite esencial de árbol de té con un aceite base antes de usarlo. Los aceites base populares incluyen aceites de coco, jojoba y oliva. La regla general es agregar aproximadamente 12 gotas de aceite base por cada una o dos gotas de aceite esencial.

También es importante hacer una prueba de parche en la piel antes de usar aceite esencial de árbol de té diluido. Para hacer esto, aplica el aceite diluido en el interior de tu antebrazo. Si no experimentas irritación o inflamación dentro de las 24 horas, debería ser seguro aplicarlo en otra área.

Alfa hidroxiácidos

Los alfa hidroxiácidos (AHA) son ácidos vegetales derivados principalmente de frutas cítricas. Los AHA pueden ayudar a eliminar el exceso de células muertas de la piel que obstruyen los poros. Como beneficio adicional, los AHA pueden ayudar a minimizar la apariencia de las cicatrices del acné.

Los AHA se pueden encontrar en muchas mascarillas y cremas de venta libre. Al igual que con los retinoides, los AHA pueden aumentar la sensibilidad de la piel al sol. Siempre debes usar protector solar cuando uses productos con AHA.

Té verde

El té verde es conocido por disminuir la inflamación en el cuerpo. Para un enfoque más holístico, considera beber algunas tazas al día además de practicar tu régimen tópico para el cuidado de la piel. Puedes encontrar una gran selección de tés verdes aquí. Las lociones y geles que contienen al menos un 2 por ciento de extracto de té verde pueden ser beneficiosos.

El papel exacto entre la dieta y el acné hormonal no se comprende completamente. Algunos alimentos pueden ayudar a prevenir el acné, en particular los que combaten la inflamación.

Los alimentos de origen vegetal con alto contenido de antioxidantes pueden ayudar a reducir la inflamación y promover una piel más limpia. Los ácidos grasos omega-3 también pueden disminuir la inflamación de la piel.

Contrario a la creencia popular, la comida chatarra por sí sola no causa acné. Pero comer demasiado de ciertos alimentos podría incrementar la inflamación.

Puedes considerar limitar tu consumo de:

  • azúcar
  • productos lácteos
  • carbohidratos refinados, como pan blanco y pasta
  • carnes rojas

Para eliminar el acné hormonal y mantenerlo bajo control, es importante establecer una rutina de cuidado de la piel adecuada.

Si bien la evolución exacta para el acné hormonal varía de persona a persona, ser proactivo puede ayudar a prevenir los brotes relacionados. Por lo general, un nuevo plan de tratamiento contra el acné tarda entre ocho y 10 semanas en surtir efecto.

Si tu acné persiste, habla con tu médico o dermatólogo sobre un plan de tratamiento a largo plazo. Puedes revisar tu régimen actual e incorporar diferentes tratamientos para maximizar tus resultados.

Lee el artículo en inglés.